Jueves, 15 Noviembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Sábado, 10 Mayo 2014 14:03

Murió la jueza de la Corte Carmen Argibay

Por
La ministra del máximo tribunal tenía 74 años y estaba internada en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento. Tuvo un paro cardíaco. Se supo, padecía EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y problemas renales.

La jueza de la Corte Suprema Carmen María Argibay murió hoy en la ciudad de Buenos Aires, a los 74 años, tras sufrir un paro cardíaco. La magistrada padecía la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tenía complicaciones renales y problemas cardíacos y requería asistencia respiratoria. Estaba internada en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento.

Durante los últimos meses, Argibay, fumadora habitual, había estado internada en varias oportunidades para someterse a estudios y cuidados médicos por sus inconvenientes de salud.

De amplia trayectoria en el derecho penal internacional, Argibay, abogada de la Universidad de Buenos Aires, fue la primera mujer elegida para la Corte Suprema de Justicia . Había prestado juramento el 3 de febrero de 2005.

En la última dictadura militar, Argibay había estado nueve meses detenida en la cárcel de Villa Devoto sin imputación, juicio ni proceso. "Me vinieron a buscar la madrugada del golpe, a las tres de la mañana, y me tiraron la puerta abajo a tiros. En nombre de querer defender la Constitución, ellos la pisotearon", había recordado en una entrevista.

La ministra de la Corte era una firme defensora de la independencia judicial y evitaba cualquier diálogo extraoficial con el Gobierno. "Siempre lo digo: la tarea de un juez de la Corte es antipática por naturaleza porque, para ser un buen juez, nuestro primer deber es ser desagradecidos con quien nos nombró. Estrecharle la mano con educación, agradecerle el cargo y no volverlo a ver", fueron las palabras que utilizó en 2007 para explicar su relación con el gobierno de Néstor Kirchner.

El fallecido ex presidente la había propuesto el 30 de diciembre de 2003 para ocupar uno de los sillones del máximo tribunal. En ese momento, Argibay trabajaba en La Haya como juez ad litem para el Tribunal Criminal Internacional que juzga los crímenes de guerra de la ex Yugoslavia.
El cálculo fue realizado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas y representa un aumento del 40,5% en un año. Desdeenero el Indec dejó de publicar los datos sobre las canastas de consumo familiares.

Una familia tipo necesitó en abril ingresos por 4.779 pesos para no caer en la pobreza , lo que implica un alza de 1,6% con respecto a marzo, según estimó la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), y calculó que las canastas básica y total subieron en el primer cuatrimestre cerca del 20%. De acuerdo a sus estimaciones, la Canasta Básica Alimentaria de la Ciudad de Buenos Aires (CBA) -con la que se mide el nivel de indigencia- para un matrimonio con dos hijos alcanzó en abril un valor de 2.700 pesos, lo que significa un aumento de 2,5% frente al mes anterior.

El informe precisó que "en el último año se requirieron 1.377 pesos adicionales para que una familia tipo cubra el costo de la canasta de pobreza". Esa diferencia surge de comparar el valor de 3.401 pesos de la Canasta Básica Total en abril del 2013 en relación a los 4.779 pesos de igual mes de este año. Según sus proyecciones, la CBA sumó en el primer cuatrimestre del año un incremento de 20,08%, y trepó 45,5% con respecto a abril de 2013. A su vez, el costo de la Canasta Básica Total (CBT) se encareció en los primeros cuatro meses del año 19,4%. Si se compara con abril del año anterior, la CBT ascendió 40,5%.

La CBA está compuesta sólo por alimentos, mientras que la CBT incluye una serie de servicios, como luz, gas, transporte, vestimenta y otros necesarios para el desarrollo mensual de una familia. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dejó este año de publicar los datos correspondientes a la CBA y CBT.
Para el periodista, el exfuncionario de Transporte, acusado por la tragedia de Once, amenaza con abrir la boca. La selfie de Cristina y palos para Máximo y Larroque: "Es un pelotudo". Carrasco afirmó que la actitud de Jaime al faltar al juicio por la tragedia de Once refiriendo no tener dinero, es en realidad un mensaje para la presidenta Cristina.

Como cada vez que abre la boca, el periodista Lucas Carrasco no pasó desapercibido al referirse a la cuestión Ricardo Jaime. En conversación con su colega Luis Gasulla en el programa Ahora es Nuestra la Ciudad, de FM Identidad, Carrasco afirmó que la actitud de Jaime al faltar al juicio por la tragedia de Once refiriendo no tener dinero, es en realidad un mensaje para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Lo que está haciendo Jaime es extorsionar a Cristina. Descartemos de plano que no tenga plata", afirmó Carrasco, quien luego recordó que la justicia cuenta con el recurso del "auxilio por la fuerza pública", para cuando alguien no concurre a una audiencia.

Para el periodista, del llamativo hecho judicial se desprenden otras cuestiones. "Primero está la llamativa decisión de los jueces de decirle 'está bien'; es mentira porque está claro que puede ir", sostuvo Carrasco para luego explicar su postura sobre "el mensaje y a quién" va dirigido: "el gobierno no lo quiere a Jaime todos los días sentados ahí, porque se recuerda la participación del gobierno en el siniestro de Once y en el siniestro de toda la red de transporte", afirmó.

Al profundizar en su análisis, el periodista recordó que "el día que hubo cincuenta muertos, (Juan Pablo) Schiavi habló de la cobertura de El Argentino y Página/12, o sea, le importaban más los diarios". Al respecto, denunció que Schavi dijo lo que dijo "porque la Presidenta le ordenó que dijera esa boludez", al igual que la justificación de "si el accidente hubiera sido un feriado", y que la afirmación le consta porque se lo confesó un amigo que trabajaba en transporte y ahora se dedica al periodismo.

"Schiavi era jefe de campaña financiera de Macri y de ahí pása a robar...a ser funcionario del nivel nacional, pero nunca le importó hacer estos análisis de semiótica vulgar, que sí son propios de la Presidenta: la obsesión por los medios, por las fiestas fastuosas que se venden como intervención del Estado, cuando es un gastadero de guita en circo romano para que desfilen delante de la emperadora", indicó Carrasco, quien sostuvo que esta "obsesión mediática", lleva a que al gobierno no le convenga que esté presente "la cara de la corrupción", en los juicios.

"Al no estar presente es más fácil vender la hipótesis de accidente natural; si tenés la imagen fuertísima del principal responsable del gobierno enriquecido ilícitamente, que era llevado por los empresarios que tenía que controlar, gratuitamente en aviones alquilados, inmediatamente el juicio social va a ser otro", afirmó.

Para Carrasco, a Jaime no le conviene la ausencia, ya que va a ser el que pague el costo. "Jaime es un lumpen, un delincuente vulgar. ¿Qué hacen estos tipos cuando lo retiran de la función pública? Se van a trabajar a las empresas que, de manera corrupta favorecieron cuando estaban en el Estado. Como esas empresas están todas a pérdida -porque no es la corrupción clásica del menemismo, donde venía un empresario, ponían plata y el funcionario lo favorecía; en este caso no armaron la empresa y pusieron lúmpenes para manejarla- esas empresas no le dan más bola", explicó Carrasco para justificar que "el mensaje es absolutamente extorsivo hacia Cristina: '¿Ustedes me quieren dejar afuera para salvarse ustedes y yo me tengo que hacer cargo de esto?'”

Para el periodista, cuando Jaime dice que no tiene dinero para viajar, obliga a todos los medios a contar cómo puede llegar de Córdoba a Buenos Aires: "O sea, a nombrar el estado del tren, el de las rutas, de los micros, del avión". Asimismo, Carrasco interpretó que el mensaje del exsecretario de Transporte es que al gobierno "no le va a salir gratis, no va a ser el pato de la boda".

Finalmente, Carrasco recordó que "todas esas esambladoras, como las de los decodificadores de televisión digital, o las notebooks, son ensambladas por los Cirigliano", y que "El Modelo está basado en todos estos tipos que están ahí, siendo juzgados", para luego afirmar que "están teniendo una crisis económica que afecta principalmente a esos productos que no están para perdurar sino para limpiar guita.

Las declaraciones de Larroque. Gasulla le pidió a Carrasco su opinión sobre las distintas declaraciones del referente de La Cámpora, Andrés "El Cuervo" Larroque, quien sostuvo que “Máximo (Kirchner) tiene pensamientos profundos”.

"No tiene formación política el Cuervo, es un buen tipo, pero no tiene formación política", afirmó Carrasco, para luego sostener que "está claro que al lado del Cuervo, Máximo es un tipo muy profundo, tanto como si yo me comparara con el Gordo Valor".

Pero Larroque también había afirmado que, si no fuera por los medios opositores, el Gobierno habría sacado el 70% de los votos en las últimas elecciones. "Hay que ser pelotudo para decir eso, un banana total", sostuvo el periodista. "Los argentinos desagradecidos, una parte que está engañada...Sos un pelotudo. Mirá tus amigos iraníes o en cuba sacando esos porcentajes. No esla televisión, es la constitución. Si no tuvieran ese pequeño escollo, podés sacar el 97%".

Consultado por Gasulla sobre la participación de Cristina en las oficinas de Facebook y la defensa de la Presidenta hacia "la comunicación sin intermediarios", Carrasco fue lapidario: "Está bárbaro, lástima que su gobierno no practique la comunicación sin intermediarios con las víctimas de once, porque si estuviera sentado el responsable con las víctimas, tendrían comunicación sin intermediarios.
En el Boletín Oficial informan que con la nueva cartera se busca "jerarquizar la actual secretaría de Cultura de la Nación". El organismo era conducido por Jorge Coscia. En esta nota, una factura del 2008 donde Teresa cobró al Gobierno más de 80 mil pesos por una actuación en España.

Por decreto, la presidenta Cristina Kirchner creó el Ministerio de Cultura de la Nación, que hasta ayer tenía el rango de Secretaría. El organismo era conducido por Jorge Coscia, quien renunció a su cargo. En la madrugada, se conoció por medio del Boletín Oficial, el decreto 641 por el que se crea el Ministerio en cuestión. En tanto, en otro decreto, el 640, se acepta la renuncia del secretario de Cultura, a quien la Presidenta le agradece "los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo". Un tercer decreto, el 642, designa como ministra de Cultura a Teresa Adelina Sellarés, más conocida por su nombre artístico como Teresa Parodi.

Según se fundamenta la nueva cartera "permitirá perfeccionar el uso de los recursos públicos, incrementando la calidad de la acción estatal, además de concretar las metas políticas diagramadas, y de racionalizar y tornar más eficiente la gestión pública orientada claramente hacia dicho sector". En otro párrafo del texto, se justifica el uso del decreto para la creación del Ministerio: "Que la urgencia en la adopción de la presente medida hace imposible seguir los trámites ordinarios previstos por la Constitución Nacional para la sanción de las leyes."

Cuando ejercía en la función de artista, Teresa Parodi cobraba ya en 2008 unos 80 mil pesos al Estado para actuar en España.

La jefa del Estado tomará esta tarde juramento a la flamante ministra de Cultura, durante un acto en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. La ceremonia comenzará a las 17, según informó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich .

Las funciones del Ministerio de Cultura serán:
1. Entender en la determinación de los objetivos y políticas del área de su competencia
2. Ejecutar los planes, programas y proyectos del área de su competencia elaborados conforme las directivas que imparta el Poder Ejecutivo Nacional
3. Entender en la formulación y ejecución de las políticas de la jurisdicción, destinadas a estimular y favorecer la expresión cultural en todas sus formas.
4. Elaborar y promover políticas de participación institucional en la defensa de la identidad cultural nacional.
5. Implementar las políticas de difusión en el país y hacia el exterior de los hechos culturales.
6. Promover y difundir el desarrollo de actividades económicas asociadas con la cultura.
7. Planificar políticas de financiamiento de la actividad cultural junto con el sector privado y organizaciones de la sociedad civil.
8. Ejercer la conducción de los organismos que le dependen y supervisar el accionar de los entes descentralizados que actúan en el área.
9. Dirigir las políticas de conservación, resguardo y acrecentamiento del Patrimonio Cultural de la Nación.
10. Promover políticas de integración e intercambio cultural entre las jurisdicciones del país y hacia el exterior.
11. Promover políticas de incentivo y desarrollo de las culturas nacionales.
12. Promover la producción e intercambio del conocimiento científico en temas relacionados con las industrias culturales, la generación de empleo sectorial y de los servicios vinculados.
Tamara Seiffer es investigadora del CONICET, y hace poco advirtió que "lo que hizo Menem en términos de gasto social no es muy distinto de lo hecho por el kirchnerismo". Otra mirada sobre el relato tan apuntalado por el periodismo obsecuente.

"Los últimos datos que se conocen dicen que uno de cada tres argentinos es pobre", sentenció Seiffer, que intentó develar por qué después de una década de crecimiento la matriz de pobreza sigue siendo tanto o más importante que en las décadas pasadas.

Su razonamiento es largo, pero comienza a partir de un problema estructural. "En Argentina, los capitales que operan son chicos y quedan rezagados en la competencia mundial de la industria en general. Históricamente, la fuente de compensación fue la renta agraria, que sigue siendo un motor de la economía, pero que ante la expansión, ya no alcanza", explicó.

En los 70, según Seiffer, surgió "una segunda fuente de compensación, que son los salarios bajos, la desocupación y la pobreza", que luego se profundizaron. "Los salarios promedio de la década kirchnerista son la mitad de los que eran en 1975 en términos de poder adquisitivo", argumentó. La consecuencia, según la especialista, es que a mediados de los 90 "se rompió la asociación que había entre pobreza y desempleo".

Ante ese panorama, señaló: "En relación a los 90 estamos más o menos iguales en términos de pobreza y de salario. Hay ciclos de recuperación comparados a 2001, 2002 y 2003, pero si miro hacia atrás, el panorama es diferente".

La pobreza y la indigencia volvieron a la agenda política luego de que el Gobierno ordenara no difundir los datos oficiales del segundo trimestre de 2013. "Estos datos surgen de una reestructuración en la metodología de medición, que pidió el FMI porque ahora necesitan endeudarse. O sea que ni la renta agraria ni el mercado laboral precario alcanzan, y por ende, se necesita una tercera fuente extraordinaria, como es la deuda. Mientras no la necesitaban, el relato se podía sostener, pero hoy se está cayendo a pedazos", concluyó Seiffer.

En este sentido, la comparación del presente con "los noventa" ha sido una constante del discurso kirchnerista. Sin embargo, Seiffer puso en duda esa ruptura. "El problema es qué se hace con la enorme masa de riqueza que es la renta agraria. En la historia se dilapidó, fragmentándola en un cúmulo de capitales ineficientes, lo que pone en duda la idea de dos modelos diversos, el neoliberal, y el nacional y popular", analizó.

Además, insistió: "Se dice que el Estado se retiró en los 90 y que ahora retornó y está presente. Es cierto que el gasto social aumentó mucho, pero no es algo exclusivo de la década kirchnerista, también se ve en el menemismo y previamente. Incluso, cuando uno compara internacionalmente se ve el mismo proceso de crecimiento de la asistencia, incluso en los Estados Unidos".
Página 724 de 774