Martes, 23 Octubre 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 09 Octubre 2018 17:27

¿Cuánto pagarán las usuarios para compensar a las empresas de gas?

Por El País Diario

Enargas autorizó incrementos de los cargos fijos de las facturas para los usuarios residenciales en un 19,67%. Además, por consumo, habilitó un aumento de más del 60%.

 

El aumento de la tarifa de gas se dio en capítulos en esta oportunidad. En el capítulo I el Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) autorizó a partir de este mes de octubre los incrementos de los cargos fijos de las facturas para los usuarios residenciales en 19,67%. Para el caso de los cargos por consumo las subas van del 60% al 63% para categoría R1 y de 21% a 22% para las categorías más altas. Para los comercios y pequeñas industrias (SGP1 y SGP2) regirá un límite de incremento del 50 por ciento. Esto tendrá influencia en forma directa en los precios de los bienes que se producen y comercializan por lo cual también perjudica a los consumidores por doble vía de usuario residencial y consumidor final

El capítulo I vino con fuerte recortes divididos en 3 partes:

Recorte Tarifa Social: Por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires un hogar R1 con consumo de gas hasta 83 m3 tiene tarifa social. Superado ese tope paga tarifa plena. R1 en CABA es hasta 200 m3.

No más tope de 300%: consistía en un tope de facturación para usuarios residenciales a fin de que el monto total facturado a un usuario residencial, para un determinado período de facturación, por consumos realizados no superase en más de un (300%) el monto total facturado al mismo usuario para el mismo período correspondiente al año anterior.

No más bonificación: ya no habrá a partir de este mes bonificación de 10 % para usuarios que consuman 20 % menos de Gas que el año anterior mismo período. Solo por este ítem el Estado deja de subsidiar $ 2350 millones.

El capítulo II comenzó el viernes pasado y finalizó ayer. Consiste en la compensación a las empresas productoras por la devaluación a partir de Enero de 2019. Enargas argumenta: "Para las diferencias entre el precio del gas previsto en los contratos y el precio de gas reconocido en las tarifas finales de las prestadoras del servicio de distribución, valorizadas por el volumen de gas comprado desde el 1º de abril y hasta el 30 de setiembre de 2018".

Más allá de las explicaciones que ofreció Javier Iguacel, Secretario de Energía de la Nación lo importante es saber cuánto deberíamos pagar si como quedo claro no hay marcha atrás en la resolución del Enargas.

A través de la calculadora desarrollada por CEPA (Centro de Economía Política) tomamos 2 ejemplos de cuanto deberán pagar en 24 cuotas hogares de la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires.

Para el caso I de la provincia de Buenos Aires sobre un consumo constante de 150 m3 de Mayo a Septiembre el recargo va evolucionando por mes al ritmo del tipo de cambio del período pasando de Mayo de $ 131,30 a Septiembre en $ 641,55 sumando un total de $ 1639,10. Ese total dividido 24 cuotas da como resultado una cuota mensual de $ 98,88, con la tasa de interés incluida.

Para el caso II de la Ciudad de Buenos Aires sobre un consumo variable de 200 a 150 m3 de Mayo a Septiembre el recargo va evolucionando por mes al ritmo del tipo de cambio del período pasando de Mayo de $ 175 a Septiembre en $ 641,55 sumando un total de $ 1853,15. Ese total dividido 24 cuotas da como resultado una cuota mensual de $ 111,79, con la tasa de interés incluida.

El mismo Informe del CEPA muestra que en términos comparativos un hogar que pagaba en 2015 el ridículo precio de una Pizza de $ 150, paso a pagar el precio del servicio de cable hasta junio de 2018 por $ 1942 a una cena gourmet para dos a partir de Julio de 2018 por $ 2921. El esfuerzo realizado por los usuarios los años anteriores se lo fue devorando la devaluación para un servicio como es el gas con costos dolarizados. En este volver a empezar de nuevo los usuarios arrancan en un peor escenario donde los salarios se cobran en pesos y perdieron poder adquisitivo frente a la inflación y a la devaluación. Para el caso de la Industria y el Comercio con caída de la actividad económica y el consumo este costo adicional encuentra una nueva excusa para erosionar su rentabilidad por que le es difícil derivar el aumento a precio.

Fuente: Ámbito