Lunes, 10 Diciembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Economía

El juez Ariel Lijo rechazó las pretensiones de implicados en el caso Ciccone para que dejaran de ser testigos en la causa uno de los fundadores de la imprenta, Nicolás Ciccone, y su yerno Guillermo Reinwick.

No obstante, Lijo hizo lugar al planteo para que no sean querellantes, tal como lo habían solicitado las defensas de Alejandro Río Turbio Vandenbroele, cara visible de The Old Fund (a cargo de la administración de la ex Ciccone), y de José Núñez Carmona, amigo y socio del vicepresidente Amado Honestidad Boudou.

Estas tres resoluciones se dieron en el marco de la causa que investiga las irregularidades en el levantamiento de la quiebra de la firma Ciccone, y por la que el fiscal Jorge Di Lello solicitó las indagatorias de Boudou, Vandenbroele, Núñez Carmona y del titular de la AFIP Ricardo Modestia Echegaray, entre otros..
"Si sigue la especulación es todo como un efecto dominó", dijo y culpó de la inflación a los mercados financieros y a los medios por realizar un "intento de desestabilización"

"Un intento de desestabilización". Cristina La Muchacha Progre volvió a criticar a los mercados financieros de "querer volar por los aires al Gobierno" y acusó a los medios de comunicación de "hacerles el juego". En un acto realizado en Casa Rosada, la Presidenta también volvió a defender el programa de Precios Cuidados y pidió "que los argentinos defiendan su bolsillo".

Cristina Kirchner citó las declaraciones del economista Miguel Bein, que argumentó que la disparada del dólar se debió a un "intento de desestabilización". "Se agradece el aporte a la comprensión (de Bein), a la racionalidad y al manejo de los mercados y de los grandes medios que hacían el juego a Cavallo y a todo este intento. No sólo los mercados financieros intentaron desestabilizar, sino que fueron acompañados por algunos medios hegemónicos que hace tiempo me quieren volar por los aires", dijo la mandataria.

Después aludió al programa Precios Cuidados, queimpulsa el Gobierno para frenar la inflación. "Ahora van por el tema de los precios. Quiero felicitar al pueblo argentino que se está defendiendo de todos los que juegan con su bolsillo". Y advirtió: "Hay que cuidarse de los formadores de precios y toda la cadena de distribución y mayoreo".

Y acusó a empresarios por el incremento del precio de la yerba y afirmó que "están especulando" porque "no hay nada más argentino que la yerba". "Mienten", aseguró la mandataria y se preguntó "¿cuál es el motivo para que aumente la yerba? Esto se llama especulación, lisa y llana". Además, señaló que las denuncias sobre irregularidades en los precios cuidados se registraron, en más de un 80 por ciento, en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. No fue la única crítica que lanzó contra los medios. "Antes que nada, un poquito de disculpas por la cadena nacional. Hace a la democracia y a la libertad de información. Queremos que se enteren que las cosas que hoy han pasado en la Argentina. Si no utilizamos este medio, esto no sale en ningún lado, sino parece que nos estamos rascando", dijo.

Por último, atacó directamente a La Nación. "Le pido a la Justicia que le haga un favor al país. Que La Nación pague los 330 millones de pesos que debe de impuestos que no pagó", aseguró la Muchacha Progre.
Sin embargo, La Nación ya le explicó a sus lectores que bajo ningún concepto registra aportes previsionales impagos, pues éstos siempre se han abonado en tiempo y forma. Lo que existe es una controversia judicial con el Estado nacional, iniciada contra éste por una treintena de medios de comunicación de la Capital y del interior -diarios, revistas y radios- entre los que se encuentra La Nación. La demanda de esos medios tiene origen en los llamados "planes de competitividad", que el propio Estado había diseñado para que el incremento de cargas impositivas no restara capacidad competitiva a las empresas periodísticas.

Entendiendo la gravedad que representaba el aumento de la presión impositiva para los medios, el Estado se comprometió entonces formalmente, mediante el decreto 746/03, a renovar ese esquema o a buscar un mecanismo sustituto a su vencimiento. En julio de 2003, venció el último plazo del régimen de competitividad, y el Estado no cumplió el compromiso de generar un régimen alternativo.

Ante esa situación, asociaciones que agrupan a los medios (televisión, radio y prensa) recurrieron a la Justicia, pidiendo que se mantuviera la situación existente o se fijara una alícuota reducida. La Justicia determinó, por una medida cautelar, que mientras se sustanciara la causa judicial de fondo iniciada contra el Estado correspondía que los medios litigantes siguieran computando los pagos efectuados por los aportes previsionales de la misma manera que lo habían hecho hasta entonces con los planes de competitividad.
El filósofo, historiador y ensayista, Juan José Sebreli, criticó duramente al kirchernismo y dijo que el ministro, Axel Kicillof “no tiene la menor noción de lo que es la economía”.

Carta Abierta “me aburre espantosamente. Es como ponerse a leer cosas viejas. Como leer declaraciones de John William Cook de 1950. Es la eterna repetición”, sostuvo Sebreli al ser consultado sobre un nuevo comunicado de la agrupación kirchnerista que advierte que “la patria está en peligro”. Para Sebreli, “estamos en una situación similar a la crisis que vivió (Juan Domingo) Perón en 1950, que luego se repitió en el 76 hasta que vino el ‘rodrigazo’ y luego en los primeros años del kirchnerismo”. “Ahora se acabo la fiesta”, advirtió.

“¿Y cuál fue el recurso de Perón y que también lo hace Cristina?”, se preguntó el filósofo. “Radicalizar el discurso”, contestó. “La época más totalitaria de Perón fue los últimos años, entre el ‘50 y ‘55. Fueron los años de los libros peronistas, la prisión para los opositores y los discursos incendiarios”, explicó en radio Mitre. Y continuó: “Es lo mismo que hace esta mujer con sus fuerzas de choque, y que las va a sacar a la calle indudablemente. Pero hay una diferencia entre el 1950 de Perón y el 2014 de Cristina: Perón era un muy pragmático y cambió. Dio un giro en su modelo económico sin decirlo. Se acercó a EE.UU. con préstamos, inversiones, etc. Se amigó con el campo, se frenó el subsidio a las empresas industriales y se paró el aumento de los salarios de la clase trabajadora, que provocaron grandes huelgas contra empresas estatales”.

“Y todo esto está empezando a ocurrir ahora”, advirtió Sebreli. “No tiene solamente a la oligarquía en contra, sino a la CGT y a la clase media y a la obrera”, describió. “No parece que Cristina estuviese dispuesta a hacer ese giro que hizo Perón que, de cualquier manera, no le sirvió de mucho porque nadie le tenía confianza”, analizó Sebreli. Para el ensayista, “el modelo económico populista está completamente equivocado: el predominio del mercado interno por sobre las exportaciones; el consumo por sobre la producción pagado o financiado con inflación, con déficit fiscal, o con saqueo al Central y a las cajas jubilatorias. Y finalmente cuando ya no hay mas caja, con un ajuste ortodoxo clásico”.

“Eso lo han hecho todos y esto es lo que hace esta mujer, pero actúa con gente totalmente ineficiente. Son peores que Rodrigo. Este hombre (Axel) Kicillof no tiene la menor noción de lo que es la economía”, disparó Sebreli. Luego, el historiador hizo un análisis sobre los gobiernos anteriores al kirnerismo que “toma un país que no estaba ya en llamas porque el que había apagado el incendio fue Duhalde, a su manera, mal, pero lo había apagado”, opinó. Néstor Kirchner “encuentra un país tranquilizado y con una situación externa favorable, cosa que no tuvo Domingo Cavallo con Carlos Memen”.

Por su parte, “De la Rúa empieza con una deuda fabulosa que le dejó Cavallo y la situación internacional era desfavorable”, describió y especuló con que “si De la Rúa hubiera aguantado seis meses más, hubiera terminado tranquilamente su gobierno”. “Mientras que a Kirchner todo le fue bien, más o menos gobernaba porque no había inflación aunque ya empezaba la corrupción aunque no se veía, se terminaron la condiciones del mundo. Ahí se terminó todo porque se les acabó la plata acumulada por la soja, ya que es la que mantiene el país en funcionamiento”, describió y agregó: “Sino fuese por la soja ¿donde estaríamos?”.

Por último, al ser consultado sobre la última afirmación de Carta Abierta que “la patria está en peligro”, Sebreli opinó que “el gobierno no es la patria, el sistema político en todo caso lo es. En un sistema democrático, el gobierno es de la mayoría y de la minoría. Pero acá no existe ni un sistema de partidos, porque los partidos están todos disueltos”.
“No hay una identificación del gobierno y de la patria, eso es un mito nacionalista”, opinó.
Martes, 04 Febrero 2014 08:56

Kirchnerismo a la parrilla

Por
Mientras Cristina La Muchacha Progre encabezará hoy un acto en Casa Rosada. El ministro del Interior, Florencio Maquinista Randazzo, dijo a la prensa que "no se ilusionen, no nos vamos a ir antes". Por su parte, el vicepresidente Amado Honestidad Boudou está más complicado por tres cartas documento que lo vinculan en forma directa con el caso Ciccone. Para completarla, Jorge Todo Terreno Capitanich acusó de por la suba de la carne a los "especuladores" y dijo que los economistas "son agentes encubiertos". El gobierno a la parrilla en tanto la inflación fogonea sin parar este momento caliente e indeseable de la década robada.

La Presidenta hablará a partir de las 19 en el salón de las Mujeres Argentinas, rodeada de ministros, funcionarios, gobernadores, sindicalistas y aplaudidores. En tanto, Randazzo dijo que "si algo caracteriza a Cristina y a quienes la acompañamos es que estamos dispuestos a dar esta pelea". "No se ilusionen, no nos vamos a ir antes", aclaró. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sintetizó así la postura del Gobierno frente a los rumores y versiones acerca de una eventual salida anticipada debido a la crisis económica. En una entrevista con radio Nacional Rock emitida, Randazzo dijo que "hay sectores que no se bancan que la política sea independiente de las corporaciones mediáticas y económicas". "Tienen candidatos dentro del oficialismo y dentro de la oposición", lanzó. "No tenemos que permitir que utilicen al peronismo al servicio de intereses que están alejados de lo que ha representado el peronismo históricamente", agregó.

Otro que está a las llamas es Boudou. Su mejor amigo y socio había muerto el lunes, dos días antes. El martes, Guillermo Reinwick caminó junto a su ataúd, rumbo al entierro. El miércoles, agobiado y casi sin dormir, se sentó y respondió la última carta documento que se cruzó con Alejandro Vandenbroele. Y así, sin consultar con nadie, la escribió. Se la envió al abogado monotributista, pero con el vicepresidente Amado Boudou como su verdadero destinatario final, según consta en la copia de tres misivas certificadas que obtuvo Vandenbroele lo había invitado a reunirse para contarle sus últimos movimientos como presidente de The Old Fund y de la ex Ciccone. Pero la réplica de Reinwick fue lapidaria: "No tengo nada que ver con las sociedades que menciona, por lo que no entiendo qué información me quiere dar", lo cruzó. Y remató: "La misma debe dársela a sus mandantes, los señores Amado Boudou y José María Núñez Carmona". Fechada el 19 de junio pasado, ésa fue la tercera y última carta documento que cruzaron Reinwick y Vandenbroele. Es decir, casi seis meses antes de que el yerno de Nicolás Ciccone se presentara ante el juez federal Ariel Lijo y afirmara, bajo juramento, que "Boudou y Núñez Carmona se robaron la empresa".

Por su parte, el jefe de Gabinete, Jorge Todo Terreno Capitanich, dijo hoy que el precio de la carne sube por culpa de "un conjunto de especuladores" y advirtió que el Gobierno tomará medidas para que se retrotraigan los aumentos en la mercadería. Además, el funcionario calificó a los economistas opositores a la gestión de Cristina Kirchner como "agentes encubiertos de grupos económicos". "Trabajamos a través de la Secretaría de Comercio para retrotraer los precios de la carne, pero hay un conjunto de especuladores, intermediarios, que ha establecido un mecanismo de incremento artificial del precio del ganado para presionar por exportaciones del país y obtener una ganancia con el diferencial de cambio. Sabemos cómo estos grupos articulan la estrategia ", afirmó Capitanich, durante su habitual conferencia de prensa. En ese marco, advirtió que el Gobierno tomará medidas para que los precios retrocedan y no se "especule con la mesa de los argentinos". "El secretario de Comercio va a actuar para que la carne tenga un valor que sea compatible con lo que hemos establecido", agregó.

Así lo comunicó el Ministerio de Energía y Minería pero no autorizaría aumentos en lo inmediato.

Página 230 de 230