Viernes, 24 Noviembre 2017
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 11 Noviembre 2017 10:47

Cómo son los aviones que el Gobierno compró para custodiar la Cumbre del G20

Por El País Diario

La Armada Argentina adquirió cinco aviones de combate Super Etendard de la marina francesa. La operación tiene un costo de 12,5 millones de euros.

La Armada Argentina adquirió cinco aviones de combate Super Etendard desprogramados por la marina francesa, junto a un lote de repuestos que le permitirán poner en operaciones a la flota de esos aviones que ya posee el Comando de Aviación Naval.

Desde el Ministerio de Defensa confirmaron a Télam que la operación tiene un costo cercano a los 12,5 millones de euros, y que los cinco aviones llegarán desarmados en contenedores junto a los repuestos cerca de fin de este año, por vía marítima.

La operación ya había sido rubricada por el ministro Oscar Aguad, que tiene previsto un viaje a Francia, mientras que en las últimas horas el embajador francés en la Argentina, Pierre Henri Guignard, confirmó la venta en declaraciones periodísticas.

La adquisición de estos aviones forma parte de la recuperación de capacidades defensivas de Argentina, y desde Defensa esperan que alcancen condiciones operativas a tiempo para sumarse al operativo de seguridad de la cumbre del G-20 del año próximo en nuestro país, dónde trabajarían junto a los A-4AR e IA-63 Pampa de la Fuerza Aérea Argentina.

Ante la consulta de Télam, desde la cartera de Defensa afirmaron que la Argentina no tiene planificada la compra de ningún otro avión de combate y que los esfuerzos para equipar con este tipo de aeronaves a las fuerzas armadas se concentrarán en el desarrollo y la producción de la versión artillada del entrenador avanzado IA-63 Pampa, proyecto en el que se busca cerrar acuerdos de cooperación con la firma alemana Grob y la sudafricana Paramount.

Los cinco aviones comprados a Francia fueron modernizados por ese país en distintas ocasiones a los largo de los últimos 30 años dotándolos de mejores sistemas de radar, electrónica y la capacidad de configurar su carga para una gama más amplia de misiones que su concepción original cómo avión de ataque naval.

Después de 38 años de servicio en Francia, actuando en Irak, Yugoslavia, Afganistán y Libia fueron retirados oficialmente el 12 de julio de 2016 de la Marina nacional de Francia, dejando a la Armada Argentina como el último país que mantiene en servicio a este avión.

El Comando de Aviación Naval opera la versión original de estos aviones desde 1980 y tuvieron una destacada actuación en la Guerra de Malvinas en la que dispararon los cinco misiles AM-39 Exocet de los que disponía la Argentina, causando el hundimiento del destructor HMS Sheffield y el transporte SS Atlantic Conveyor.

En los últimos años la falta de insumos había limitado la disponibilidad de estos aviones asignados a la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque, que ya en 1997 había perdido su capacidad de operar embarcada por la baja del portaaviones 25 de Mayo.

Fuente: Cronista