Viernes, 24 Noviembre 2017
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 10 Noviembre 2017 11:28

La Plata: doloroso pedido de Justicia de la madre de Hernán Paez La Valle

Por Silvia La Valle

En 2014, Hernán Paez La Valle, de 22 años, fue asesinado por delincuentes cuando regresaba de guardar su auto. Su madre publica una desgarradora descripción del episodio.

El chico se llamaba Hernán Paez La Valle y estudiaba ingeniería. El episodio sucedió en la calle 120 entre 526 y 527, La Plata. Aquella madrugada del 17 de septiembre de 2014, como no pudieron robarle, lo apuñalaron a la altura del corazón y lo mataron. En esta nota su madre, Silvia La Valle, hace un relato demoledor sobre el fatídico suceso.

A continuación la carta que Silvia La Valle envió a El País Diario 

Todo empezó el 17/09/2014, cuando asesinaron a mi hijo Hernan Paez La Valle, cuya caratula es homicidio en ocasión de robo con pena que va de 10 a 25 años.

Nuestra causa la llevo la UFI nº5 de La Plata en ese momento a cargo de la fiscal Leyla Aguilar y la jueza Marcela Garmendia, con quien tuvimos una entrevista a los pocos días, se nos informo sobre la causa y los pasos a seguir, pero nunca se nos hablo sobre nuestros derechos. Se nos aconsejo que sigamos la causa por medio del departamento de asistencia a la victima y fuimos atendidos por el doctor Viyoldo y la doctora Martín. durante un año ininterrumpido concurrimos nosotros los padres una vez al mes para que nos informaran y por supuesto nosotros para sacarnos todas las dudas.

Durante ese año consultamos en varias oportunidades si debíamos presentarnos como particular damnificado y que nos represente un abogado, y la contestación siempre fue la misma, no hace falta, pero si ustedes se quieren quedar mas tranquilos y gastar dinero lo pueden hacer. Ante nuestra ignorancia en el tema, porque somos ciudadanos comunes y confiábamos en la justicia y por no haber tenido un buen asesoramiento pensamos en hacerlo una vez de que terminara la primera etapa de investigación y lo elevaran a juicio ( porque hasta ese momento estábamos de acuerdo con el proceder de la fiscalía). Cosa que ahora analizándolo a la distancia fue el peor error y el comienzo de tan indignante sentencia.

Lo mas ineficaz de ese momento y lo que nos perjudico en todo el proceso es que nadie nos informo que había una fecha limite para presentarnos como particular damnificado. ¿Acaso alguien lo sabe ?, nosotros no lo sabíamos y no lo supimos hasta que quisimos presentarnos como tal . El limite es cuando se dispone la fecha del juicio, entonces quedas a merced de lo que disponga el estado sin que los padres de la victima puedan participar en nada y tampoco ellos tienen la obligación de notificarte de las decisiones que toman.

Es asi que llegamos, después de esperar 3 años a la fecha del juicio oral ( TOC nº2) y empezó nuestro deambular calvario por la fiscalía a cargo de Laura Lazarte, quien supuestamente nos tenía que defender y representar.

El juicio estaba pactado para el 18/09/2017, durante el ultimo tiempo nosotros estuvimos asesorados por un abogado particular, el cual no podía intervenir en la causa y es el que nos aconsejo hacer una entrevista con la fiscal y ponernos a su disposición, esto lo hicimos el 29/08/2017, nos atendieron cordialmente pero lo que no fue cordial son las noticias con que nos encontramos.

- Ya habían acordado la fiscal la defensa y el imputado un juicio abreviado solo faltaba que lo firme la jueza la doctora Liliana Torrisi.
- No habían encontrado a los testigos principales.
- Que en caso de encontrarlos lo que habían declarado hace 3 años solo valía si decían lo mismo frente al juez, si no no era valida esa declaración y hasta podía quedar absuelto.

Esa fue la explicación que nos dio la fiscal porque se habían decidido por el juicio abreviado para asegurarse que el imputado cumpliera la pena mínima de 10 años declarándose culpable. Al ir escuchando los argumentos de la fiscal nuestro enojo e indignación fueron creciendo, nos sentimos como padres totalmente ignorados, defraudados y estafados,ni siquiera por ética o por decoro nos llamaron para informarnos de esta decisión tan grave y trascendental para nuestras vidas.

Pasamos 3 años esperando un juicio para tener que conformarnos con un papel firmado en soledad, solo fuimos un numero de causa, dudo mucho que la señora fiscal y la señora jueza hayan leído la causa, se inclinaron por lo mas fácil... una firma.

Yo le preguntaría a la fiscal Lazarte y a la jueza Torrisi si son madres y si hubieran actuado de la misma forma si hubiesen asesinado a su hijo, si no se hubiesen arriesgado a un juicio oral donde la pena seria mayor y buscado a los testigos hasta las ultimas consecuencias; Y este es otro tema, los testigos, lo que no pudieron hacer ellos nosotros en menos de una hora ubicamos los tres testigos principales, sólo hizo falta ir al lugar del trabajo, ¿era tan difícil encontrarlos?

Le entregamos los datos a la fiscal, los teléfonos, domicilios de los testigos, hicimos un escrito oponiéndonos y dando nuestra disconformidad al juicio abreviado y esto se elevo a la jueza. Hasta ese momento pensamos que se podía para esto, que la fiscal se pondría en contacto con la jueza para que no firmara, pero no fue así, 4 días antes del juicio oral me llama la fiscal comunicándome que la jueza ya había firmado el juicio abreviado y ya no se podía hacer nada.

El desconsuelo y la bronca fue total, hicimos tanto para honrar la memoria de nuestro hijo y de nada sirvió.

Pedimos una audiencia con la jueza pero no nos recibió.

Quiero aclarar que todo esto es legal, solo quiero dar testimonio de la justicia que tenemos, de lo desamparados que estamos las victimas y que es urgente una reforma al código penal.

Ninguna justicia me hubiese devuelto la vida de mi hijo pero si nos hubiese devuelto un poco la vida a su familia, por que esto no cierra por que esto abre otra vez la herida.

El estado está en deuda con Hernan Paez La Valle, para ellos la vida de un joven de 22 años, exitoso con un porvenir lleno de posibilidades, talentoso, responsable, honesto, solo valió 10 años, el asesino si pudo elegir lo más beneficioso para él, y qué queda para nosotros, convivir con esta sensación de haber sido estafados por la Justicia.

Silvia La Valle

(madre del joven asesinado)