Lunes, 19 Noviembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Jueves, 08 Noviembre 2018 11:59

California: al menos 13 muertos y heridos en una fiesta universitaria

Por El País Diario

Un joven de 20 años ingresó al lugar y comenzó a disparar. Según los testigos se escucharon alrededor de 30 tiros. Arrojó granadas de humo.

Un sujeto con barba y sombrero entró a un bar en California donde se celebraba una fiesta universitaria, arrojó granadas de humo, atacó al vigilante de seguridad y abrió fuego al techo con una pistola negra.

Al menos 13 personas murieron y otras 12 se encuentran heridas de distinta gravedad. El autor del tiroteo también fue hallado sin vida por las autoridades policiales. La cifra fue confirmada por el Presidente Donald Trump.

“He sido completamente informado sobre el terrible tiroteo en California. La policía y los equipos de Respuesta Inmediata del Departamento de Seguridad Interna, junto con el FBI, están en escena. 13 personas, en este momento, han sido reportadas como muertas. Del mismo modo, el tirador está muerto, junto con el primer oficial de policía para entrar en el bar", publicó en Twitter.

La masacre ocurrió en el local Borderline Bar & Grill, ubicado en la localidad de Thousand Oaks, un barrio de las afueras de Los Ángeles, California. Según informaron las autoridades al momento del ataque, había alrededor de 100 personas en el lugar.

“Hay una escena horrible allí. Hay sangre por todos lados“, dijo el sheriff Geoff Dean a la prensa.

El sargento Ron Helus, con 29 años de servicio y planes para retirarse en el 2019, fue el primer oficial en llegar al lugar. Antes de ingresar al lugar llamó a su esposa para decirle que la amaba.

En acción recibió varios impactos de bala. Fue retirado de la línea de fuego por un compañero, pero falleció cuando estaba siendo trasladado a un hospital.

Según lo que se pudo recapitular a partir de los relatos de los testigo el atacante, "estaba totalmente vestido de negro". Fue encontrado muerto en el bar por una herida de bala, que no se sabe de dónde provino, es decir no se confirmó quién efectuó el disparo.