Lunes, 24 Septiembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

"Hay cuestiones que preocupan", aseguró la jueza Sandra Arroyo Salgado refiriéndose al asesinato del fiscal. "Es un momento muy desconcertante y doloroso para todos nosotros", afirmó.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Alberto Nisman, reiteró sus dudas en torno a la investigación sobre la muerte del fiscal, ocurrida hace ocho días en su departamento de Puerto Madero.
"Hay algunas cuestiones que me preocupan acerca de la investigación", aseguró Arroyo Salgado en un breve diálogo con el diario El Cronista. La mujer será querellante de la causa que investiga el fallecimiento del hombre que había denunciado a la presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento en el marco de la causa AMIA.

"Es un momento muy desconcertante y doloroso para todos nosotros", insistió la jueza, quien hace algunos días dio a conocer su intención de solicitar una nueva autopsia en el cuerpo de Nisman..
Por Roberto Ferraris
desde Inglaterra
A una semana de la muerte del fiscal Nisman, los diarios del mundo siguen teniendo el tema bajo los reflectores. En general, ningún medio toma posiciones firmes sobre la muerte pero muchos si dejan abiertas dudas y exponen las implicancias políticas del caso. La corrupción, la justicia lenta, las mafias y secretos hace el caso muy complicado como dice The New Yorker del 23 de enero: “Un misterio muy a la Argentina”.

El tradicional diario israelí Haaretz afirma en su sección de último momento, que uno de sus colaboradores en argentina, el periodista Damian Pachter ha volado de urgencia hoy a Israel por que luego de ser intimidado, teme por su seguridad. Damián es un ciudadano israelí-argentino que fue quien dio la primicia sobre la muerte del fiscal y trabaja para el Buenos Aires Herald.

Desde Italia el Corriere Della Sera mantiene actualizaciones diarias y en una nota del 20 de enero nos recuerda sobre la “soplada italiana”. Resulta que 10 días antes delatentado de la AMIA en 1994, un DJ brasilero se presentó al consulado argentino de Milán para advertir de sobre planes de un grave atentado sobre la comunidad judía en Argentina que le ha confesado una amiga iraniana.  En el consulado lo tildaron de mitómano y desestimaron la advertencia.

The Times de Inglaterra le dedicó ayer media página de la sección internacional con el título: “Fiscal advirtió que su vida estaba en peligro” y hoy otro artículo con referencia al cambio de discurso suicidio-homicidio de CFK titulado “El cadáver a los pies de un presidente”.

El viernes la BBC publicó un detallado artículo con un análisis de los efectos negativos sobre el oficialismo y sobre las diferentes  teorías de conspiración y las detracciones que pasan por la boca de los personajes públicos argentinos.

Lo que quizás no sepan algunos lectores y periodistas internacionales es que quizás deban seguir en el tema unos 25 años, como el caso de la muerte del hijo de Menem, para tener una idea más clara, de los que realmente pasó y no pocos días como el caso da la tragedia de París. Espero equivocarme.
En una encuesta que encargó diario Perfil y que hoy publica en su edición matutina, la gente cambió su concepto sobre la presidenta y también está disconforme con la oposición. Se desprende que el 95% de los consultados conocen los hechos relacionados al crimen. Para el 54% de los encuestados, la imagen que tenían de Cristina La Muchacha Progre empeoró después del suceso.


La imagen de Cristina Kirchner se deterioró luego de que apareciera muerto el fiscal Alberto Nisman, la mayoría cree que sus declaraciones en las redes sociales fueron desacertadas, y más de la mitad de la población considera que nunca se sabrá la verdad sobre lo que ocurrió con el funcionario judicial.

Así se desprende de una encuesta realizada para Perfil por la consultora González y Valladares y la firma iSurveyX. La muestra se tomó en el área metropolitana (Capital y Gran Buenos Aires) a través del sistema IVR, vía telefónica.

Los consultores percibieron un espíritu muy crítico hacia el Gobierno: un grupo mayoritario contestó que las acusaciones de Nisman eran totalmente ciertas y que el fin del asesinato –así lo definieron– era encubrir al oficialismo.

Pero los encuestados no están conformes tampoco con la reacción de la oposición. Consultados por González y Valladares, más de un 57% respondió que cree que los dirigentes enfrentados al Gobierno actuaron regular o mal. Dentro de la franja encuestada, el 95% conoce los hechos, algunos con más profundidad que otros.

El fiscal Alberto Nisman apareció muerto hace una semana en el baño de su departamento, en Puerto Madero. Tenía un balazo en la sien de una pistola Bersa calibre 22 que estaba a su lado. Al día siguiente iba a declarar al Congreso para ampliar su denuncia contra el Gobierno por encubrimiento en la causa AMIA. La investigación de la fiscal Viviana Fein está caratulada como “muerte dudosa”: no se sabe aún si fue un suicidio, un suicidio inducido o un homicidio.

La primera reacción del Gobierno fue decretar el suicidio. Después deslizó que había sido un suicidio inducido, por presiones externas. Pero el jueves, la presidenta Cristina Kirchner pateó el tablero y habló sin rodeos de un asesinato, como parte de una conspiración para perjudicarla. Acusó de ello a una guerra entre los servicios de Inteligencia. Lo hizo a través de Facebook y Twitter, cuando buena parte de la población esperaba escucharla en una cadena nacional.

La oposición actuó prácticamente de manera dispersa y eso es quizás lo que molestó a la gente encuestada. Dieron conferencias de prensa de manera separada, hicieron pedidos diversos –como citar a Héctor Timerman y a Sergio Berni– y solicitaron que los casos sean tomados por la Corte Suprema, entre otras cosas.

La imagen positiva de la presidenta cayó cuatro puntos entre diciembre y enero, cuando se conoció la muerte de Nisman. Quedó clavada en 29,1%, mientras que la negativa superó los cincuenta puntos, aumentando de un mes al otro 11 puntos. Este cambio está directamente atado al fallecimiento del fiscal, porque para el 54% de los encuestados la imagen que tenían de Cristina empeoró después del hecho. Y se mantuvo igual para un 32,6%, lo que se considera el núcleo duro del kirchnerismo.
A casi una semana de iniciada la investigación, surgen cuestiones que le quitan fuerza a la teoría. Los principales datos que hacen pensar que no fue un suicidio configuran un manto de dudas y sospechas. Lejos de cobrar vigor la teoría del suicidio del fiscal Alberto Nisman, se derrumba poco a poco la primera versión oficial del suicidio.

1. En primer lugar, el barrido electrónico para encontrar explosivos en las manos del fiscal dio negativo, según declaró la fiscal Viviana Fein. "Esto no descarta que él haya disparado el arma", aclaró.

2. El fiscal tenía dos armas registradas a su nombre. Sin embargo, se supo que pidió prestada la pistola calibre 22 al empleado de la fiscalía Diego Lagomarsino, un técnico informático, quien contó que se la había pedido porque temía por su seguridad.

3. Por otra parte, se había conocido que Nisman había enviado un mensaje a familiares y amigos. "Con esto me estoy jugando todo. Estoy mejor que nunca y más temprano que tarde la verdad triunfa", les dijo.

4. El cerrajero, en tanto, desmintió en su declaración testimonial la primera versión, al asegurar que la puerta del departamento de Nisman estaba cerrada pero sin traba y que cualquiera habría podido abrirla. Ayer, la madre aclaró que la puerta tenía doble cerradura y que había abierto una de éstas.

5. Fuentes judiciales revelaron que, además de la puerta principal y la de servicio, habría una posibilidad de acceder al departamento de Nisman por una pequeña puerta que comunica con un pasadizo externo en el que se encuentra los equipos de aire acondicionado. Allí se encontraron una huella digital y una pisada, que aún deben ser analizadas. No obstante, fuentes de la investigación descreen que se pueda ingresar desde la vivienda lindera, ya que sólo se abrirían desde adentro.

6. Por otra parte, la madre de Alberto Nisman dijo que no creía en la hipótesis del suicidio del fiscal. "Se dijo cualquier cosa sobre mi hijo", sostuvo.  Además, la ex mujer de Alberto Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, desconfía de las conclusiones de la autopsia y podría pedir un nuevo estudio sobre el cuerpo de su ex marido.

7. Por último,  en la noche del viernes la policía federal detectó serias anomalías en los registros de seguridad del edificio Le Parc. Cuestiones referidas a ingresos, egresos y horarios no condicen con lo que relataron hasta el momento los testigos.
El sector bajó 2,5% en 2014 y acumula tres años sin crecer. Se perdieron más de 20.000 empleos. Los rubros vinculados con la producción de autos y electrónicos, entre los más perjudicados.

Producto de la recesión económica, la escasez de divisas y la menor demanda internacional, la industria nacional profundizó sus resultados negativos el año pasado y registró su peor caída interanual desde 2002. Con este retroceso, uno de los sectores más importantes de la economía acumula su tercer año en rojo.

Las manufacturas locales fueron arrastradas por el derrumbe de la industria automotriz y los sectores vinculados con esa actividad. Las terminales fueron vapuleadas en 2014 por la falta de dólares, la peor demanda de Brasil, la fuerte suba de precios de los autos y la carencia de financiación para impulsar el mercado interno, a pesar del esfuerzo oficial.

De acuerdo con el Estimador Mensual Industrial (EMI), publicado ayer por el cuestionado Indec, la industria retrocedió 2,5% en doce meses. Para encontrar una caída tan pronunciada es preciso retroceder hasta diciembre de 2002, cuando las manufacturas locales se desmoronaron 10,5%, envueltas en la peor crisis económica de la historia argentina.

Sin embargo, varios especialistas estimaron que si el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, no hubiera "retocado" las cifras oficiales de 2009 -año del cimbronazo financiero internacional- habría sido más que probable encontrar peores datos anuales. Justamente, por esas dudas, la Unión Industrial Argentina (UIA) comenzó en esos tiempos a hacer cálculos propios.

Varios de los expertos consultados destacaron que las cifras de 2014 fueron "más realistas" que las de años atrás. No obstante, para la UIA -que aún no cerró su número definitivo- la caída estaría en torno del 3,5%. Se trata de una cifra similar a la manifestada por economistas privados. Por caso, Orlando Ferreres y Asociados registró un retroceso de 3,6% para el año pasado.

Los datos oficiales de diciembre mostraron una baja interanual desestacionalizada de 2,3%. En tanto, la caída del mes pasado fue sólo de 1% en relación con noviembre.

El ajuste fue el empleo. Como consecuencia de los magros números en el sector, el propio Indec destacaba que -al tercer trimestre del año pasado- se habían perdido 20.855 puestos de trabajo en la industria nacional. Se trata de una caída de 1,7% en relación con el mismo período de 2013. Sin embargo, en la UIA estimaban que la pérdida en ese lapso había sido de 2,2%. En la entidad fabril indicaron además que bajaron 4% las horas extras y se recortaron "sustancialmente" los empleos eventuales.

"La buena noticia es queno hubo problemas masivos de empleo. Hace ya bastante tiempo que no hay contrataciones. Hoy lo que pasa es que no se repone personal que se va", afirmó Diego Coatz, economista jefe de la UIA. "El año termina con caídas para cerca de un 75 por ciento de los sectores industriales, según nuestros datos. Es un año muy recesivo", señaló.

El Indec minimizó la caída sectorial. Para el instituto, los siete bloques relevados aparecen prácticamente estancados. Sólo la industria alimenticia (1,9%) y la química (2,1%) muestran avances. En cambio, todo el bloque de la industria automotriz y el resto del sector metalmecánico se desplomó 21,2%. La cifra estuvo en sintonía con la publicada por la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), que estima que la producción cayó 22% en 2014. En este sector también se derrumbaron las exportaciones y las ventas.

"La industria está estancada hace tres o cuatro años. Desde 2010 llegó a un nivel y no creció más", explicó Fausto Spotorno, economista de la consultora Orlando Ferreres y Asociados. "Hay un fuerte estancamiento estructural", estimó. "Además, la productividad no crece incluso desde antes de 2010", señaló Spotorno, y agregó: "Lo que se invirtió fue poco y mal. No hubo financiamiento para grandes desembolsos".

A pesar de transitar un año electoral, los economistas creen que será difícil para el Gobierno poder impulsar un cambio de rumbo para la industria que arrastre a la economía hacia signos positivos. De acuerdo con datos oficiales del nivel de actividad del tercer trimestre, la economía argentina está estancada. Los datos de octubre y noviembre (ver aparte) muestran, no obstante, un leve repunte.

A contramano, los números privados para el tercer trimestre de 2014 reflejaron un desplome de la actividad de alrededor del 3 por ciento.

"El magro comportamiento industrial que se espera para 2015 estará explicado tanto por el mercado interno como por el escenario externo", pronosticó Dante Sica, director de abeceb.com. "En el plano interno, la reducción del poder adquisitivo y una dinámica laboral en leve contracción determinarán la continuidad en la caída del consumo, sobre todo en los bienes durables", dijo.

Además, para el ex secretario de Industria y Minería el contexto internacional tampoco traccionará al sector fabril local. "El escenario continuará signado por una demanda global débil, un dólar revaluándose que mantendrá presiones bajistas sobre los precios de las commodities y un Brasil en pleno ajuste de su política económica que se perfila con una demanda débil", explicó.

"Hoy la economía cuenta con 18.000 millones de dólares menos de lo que requiere para funcionar, y ese ajuste fue financiado en buena parte por la industria", afirmó Sica.

Para Coatz, todo dependerá de la "ingeniería" oficial entre la actividad, la cantidad de reservas en el Banco Central y lo que ocurra con los fuertes vencimientos de deuda.

La actividad económica habría registrado en noviembre pasado una leve suba del 0,2% en comparación con igual mes de 2013, según las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del Indec. En relación con octubre, la producción de bienes y servicios, el cuestionado organismo reflejó una baja apenas del 0,1%. Para el Gobierno, el año pasado terminó con un leve crecimiento de 0,5%, mientras que para las consultoras del sector privado relevadas por FocusEconomics se registró una caída de 0,8% en el PBI. En particular, la actividad en el cuarto trimestre habría caído 1,9%, según las consultoras y los bancos citados por el informe de LatinFocus Consensus Forecast. En tanto, el FMI aseguró que la recesión fue de 0,4 por ciento.
Página 652 de 732