Miércoles, 24 Octubre 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 09 Octubre 2018 22:00

Lorenzetti acusó a Rosenkrantz de crear un clima de tensión en la Corte

Por El País Diario

A través de una carta, lo responsabilizó de crear un ambiente de "tensión, temor y amenazas telefónicas" entre los trabajadores del máximo tribunal.

La Corte Suprema de Justicia vive una interna feroz desde el cambio que hubo en su cúpula que terminó de quedar expuesta este martes: el expresidente del Tribunal, Ricardo Lorenzetti, acusó al flamante titular, Carlos Rosenkrantz, de generar un "clima de tensión, temor y amenazas telefónicas" entre los trabajadores del Máximo Tribunal.

Lorenzetti se refirió en un extenso escrito a la decisión de Rosenkrantz de intervenir en las actividades del Centro de Información Judicial (CIJ) que estaba casi sin operar en las últimas semanas. "(La) falta de respeto de los derechos del trabajador y de la persona humana, así como de los procedimientos internos de la Corte, fue lo que generó la paralización momentánea", describió.

El nuevo titular ordenó que el material del sitio, órgano difusor de la Corte, fuera puesto a disposición de su oficina. Además dispuso que se "asegure, de modo urgente y por los medios que estime conducentes, la seguridad informática del CIJ y la administración exclusiva del mismo" por parte la Presidencia de la Corte.

Frente a esto, Lorenzetti fue terminante: "En el día de la fecha me ha sorprendido su resolución número 3018 que ha publicado con ribetes de escándalo, algo que nunca ha sucedido en los últimos años y propio de épocas que hemos querido superar. Lamento muchísimo semejante mediocridad pero, estando en juego el prestigio de la institución, me veo obligado a contestar",

El extitular del Tribunal cuestionó que no haya nombrado por concurso al nuevo secretario de Comunicaciones. "La mencionada paralización fue de menos de una semana y era perfectamente solucionable con un comportamiento razonable. No hay ninguna razón para este tipo de medidas autoritarias, sorpresivas, que no fueron habladas entre los ministros, que provocan un escándalo que no hace nada bien al tribunal", definió.

En el final de su escrito, el juez deslizó la posibilidad de que Rosenkrantz especule con una privatización del área comunicacional y mencionó "las presiones" que siempre hubo dentro del Tribunal.

"Creo firmemente que el cambio de presidencia de la Corte Suprema no puede modificar los principios fundamentales de su funcionamiento y de su jurisprudencia. Ha costado mucho sacrificio cambiar lo que había, sufrimos muchas presiones, pero construimos una estructura de principios y valores que nos sostuvo todos estos años y que defenderé", cerró.