Viernes, 20 Julio 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Jueves, 17 Mayo 2018 09:48

Ernesto Sanz regresó a la mesa chica de decisiones de Macri y Cambiemos se rearma

Por El País Diario

El radical compartió un almuerzo con el Presidente Euforia Macri y gran parte de los miembros de su renovado grupo de asesores políticos.

Las sonrisas compartidas para las fotos oficiales evidenciaron el "buen clima" que se vivió en un almuerzo que, para varios de sus protagonistas, sonó a reivindicación. A mediodía, en la quinta de Olivos y aún con varios ausentes, la mesa política que acompaña al presidente Mauricio Macri en las decisiones importantes tuvo su primera reunión con los nuevos integrantes. O mejor dicho, con viejos conocidos que vuelven a integrarla, como el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó , y el exsenador radical y fundador de Cambiemos , Ernesto Sanz.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, compartieron el almuerzo junto a Monzó, Sanz y el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales. Los otros dos integrantes del trío que integraba hasta esta semana la mesa chica original (Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal) adujeron temas "de gestión" que les impidieron estar. La ampliación de la mesa fue consecuencia directa de la crisis financiera.

Tras la reunión, los protagonistas practicaron el hermetismo. Pero la disparada del dólar y el daño político del cimbronazo fue un eje ineludible. Frigerio y Monzó explicaron que su misión será, en los próximos meses, convencer a gobernadores y senadores del peronismo de las bondades del "gran acuerdo nacional" para reducir el déficit fiscal y cumplir con los requerimientos del FMI y los mercados. Quedó en claro que Sanz participará "part time" de las reuniones de mesa chica y también de las diarias de coordinación, en la que tienen peso específico los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

El regreso de Monzó fue preanunciado el jueves pasado, cuando se reunió a solas con Vidal. "Sos valioso, podés sumar", le dijo la gobernadora al diputado de origen peronista, con quien sostuvo duros cruces durante la campaña que llevó a Macri a la presidencia y a Vidal, a la gobernación. Después de ver a Monzó el jueves, Vidal almorzó en Casa Rosada con Peña y Rodríguez Larreta, y allí operativizaron la ampliación de la mesa política, por pedido expreso del Presidente.

Al menos en los papeles, el regreso de Sanz también marca una "reconciliación" con Peña, con quien tuvo diferencias durante los primeros tiempos del gobierno de Macri. El porvenir de su relación con Elisa Carrió, que pasó de muy buena a pésima en pocos meses, también es una incógnita.

"Ernesto estaba cansado de ir a una reunión y enterarse de que luego o antes había otra reunión en la que de verdad se resolvían las cosas", contó un radical cercano. "Es una reivindicación interna, porque Cornejo y los radicales pensaron en él después de meses de acusarlo de cortarse solo. Y también lo reivindica dentro de Cambiemos", evaluaron cerca del radical.

Monzó y Sanz vuelven a "cotizar" en el mundo Cambiemos, al igual que Frigerio, quien -justo es decirlo- formó parte del círculo más cercano al Presidente aunque no integrara la mesa chica de "Pro puros", algunos de cuyos integrantes quedaron golpeados luego de los desconcertantes quince días que siguieron a los primeros síntomas de inestabilidad. "De todos modos, hay que ver cuánto dura la apertura", desconfiaron en el más que centenario partido.

Fuente: La Nación