Lunes, 12 Noviembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 17 Octubre 2018 11:23

La Corte de Justicia definirá si los jueces deben o no pagar Ganancias

Por El País Diario

El máximo Tribunal solicitó el expediente completo de la medida cautelar que había beneficiado a magistrados. El Ministerio de Justicia, Germán Garavano, presiona para subir la recaudación.

La Corte Suprema de Justicia decidió tomar carrera para resolver uno de los temas más espinosos puertas adentro del Poder Judicial: el pago del impuesto a las Ganancias para sus propios miembros. En una maraña de presentaciones, apuntaladas por el Poder Ejecutivo, el máximo Tribunal "pidió" tratar el expediente sobre una medida cautelar que había extendido el beneficio a magistrados y funcionarios para continuar eximidos, más allá de los términos de la ley votada por el Congreso que marcó una bisagra a partir de 2017. Ahora comenzará a girar por las vocalías, pero el movimiento sugirió que existe una decisión política de los ministros de saldar el tema que ya lleva su enésimo capítulo de disputa. La posibilidad de que sea antes de fin de año coincide con el ritmo que se prometió con el recambio de la presidencia en cabeza de Carlos Rosenkrantz. En el camino, empleados de la Justicia y sus representaciones gremiales comenzaron a inundar tribunales de recursos (además de plantear un plan de lucha) para intentar cubrirse ante lo que podría ser una decisión final que no los favorezca. Las señales que enviaron al menos tres jueces es que validarían el pago del impuesto, aunque con algún tipo de mecanismo compensador.

El Gobierno confirmó su intención de llevar a la Corte el planteo pese a que públicamente negó ante la Asociación de Magistrados, la poderosa entidad que agrupa a jueces, fiscales y defensores, que evaluara profundizar su embestida para que paguen el tributo. La misma táctica aplicó sobre el régimen previsional de los jueces, que como reveló Ámbito Financiero, tenía diseñado un paper interno detallando las modificaciones necesarias para equilibrar las cuentas públicas. De manera subterránea, ambas iniciativas siguieron su curso de evaluación. En cuanto a Ganancias, el Gobierno fue más explícito: magistrados funcionarios y empleados habían sido beneficiados por una medida cautelar interpretativa otorgada por el juez en lo Contencioso Administrativo Federal, Esteban Furnari; el Ministerio de Justicia apeló para que los promovidos y ascendidos también pagaran y la Cámara de ese fuero confirmó la cautelar pero solo con alcance a magistrados y funcionarios (Empleados quedaban afuera de este esquema); el Ejecutivo intentó un recurso extraordinario para llegar a la Corte, pero la Cámara lo rechazó. Hace unas semanas acudieron "en queja" ante el máximo Tribunal y en las últimas horas, en el cuarto piso del Palacio de Tribunales solicitaron revisar el expediente. Sin compromiso, podría haber rechazado tratarlo, por ser una medida cautelar. Sin embargo, solicitó ver todas las actuaciones con el presumible objetivo final de resolver en un plazo breve.

Al fallo original se le agregaron planteos desde distintos sectores judiciales que también están ahora alcanzados por la eximición del tributo y pretenden mantener esa condición. Por eso se presentaron a la causa de Furnari peritos (que cumplen funciones de auxiliares de justicia) y funcionarios de las justicias provinciales que habían pasado a la órbita federal. Consiguieron aval. Le siguieron las asociaciones gremiales: Sitraju (sindicato de trabajadores judiciales) y la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (que lidera Julio Piumato) pidieron intervención para que los trabajadores de los juzgados, fiscalías y defensorías tengan también un paraguas cautelar. Lo propio hizo la Federación Argentina de la Magistratura para que los poderes judiciales de las provincias también queden a resguardo de tener que pagar. Estas últimas cuestiones todavía no fueron resueltas en primera instancia.

Por sus características, este expediente que está ahora bajo análisis de la Corte apunta a convertirse en una acción colectiva clave para el mundo judicial. Mientras, la Corte rema para retomar un clima institucional aceptable aunque ayer Rosenkrantz emitió dos resoluciones donde ocupó las oficinas para la nueva "supersecretaría" de comunicación y delegó en Elena Highton de Nolasco la firma para todas las licencias o excepciones que los jueces soliciten. Con esto, la jueza adquiere un protagonismo central.

El propio Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Ricardo Lorezetti se manifestaron a favor del pago de Ganancias. Si esas declaraciones se tradujeran en votos ya habría una mayoría suficiente para que el nuevo ecosistema de la Corte adopte una definición sobre el asunto, en momentos en los que el Gobierno exige un "ajuste" para la Justicia. Sin embargo está lejos de cerrar un capítulo sin consecuencias políticas: los tres representantes jueces para el Consejo de la Magistratura (y atrás de ellos sus representados) sentaron una férrea negativa a aceptar esa iniciativa, lo mismo que los empleados de tribunales que vienen sosteniendo paros y retenciones de tareas contra lo que intuyen que se avecina. Un mecanismo salomónico de "compensación" para que no se reduzca nominalmente la cifra de sus haberes por Ganancias ha sido siempre la opción que menos resistencia cosechó para salir del laberinto.

Fuente: Ámbito