Lunes, 16 Julio 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 11 Julio 2018 08:49

El Gobernador Uñac recibió a investigadores que hallaron al dinosaurio gigante

Por El País Diario
El Gobernador Uñac recibió a investigadores que hallaron al dinosaurio gigante Foto: Emmanuel Moreta

Acompañados por el titular del SECITI, los doctores Ricardo Martinez y Cecilia Apaldetti se reunieron con el Gobernador de San Juan para interiorizarlo sobre el hallazgo que es noticia mundial.

En Casa de Gobierno, el Gobernador Sergio Uñac recibió a los doctores Ricardo Martínez y Cecilia Apaldetti, quienes encabezaron el equipo de investigación que descubrió en Balde de Leyes, departamento de Caucete, los restos de un dinosaurio gigante al que de nominaron Ingentia prima, que significa "primera gigante" en latín. El proyecto fue financiado por el Gobierno de San Juan a través de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECITI).

A la salida de la reunión los profesionales manifestaron que le primer mandatario se mostró muy interesado en el hallazgo. La investigadora del Instituto y Museo de Ciencias Naturales y del Conicet, Cecilia Apaldetti señaló: "Venimos trabajando desde el 2015 y este descubrimiento se hizo en una de las campañas paleontológicas. Descubrimos este dinosaurio herbívoro de cuatro patas que vivió hace 200 millones de años. Este hallazgo rompió con todo lo que se conocía hasta ahora, es decir que muchas especies del Triásico tomaron un crecimiento inmenso que les llevo muchísimos años, cosa que tal vez esta especie descubierta no lo tenga", sostuvo.

En tanto, el paleontólogo y jefe de la División de Paleontología de Vertebrados del museo, Ricardo Martínez, aseveró que la extracción del fósil llevó entre cinco a siete días y añadió que tras un año de preparación y un año posterior de estudio e investigación del hallazgo, la publicación en la reconocida revista inglesa Nature le dio a la investigación de los sanjuaninos un aval internacional.

El apoyo del SECITI fue fundamental para llevar adelante el proyecto. Así lo sañala el ingeniero Tulio Abel del Bono, titular de esa secretaría: "Esto pone a San Juan en un lugar de preponderancia a nivel mundial. Esto implica además, proteger el lugar y evitar intrusiones".

El funcionario añadió que "la intención del gobernador es que el lugar eventualmente se convierta en un parque provincial y forme parte del circuito turístico de la zona. Por ello es importante el apoyo que brindamos desde la secretaría a este tipo de proyectos e investigaciones. Esto sin dudas beneficiará a San Juan en el plano turístico, puesto que un descubrimiento de estas características es atractivo para turistas de todo el mundo", cerró Del Bono.

La Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno de San Juan (SECITI) ha financiado desde 2015 tareas de investigación paleontológica en la región de Balde de Leyes (cerca de Marayes) a través de convenios con la UNSJ por un monto de $430.000.

Como resultado de esto, los investigadores encabezados por los doctores Ricardo Martínez y Cecilia Apaldetti han descubierto varios especímenes nuevos de dinosaurios en esta región que han reformado paradigmas de la paleontología tal como se conocía hasta el momento.

El último hallazgo se llama Ingentia prima. Su nombre ("primera gigante" en latín) hace referencia a su tamaño colosal y a que es el primera gigante conocida hasta hoy en el planeta. Llegó a tener una masa corporal de unas 10 toneladas, aproximadamente el peso de 2 o 3 elefantes, siendo el dinosaurio gigante más antiguo conocido hasta ahora. Ingentia prima representa el origen del gigantismo, los primeros pasos para que, más de 100 millones de años después, llegaran a existir saurópodos de 70 toneladas, como el Argentinosaurus. Además de Ingentia, Balde de Leyes dio a conocer hace poco al carnívoro Lucianovenator bonoi. Lucianovenator e Ingentia son de la misma época.

Si bien Lucianavenator no era muy grande, era un ágil cazador y podría haberse alimentado de Ingentia, tal vez realizando un ataque grupal o aprovechando que algún individuo de Ingentia estuviera herido o en la vejez.

Con el descubrimiento de Ingentia prima queda claro que el gigantismo y diversos patrones evolutivos relacionados al gran tamaño, se originaron durante la primera etapa del surgimiento de los dinosaurios, es decir, en el periodo Triásico, y no como se creía hasta ahora, en el Jurásico. De esta manera Ingentia prima modifica la aparición del gigantismo en al menos 30 millones de años. Este descubrimiento ha sido publicado en la prestigiosa revista Nature Ecology & Evolution (una de las más importante en el mundo científico) y tuvo impacto mundial.