Sábado, 18 Agosto 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Los fiscales Jorge Di Lello y Diego Iglesias aguardaron en la sede de los tribunales de Comodoro Py su llegada. Será indagado hoy domingo. Ayer, el único de prófugo capturado fue consultado por el juez si tenía algo que decir a lo que respondió que “no".

Martín Lanatta, uno de los tres prófugos que fue detenido hoy en la localidad de Cayastá, fue trasladado a la ciudad de Santa Fe y de allí llegó a Buenos Aires. Será indagado el domingo.

Ya en los tribunales de Comodoro Py, el único de prófugo capturado fue consultado por el juez si tenía algo que decir a lo que respondió que “no". “Se constató revisión médica y se le tomó los datos personales”, informó el periodista Sergio Farella en su cuenta de Twitter.

Lanatta fue trasladado desde la comisaría 5ta de Cayastá hacia el Aeropuerto de Sauce Viejo, del mismo participaron efectivos de Gendarmería,  Prefectura,  Policía Federal, Policía de Santa Fe y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Luego fue subido a un helicóptero rumbo al Aeropuerto de Sauce Viejo, y desde allí traído hacia la ciudad de Buenos Aires.

El juez federal Sergio Torres, los jefes de la policías Federal y de Santa Fe, Román di Santo y Rafael Grau, y la Gobernación bonaerense confirmaron hoy que Martín Lanatta es el único detenido tras la fuga de la cárcel de General Alvear.

“Martín Lanatta es la única persona detenida en este lugar”, manifestó Grau. Por su parte, Di Santo agregó que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci “siguen siendo buscados por las cuatro fuerzas federales y la policía de Santa Fe”.

Contradicciones entre Nación y Santa Fe: Cristian Lanatta y Schillaci siguen prófugos
El presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el Ministerio Público Fiscal habían informado en forma errónea que los tres prófugos habían sido apresados.

Por otra parte, los fiscales Jorge Di Lello y Diego Iglesias se presentaron en la sede de los tribunales de Comodoro Py para aguardar que se concrete el traslado de Lanatta a Buenos Aires, según informó la agencia DyN.
El gobierno nacional y la Justicia habían informado que los dos hermanos Lanatta y Víctor Schilacci había sido arrestados tras un vuelco. Desde la administración bonaerense y la de Santa Fe lo desmintieron. TN se comió el amague.

Después de 13 días de intensa búsqueda, Martín Lanatta fue capturado tras sufrir un accidente en camioneta en la provincia de Santa Fe y ser acorralado por los efectivos policiales.

Más tarde, fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron a la posterior detención de Cristian Lanatta. Ya se había separado de sus secuaces y fue encontrado en el paraje "Las Cuatro Bocas". Según informaron fuentes de la investigación a este medio, lo capturó un comando compuesto por miembros del GEOF, TOE y la Gendarmería, con apoyo de guardia rural Los Pumas, de la Policía de Santa Fe. Víctor Schillaci fue el último en ser alcanzado por las autoridades. Esa información quedó en una nebulosa más tarde cuando desde la misma administración y la de la provincia de Santa Fe aclararon que no había sido así.

La detención de Martín Lanatta se produjo luego del vuelco de una camioneta Amarok en una cuneta de la ruta 1. El vehículo estaba ploteado y con inscripciones falsas de la Gendarmería Nacional. Todo indica que el ahora hombre recapturado sufrió las heridas a raíz de ese accidente que se produjo a las 3.30 de la madrugada, a la altura de la localidad de Campo Medio.

Tras el siniestro vial, que se produjo en el marco de una persecución policial, los tres delincuentes incursionaron por las zonas rurales y llegaron a una casa de la zona, donde robaron otra camioneta.

En medio del escape, los sicarios se toparon con caminos inundados por la crecida del río Paraná en esa zona de Santa Fe y "dejaron la camioneta encajada", contó Viviana Busti, secretaria de gobierno de Cayastá. Fue entonces que cada uno siguió con la huida a pie y ese fue el comienzo del fin. A esa altura, los cayastaceros habían alertado a las autoridades por la presencia de los criminales.

Para entonces, los Lanatta y Víctor Schillaci circulaban con una camioneta que le robaron a un ingeniero agrónomo de 31 años, a quien abordaron en la zona rural de San Carlos. El hombre fue encontrado maniatado en su casa del microcentro de la capital santafesina y denunció que estuvo secuestrado allí durante dos días por los sicarios.

Los prófugos habían sido divisados en Santa Fe hacía varios días. El miércoles pasado tuvieron dos enfrentamientos con efectivos de gendarmería, en los cuales dos agentes terminaron heridos, uno de ellos de gravedad. Era la segunda balacera que tuvieron tras el escape del penal de General Alvear: el primero ocurrió en la localidad bonaerense de Ranchos.

La banda se fugó de prisión el pasado domingo 27 y el hecho puso en crisis al gobierno nacional y al de la provincia de Buenos Aires. Los tres sicarios están condenados a cadena perpetua, acusados de ser los autores materiales del triple crimen de General Rodríguez.

A raíz de la fuga, la gobernadora María Eugenia Vidal inició una purga entre las autoridades policiales bonaerense, con despidos en el Servicio Penitenciario y el desplazamiento de la cúpula de la departamental de investigaciones de la Policía Bonaerense de la localidad de Quilmes, entre otras medidas.
La ministra de Seguridad consideró que los hermanos Lanatta y Schillaci estarían "con menos recursos", tras los enfrentamientos que tuvieron con policías y gendarmes.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que creen que los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez "están con menos recursos", tras los dos enfrentamientos armados que tuvieron con policías y gendarmes, aunque evitó dar información sobre la continuidad del operativo en Santa Fe para recapturarlos.

"Estamos frente a delincuentes que tienen montado una red de complicidades. Pero creemos que hemos llegado a una situación en la que ellos están con menos recursos, ojalá sea así", aseguró. En un breve contacto con la prensa al salir de su casa, la ministra advirtió que no va "a adelantar absolutamente nada" para "no beneficiar a los prófugos".

"No vamos a adelantar absolutamente nada, no vamos a decir nada porque esta es la línea con la que tenemos que trabajar para no perjudicar la investigación y beneficiar a los prófugos", señaló.

Los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci, condenados a cadena perpetua acusados del denominado triple crimen de General Rodríguez, permanecen prófugos desde hace 12 días, cuando se escaparon del penal de General Alvear.

Según explicaron a Infobae fuentes de la investigación, el plan desplegado y comandado por las fuerzas federales en Santa Fe apunta a "desgastar" a los prófugos. Los tres reclusos, además de los recursos relacionados con el armamento, no tendrían ni alimentos ni líquidos para ingerir. Los investigadores ruegan que suban las temperaturas. La incógnita es si están camuflados entre los altos pastizales o si pudieron hacer base en algún establecimiento.

Si la ministra Bullrich se mostró demasiado hermética por estas horas es en gran parte por el antecedente de su par bonaerense, en el último día del 2015, cuando había asegurado que estaban cercados tras el tiroteo de Ranchos. La orden ahora es mesura. Ayer, de hecho, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le prohibió a la ministra de Seguridad volar a Santa Fe hasta no tener información certera en relación al paradero de los fugados. Finalmente, Bullrich no viajó.

En tanto, los fiscales Juan Ignacio Bidone y Marcela Falabella, que investigaron el Triple Crimen, colaboran desde ayer activamente con la investigación, tras la resolución de la Procuración bonaerense que los autorizó a inmiscuirse en las pesquisas.
La fiscal Abal dispuso que el tema en torno del bloqueo del predio se resuelva en febrero, tras la feria judicial.

La fiscal de Córdoba Adriana Abal dispuso suspender una orden judicial de desalojo dictada días pasados contra los manifestantes que acampan desde hace dos años frente a un predio de la multinacional Monsanto, en la localidad de Malvinas Argentinas, con la intención de evitar la instalación de una planta de semillas transgénicas.

El fiscal Víctor Chiapero había ordenado el pasado 30 de diciembre el desalojo en 24 horas de los asambleístas, pero su par Abal aceptó en las últimas horas un recurso presentado por los manifestantes para evitar esa medida.

Abal dispuso que el tema en torno del bloqueo del predio, donde Monsanto planea instalar una fábrica de semillas transgénicas, se resuelva en febrero, tras la feria judicial.

La asamblea de Malvinas Argentinas, 14 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba, exige que la multinacional desista de esa iniciativa porque considera que se trata de una empresa contaminante.

El fiscal Chiapero había argumentado la necesidad del desalojo para "garantizar las normales actividades de Monsanto en el predio" de la ruta 19.

"Este viernes se cumplen dos años de la cautelar que suspendió la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas y que nos dio la razón como vecinos", sostuvieron los asambleístas.

Además, Monsanto "tiene su estudio de impacto ambiental rechazado" y desde enero de 2014 rige una medida cautelar de no innovar que "impide que se continúe avanzando con la construcción de la planta hasta tanto no se realice un nuevo estudio" en ese sentido.

"Monsanto es ilegal y se tiene que ir de una vez por todas porque el progreso que mata, enferma y envenena no es progreso", manifestó la Asamblea local.
La vicepresidenta justificó la decisión de dar de baja 2.035 designaciones en el Senado, y avisó que los ministros tomarán medidas similares para erradicar del Estado "estructuras kirchneristas, en particular de La Cámpora". Sonaron muchachos, a laburar.

La vicepresidente Gabriela Michetti defendió hoy su decisión de recortar la cantidad de empleados de la cámara Alta y adelantó que en los ministerios también habrá despidos de militantes que en los últimos meses del gobierno kirchnerista fueron designados como empleados estatales.

"Siempre hemos dicho que estos nombramientos, que se produjeron sobre todo en 2015 y que tienen que ver con la militancia política de un sector, del kirchnerismo, y en particular con La Cámpora, hay que mirarlos con detenimiento", enfatizó Michetti en diálogo con Canal 13.

Y amplió: "En cada ministerio se han ido encontrando y se van a ir encontrando, en este mes en el que estamos haciendo auditorías en todos lados, este tipo de situaciones. Y ahí es cuando los ministros van a tomar medidas del mismo estilo".

La vicepresidenta argumentó que "cuando uno paga impuestos, lo que está pagando son servicios de educación, de salud, de seguridad y de Justicia, de un Estado que tiene que ser eficiente, que tiene que ser profesional, que tiene que ser un Estado que le brinda esos servicios a la ciudadanía". "No es un Estado al cual yo tengo que pagarle una cantidad enorme de militantes de algún partido político", alertó.

Michetti insistió con que "se han ido boicoteando las verdaderas funciones delEstado en cada ámbito y se han ido tomando dineros públicos para sostener estructuras políticas".

"Esto pasa en todos lados. Y esto es lo que tenemos que corregir porque el Estado no es una bolsa de trabajo", advirtió. La vicepresidente, al volver a defender la baja de designaciones en el Senado, dijo haberse "encontrado" en la Cámara Alta con un "despilfarro" y un "desmadre administrativo".

Recordó que lo que hizo fue "cortar con el nombramiento de 2.035 empleados en planta permanente que eran empleados de planta política y, el año pasado, el ex vicepresidente Amado Boudou en diez meses los nombró en planta permanente".

"Con lo cual creció la masa salarial del Senado en un 80 por ciento y la cantidad de personas en un 146 por ciento; una locura total porque a mí me implica tener que pedirle al presidente mil ochocientos millones de pesos para poder cubrir eso en un momento en el que el Estado está sin un peso", concluyó.
Página 506 de 697