Martes, 20 Febrero 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 12 Febrero 2018 17:54

Santa Cruz: glaciólogos se oponen a la construcción de represas

Por El País Diario

Profesionales del mundo advirtieron que el megaproyecto impulsado por el gobierno es un riesgo para glaciares patagónicos y el resto de la biodiversidad de la zona.

Desde Suecia, Austria, Japón y España. Ya son varios los especialistas de otros países que se han advertido el riesgo que la construcción del Complejo hidroeléctrico Néstor Kirchner y Jorge Cepernic ocasionaría sobre la cuenca del río Santa Cruz, que incluye a varios glaciares.

De acuerdo a los geólogos, el proyecto -que fueron presentadas durante el mandato del kirchnerismo y ahora refundadas por la gestión de Cambiemos- no cuenta con estudios certeros que permitan contradecir su postura.

En octubre del año pasado, pese a esto, la Justicia dio lugar al nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA), impulsado por el Gobierno Nacional y aprobado en el Congreso, y decidió levantar la medida cautelar que la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeAA) y la Fundación Banco de Bosques mantenía sobre las principales obras, las cuales llegaron a estar paradas nueve meses.

Justo antes del inicio de la feria judicial acompañamos una serie de documentos nuevos. Son pronunciamientos de glaciólogos internacionales muy respetados y con mucho conocimiento en el Hielo Patagónico Sur”, explicó Cristian Fernández, el abogado de Banco de Bosques.

Entre los expertos que plasmaron su inquietud por el megaproyecto en la Patagonia se encuentran el científico japonés Shin Sugiyama, miembro del Institute of Low Temperature Science, Hokkaido University y director de una investigación que actualmente se está llevando a cabo en los glaciares del Hielo Patagónico Sur, y el doctor austríaco Helmut Rott, profesor de la Universidad de Innsbruck y un gran conocedor de los glaciares australes gracias a las numerosas campañas de campo y publicaciones que realizó, en particular sobre Glaciar Perito Moreno.

Ambos coinciden con “la necesidad de contar con estudios de riesgos más profundos sobre la totalidad de los glaciares sobre los que podrían impactar las represas”. Sus advertencias coinciden con los vecinos que juntan firmas para detener las obras: “La construcción de las represas podría alterar –entre otras cosas- el curso del Río Santa Cruz, el último gran río de la Patagonia que aún fluye libremente desde los campos de hielo y nieve eterna, al mar”.

Los expertos también manifiestan que este emprendimiento, que ha retomado su curso tras la decisión de la jueza federal Marra Giménez, “tienen un alto impacto sobre el ambiente natural y una escasa vida útil por acumulación de sedimentos”, por lo que es erróneo calificarlas como una fuente de energía sustentable.

Según Vida Silvestre, la productividad o factor de planta de las represas sería de 34% (comparada con Yacyretá que tiene un 71%), y sólo el 43% de la energía que generarían podría ser aprovechada. “Para aprovechar el 100% de la energía, se requiere construir tendidos eléctricos calculados en unos 2.000 millones de dólares, haciendo económicamente inviable el proyecto”, sostiene la ONG.

“Considero que la cota actual planeada para la represa Néstor Kirchner (Cóndor Cliff) es demasiado alta como para asegurar la estabilidad a largo plazo de los glaciares del Campo de Hielo Patagónico Sur”, sostiene desde Suecia el glaciólogo argentino Hernán De Angelis, quien entre 1998 y 2014 se desempeñó en el Instituto Antártico Argentino y actualmente está a cargo del Departamento de Geografía Física de la Universidad de Estocolmo, Suecia.

Para Shin Sugiyama, que incluso es citado por el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), que junto a la empresa estatal Emprendimientos Binacionales SA (Ebisa) realizaron el nuevo dictamen técnico, “este caso tiene similitudes con el de las represas que se construyeron en los Alpes Suizos, cuyo resultado fue el retroceso y derretimiento de glaciares”.

Las obras -que están financiadas por capitales de China- “pondrían en riesgo comunidades de animales y organismos como algas y fitoplancton que viven en la zona de la desembocadura y dependen de los sedimentos arrastrados por el río para vivir”, alertan, además, los grupos activistas y organizaciones ciudadanas, que juntan adhesiones a través del sitio www.change.org.

El Presidente de la Sociedad Glaciológica Internacional y profesor Titular de la Universidad Politécnica de Madrid (España), Francisco Navarro, también mantiene una postura contra el complejo hidroeléctrico de Santa Cruz.

En su escrito presentado a la jueza Giménez, expresa que “la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) comparte la misma preocupación sobre el potencial impacto de la construcción de represas sobre el Río Santa Cruz en los glaciares de nuestro país”.

El abogado Fernández, de esta manera, afirma que “la jueza va a tener que decidir si admite o no esta prueba”. En caso de que la acepte, “deberá correr traslado a las empresas y al Estado Nacional, quienes deben responder para la evaluación previa a una sentencia definitiva”, agregó.

Fuente: Foro Ambiental