Domingo, 21 Octubre 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 13 Febrero 2018 12:24

Marta, sos la número uno

Por Fernando Palacio

En esta oportunidad, el columnista de El País Diario, Fernando Palacio, nos comparte un retrato en clave irónica sobre su tía Marta.

Mi tía Marta es “lajente”. Cuando ella escucha de hablar sobre el colectivo la gente, inmediatamente se siente parte, salvo que el mismo este haciendo referencia a algún grupo que no encaja con su definición de “lajente”. En esa no entran ni los “negros”, ni los que reciben alguna asistencia del estado ni los descendientes de bolivianos ni paraguayos y por supuesto todo aquel que no piensa como ella. Pero tampoco entran los ricos, ni los famosos, ni los políticos y mucho menos los jueces. Definición compleja y arbitraria.

Mi tía Marta baila al son de los noticieros, se angustia si hay alerta naranja en Capital Federal por ola de calor, pero también si es de frio. Tiene miedo de salir a la calle cuando hay piquetes en la General Paz y cuando sube el índice de robos en Wilde. Es afortunada porque vive en un hermoso pueblo de 100.000 habitantes en las sierras de Córdoba…pero no puede evitarlo.

Es una “gorda” divina, madre amorosa y buena cocinera. Yo la quiero mucho. Tiene dos hijos, Carlos que quiere ser musico y Agustín que estudia geología. Ella los quiere abogado y contador respectivamente. Traté de explicarle que cuando vengan los zombis a los primeros que se comen es a los abogados y después a los contadores. No cree en los zombis y dice que hablo boludeces.

Mi tía Marta no debate de política, las discusiones sobre el tema separa a las familias. Es lo que ella dice y se acabó. Y no insistas porque viene la sentencia: “vos porque sos zurdito” o lo que es peor “ustedes los K” ¡Peronista tía! ...peronista.

Entiende, porque escucho a “lajente”, que hoy hablar de “peronia” es moderno y civilizado. Que a “los K” se los ahuyenta con una pala y que los ricos no roban. Que la corrupción del estado solo se da entre funcionarios y que los privados no entran en la ecuación. Ella ya sabe qué pasó con Nisman, con Maldonado y con el submarino, “lajente” es muy informada.

Sabe, con certeza, que dos mas dos es cuatro, como también, que si liberan los precios de los combustibles nos incorporamos al concierto de los” países serios”. Que hoy paguemos, siendo productores, el litro de super a USD 1.6 - muy por encima del promedio de Latinoamérica- es solo un dato estadístico y el mercado pronto lo solucionará. La fe es un motor poderoso.

Los subsidios del estado generan vagos. Salvo que esos subsidios sean en beneficio de “lajente” como el caso de su moratoria jubilatoria. Durante años la escuché quejarse por los subsidios a la energía, pero en 2012, cuando tuvo la oportunidad de renunciar voluntariamente me dijo: “¿porque voy a renunciar a algo que nunca pedí?”. No se si “lajente” es muy solidaria, de lo que estoy seguro es que no es boluda.

Mi tía Marta es una mujer muy piadosa, de misa diaria le diría. Pero es muy de compartir cosas horribles por WhatsApp, ayer me mando una foto de un bebe con “carita de chorro” preguntándose si en vez de la teta, habría que darle la cartera. Me confunde.

Tiene un alto sentido de la estética, pero pasea un pekinés y tiene tres enanos y un cisne de yeso en el jardín. A fuerza de verdad y de generarme alguna enemistad, digamos que el Carlitos no es ningún Brad Pitt.

Marta es la número uno. Marta, cuando pueda te vacuno.