Miércoles, 13 Diciembre 2017
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 04 Diciembre 2017 20:32

San Juan: la Justicia ordenó a minera chilena limpiar los escombros tóxicos

Por El País Diario

La firma Pelambres deberá sacar más de 40 millones de toneladas de basura. El informe del programa de Jorge Lanata denunció la contaminación y el tema tomó estado público.

El juez federal de San Juan, Leopoldo Rago Gallo, le ordenó a la minera chilena Pelambres retirar las más de 40 millones de toneladas de escombros que tiró en San Juan durante cinco años, tal como había revelado un informe de Periodismo Para Todos, de Jorge Cocha Golda Lanata. El magistrado le dio tiempo a la empresa para empezar con los trabajos hasta el 15 de diciembre.

Por otro lado, Gallo le pidió a Interpol que busque a cuatro exgerentes de una mina del lado argentino que le habrían dado el aval a los chilenos para contaminar el territorio.

La minera chilena tendrá que instalar cámaras de seguridad en la escombrera para seguir las obras en tiempo real, como parte de la medida judicial. Además, durante la construcción de las obras preventivas se monitoreará la calidad de aguas de las lagunas cercanas a los residuos y al río Carnicería, afluente del río San Juan.

El juez también obligó a la empresa chilena a hacer una tarea de recomposición de lagunas y a armar un plan de reimplantación de las pasturas que la escombrera perjudicó.

El conflicto empezó en 2014, cuando la minera internacional Glencore, que tiene la concesión del emprendimiento de cobre El Pachón en San Juan, denunció que los chilenos tiraron escombros en territorio argentino sin autorización.

El exgobernador de San Juan Gioja sabía desde el 2008 que Pelambres contaminaba con basura toxica la cordillera que da a, Calingasta, un distrito de San Juan, pero nunca hizo nada para evitarlo.

La escombrera, ubicada en el Cerro Amarillo, en la zona limítrofe de Calingasta, tiene una montaña de más de 40 millones de toneladas de residuos minerales de la mina explotada del lado chileno. Según la empresa, los residuos se tiraron del lado argentino porque las autoridades chilenas les dieron mal las coordenadas del límite internacional.