Lunes, 15 Octubre 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 12 Junio 2018 15:13

La hipocresía siempre esconde la mano

Por Martín Díaz

Mañana 13 de junio de 2018, será recordado en los anales de la historia Argentina como el día en que por primera vez se votó por la despenalización del aborto.

Más allá del resultado, es un logro que haya entrado en la agenda legislativa, es una lucha de varios grupos de mujeres que finalmente ha sido escuchado. El falso progresismo de muchos años se negó a plantear el debate, hoy apoyan muchos de ellos, otros como los de las provincias más chicas y conservadoras, como la nuestra, se oponen rotundamente sin observar que hay un porcentaje alto de su sociedad que avala el proyecto de ley, por lo tanto en cualquier país civilizado debería haber por lo menos dos diputados que apoyen la ley.

Las condescendencias de la política a la iglesia es increíble, los mismos que piden salvar ‘las dos vidas’, han amenazado a gente que se manifiesta abiertamente a favor de la despenalización. 

Micaela participó de todas las marchas hasta que por las redes sociales comenzaron a llegarle los primeros mensajes intimidatorios, fueron subiendo de tono y terminaron por tirarle piedras a su casa y a llamarle por teléfono para amenazarla. Lo lograron, esta chica está atemorizada, realizó la denuncia policial, pero fue silenciada. Esta patota hipócrita que no duda en sacar a chicos con carteles, usándolos como mano de obra barata, esconde siempre la mano. Esta patota tiene miedo, la gente ya sabe cuánto dinero recibe del estado; teme perderlo, teme por sus negocios; por más que saquen al arzobispo y silencien a los medios por el escándalo, tienen miedo, su máscara se derrite, el miedo con el que han logrado establecer su poder ya no es tan eficiente como antes.

El aborto es una decisión de política de salud y social.  Ya lo he manifestado, el aborto es una práctica dolorosa que existe y más allá del resultado de mañana, seguirá existiendo; les guste o no les guste, simplemente se evitará la muerte de mujeres  por abortos mal realizados o realizados en condiciones absolutamente inapropiadas y por otro lado los inescrupulosos dejarán de cobrar por su trabajo con la desesperación.

Aborto, esa palabra que los horroriza, al cual cayeron en más de una oportunidad para no visibilizar el absurdo de su castidad, es el reflejo de su cinismo.

¿Si algo le pasara a esta chica o a otras, que también han recibido amenazas, quién es el responsable?

El respeto por el que piensa diferente es algo negado para la patota cobarde de sotanas.