Miércoles, 19 Septiembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dijo que "es hora que se ponga en claro la historia de este militar".

Nora Cortiñas, dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, confirmó que presentó un habeas corpus para que el jefe del Ejército, teniente general César Milani , "comparezca en la causa" por la desaparición de su hijo Gustavo. "Milani estaba cerca de [Jorge Rafael] Videla cuando desapareció mi hijo Gustavo", aseguró. "He presentado un habeas corpus para que comparezca en la causa", agregó.

En diálogo con radio La Red, Cortiñas dijo que Milani "era un oficial de Inteligencia de un área correspondiente a la desaparición de Gustavo". "Es hora que se ponga en claro la historia de este militar", dijo la cofundadora de Madres de Plaza de Mayo. "Milani mancha al Gobierno, tiene que ser alejado de su cargo", añadió.

Además, Cortiñas dijo que tiene "la certidumbre de que hay algo especial que hace que a Milani lo mantengan" en su cargo. "Lo mejor es que esté alejado de su cargo y dispuesto para la indagatoria correspondiente", consideró.

Qué pasó. Esta semana, Milani fue imputado por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica de documentos públicos en la causa que investiga la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo, ocurrida en 1976.

El soldado riojano, de 20 años, desapareció el 17 de junio de 1976 cuando se encontraba en Tucumán, con una compañía del Batallón de Ingenieros en Construcciones 141 de La Rioja, donde cumplía el servicio militar obligatorio.

El encargado de instruir el sumario por la supuesta deserción de Ledo fue el entonces subteniente Milani. En el expediente judicial se menciona que el conscripto era "el asistente" del hoy jefe del Ejército.

El fiscal federal Carlos Brito elevó el pedido de llamado a indagatoria ante el juez federal Daniel Bejas, quien ahora debe resolver el planteo.

En la resolución de Brito, el fiscal advirtió que la desaparición de Ledo "se habría producido durante la vigencia de un plan delictivo implementado por las Fuerzas Armadas, que detentaban el poder estatal de facto" en esa fecha.

El Gobierno y sectores aliados del kirchnerismo mantuvieron en las últimas horas una sugestiva distancia de Milani. El flamante secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández , dijo que Milani, el hombre fuerte de la inteligencia militar, "seguramente pasará a retiro si existiera algún elemento que amerite el dictado de su procesamiento" en la causa en la que el juez federalDaniel Bejas investiga su responsabilidad en la desaparición de Ledo.

"Si el día de mañana existiera algún elemento que le diera razón a un juez para dictar el auto de procesamiento, seguramente, pasará a retiro, como la Presidenta lo hizo oportunamente con el almirante Jorge Godoy o con el teniente general Roberto Bendini", declaró Fernández, al recordar los casos de los ex jefes de la Armada y del Ejército, apartados cuando fueron procesados en investigaciones judiciales.
El pedido de indagatoria que formuló el fiscal Guillermo Marijuan implicaría el primer golpe certero al dudoso empresario patagónico, quien está sindicado como socio de Néstor y Cristina.

La noche empezó a caer para Lázaro Báez el 14 de abríl de 2013, cuando un informe del periodista Jorge Lanata puso en boca de todos “la ruta del dinero K” donde los financistas Federico Elaskar y Leonardo Fariña relataron las maniobras del empresario para lavar dinero de la corrupción estatal. Pero recién ahora, 20 meses después, el patagónico se enfrenta a la posibilidad real de que todo salga a la luz en donde más duele: la Justicia.

Es que por iniciativa de la Cámara Federal, el fiscal Guillermo Marijuan le pidió al juez Sebastián Casanello que llame a indagatoria a Báez. Una medida que, para los especialistas, debería haber solicitado el propio magistrado antes de procesar a los dos arrepentidos que prestaron su testimonio en TV. La causa avanzó de instancias procesales pasandole muy cerca al empresario, pero sin llegar a tocarlo.

Para dirigentes de la oposición, la respuesta es simple. “No pueden meterse con Báez porque si se ponen a investigarlo, en un minuto llegan a la familia Kirchner”, aseveró la diputada Elisa Carrió, quien se ocupó de llevar a la justicia el informe periodístico. Sin embargo, quien mejor explicó la relación entre el expresidente y el contratista fue el propio Fariña: “En la política no existen testaferros, son operadores. Uno le da obras públicas al otro y cuando llegan las elecciones les piden 20 palos para la campaña”.

De empleado bancario a sombra de Kirchner. La historia de Báez se hizo popular luego del informe de Canal 13, pero ya era pública desde el 2006 cuando la revista Noticias afirmaba que “Lázaro es Néstor”. Sólo de esa manera se podía explicar el brutal crecimiento patrimonial de este empresario que se inició en la esfera profesional como contador del Banco de Santa Cruz. Allí logró hacerse en 1991 con la gerencia durante la gobernación de Néstor Kirchner.

Respaldado por el mandatario provincial, comenzó su rápido ascenso en el mundo de los negocios. Logró intervenir y privatizar la entidad bancaria que dirigía. Poco tiempo después, pasó a conformar el directorio de Austral Construcciones S.A.desde donde pudo obtener la mayoría de los contratos de obra pública en la provincia de Santa Cruz.

Báez luego compró tierras y campos con los que logró construir una mansión en un extenso predio en las afueras de Río Gallegos con un importante sistema de seguridad. Sus allegados, en tanto, conformaron sociedades con la familia Kirchner en las que compraron hoteles (como Alto Calafate) y en los últimos años Báez se expandió hacia el negocio petrolero y la compra de estancia cercanas al río Santa Cruz.

Según trascendió, la amistad era tal entre ambos que el día previo al fallecimiento del expresidente, compartieron su última cena. El empresario fue quien construyó luego el fastuoso mauseleo en donde se depositaron los restos de Kirchner.

Una fiesta de contratos públicos. En abril de 2012, el gobierno riojano adjudicó a Austral Construcciones S.A., perteneciente a Báez, la construcción de un importante camino montañoso, para el cual la Nación invirtió 1.400 millones de pesos.

Ese mismo año, se llamó a licitación del sistema de represas hidroeléctricas a la vera del río Santa Cruz. La construcción de la represa rebautizada en memoria del expresidente Néstor Kirchner prometió darle nuevas ganancias al empresario Lázaro Báez: las 182 mil hectáreas (conformadas por las estaciones por él adquiridas) se verían afectadas por la megaconstrucción. La familia Báez había asegurado entonces que lamillonaria indemnización recibida sería donada al ministerio de Educación de la provincia de Santa Cruz.

Un año antes, Austral Construcciones edificó el nuevo predio del Club Boca Río Gallegos, institución presidida por uno de sus hijos Martín Báez. La noche de inauguración del complejo deportivo fue protagonizada por una amiga de la familia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La expansión de Báez fue monumental. Con Austral Construcciones compró a las empresas que le hacían de competencia y llegó a hacerse con más del 90% de la obra pública de Santa Cruz. Un sólo dato ilustra su fenomenal crecimiento: en diez años adquirió 1388 autos valorados en 525 millones de pesos.

Caída en desgracia. Si bien Báez recibía múltiples denuncias por parte de la oposición santacruceña, y recibía atención de algunos medios críticos, nada fue tan contundente como el informe televisivo de Periodismo Para Todos. Allí habló el hombre que estaba a cargo de la logística de los millones que transfería Báez. Según la investigación de PPT, Fariña coordinaba el transporte de millones de euros en efectivo desde Santa Cruz a Buenos Aires.

La maniobra consistía en llevar el dinero a la financiera SGI, de Elaskar, donde se pesaba y se enviaba a distintos paraísos fiscales como Panamá y Seychelles. Desde esos destinos se las transferían a empresas fantasmas mediante operaciones comandadas por Fabián Rossi, el marido de Iliana Calabró. De allí, el dinero volvería a Buenos Aires ya en el circuito formal.

Al día siguiente de la emisión del informe, distintos dirigentes de la oposición llevaron el caso a la Justicia Federal. Por sorteo, la causa quedó en manos del juzgado de Casanello, que tras una semana de disputar la competencia de la causa, empezó a trabajar en el caso. Hubo múltiples allanamientos: desde SGI hasta el Banco de Santa Cruz, pero según la versión del magistrado no se halló nada que involucre de manera directa a Báez.

Pero en un nuevo informe de Jorge Lanata se mostraron cintas de seguridad donde se observa el desmantelamiento de la financiera algunas horas antes de que el personal policial ingrese a allanar el Madero Center. Por eso, el accionar del juez quedó fuertemente cuestionado.

El panorama judicial de Báez, que quedó trunco en Buenos Aires, avanzó a mayor velocidad en el extranjero. La justicia uruguaya confirmó que “la ruta del dinero K” comenzaba en su país, y que recién desde allí se giraba el dinero a Panamá, Seychelles y Suiza, donde era depositado en cuentas de Báez. El informe fue enviado a Casanello pero tampoco sirvió para que la causa prospere.

A esto se le sumó la crisis de deuda de Argentina: los fondos buitre, al tantos del caso, presionaron a la Justicia norteamericana para que investigara el asunto como parte de la estrategia de coacción al gobierno argentino para que les pagara la deuda. Los holdouts le pidieron a un juez de Nevada que revele la identidad de los dueños de 123 empresas que creen vinculadas al empresario santacruceño.

En Estados Unidos, el magistrado Cam Ferenback dio autorización al propio Lanata para que tenga completo acceso a la causa y, a instancia de revelar nombres de los empresarios, se pueda conocer rápidamente si Báez integra o no esa cúpula.

Lo cierto es que todos estos avances nunca llegaron a tocar en primera persona al influyente Lázaro Báez. El llamado a indagatoria que pidió hoy el fiscal Marijuan, después de que la Cámara Federal le llamara la atención a Casanello por tener la causa “desarticulada” y “sin avances” sobre Báez, implicaría el primer golpe certero al llamado testaferro de la familia que gobierna el país hace 12 años.
Es por la causa en la que se investiga la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo ocurrida en 1976 en la provincia. El jefe del Ejército, César Milani, fue imputado por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica de documentos públicos, y en los próximos días podría ser citado a declarar por la Justicia Federal de Tucumán.

Es por la causa en la que se investiga la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo, ocurrida en 1976 en esta provincia. El fiscal federal Carlos Brito, quien lleva adelante las actuaciones, elevó el lunes el pedido de llamado a indagatoria de Milani ante el juez federal Daniel Bejas, quien ahora debe resolver el planteo.

El soldado riojano Ledo, de 20 años, desapareció el 17 de junio de 1976 cuando se encontraba en Tucumán, junto con una compañía del Batallón de Ingenieros en Construcciones 141 de La Rioja, donde cumplía el servicio militar obligatorio. El encargado de instruir el sumario correspondiente a la supuesta deserción de Ledo fue el entonces subteniente Milani.

Compañeros de Ledo afirmaron haberlo visto por última vez en la noche del 17 de junio de 1976, cuando, junto al entonces capitán Esteban Sanguinetti, jefe de la Compañía de Ingenieros de Construcciones y superior de Milani, salió a hacer una recorrida en la ciudad tucumana de Monteros y nunca más regresó. En agosto de 2013, Bejas dispuso el procesamiento de Sanguinetti y le dictó prisión preventiva, por considerarlo presunto responsable del secuestro y homicidio calificado de Ledo.

Ahora, Bejas tendrá que resolver si cita a Milani para que declare como imputado, acusado por Brito de haber encubierto ese crimen y de haber falsificado el acta sobre la supuesta deserción del conscripto.

En la resolución de Brito, se señala que el CELS elaboró un informe según el cual todas las desapariciones de decenas de jóvenes que durante la dictadura cumplían con el servicio militar "fueron en realidad detenciones ordenadas por sus superiores o ejecutadas por agentes de los servicios de inteligencia con aprobación de aquellos".

Además, se detalla que "cuando se producían las detenciones, las autoridades militares se limitaban a sostener que se trataba de deserciones, proporcionando en algunos casos explicaciones inverosímiles". En julio del año pasado, Milani aseguró, en su defensa, que firmó el acta de deserción de Ledo "por azar". Sobre dicha resolución, Brito advirtió que Milani la firmó apenas tres horas después de que Sanguinetti le ordenara que investigue la supuesta deserción.

Brito aseveró, en su resolución, que "bajo la apariencia de una supuesta deserción, con su nula actividad perquisitiva (Milani) encubrió la privación ilegítima de libertad agravada y homicidio agravado en concurso real en perjuicio de Alberto Agapito Ledo, mientras se encontraba prestando el servicio militar, falsificando ideológicamente las actuaciones administrativas que estaban a su cargo".
Sigue abierta la chance de ingresar dinero negro al país y blanquerarlo. El Gobierno prorrogó por sexta vez la oportunidad de hacer esta operación para ingresar capitales de divisas no declaradas. A partir del 1 de enero se extenderá al menos por otros tres meses más.

A través del decreto 2529/14 publicado en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo decidió prorrogar "por tres meses calendario a partir del 1° de enero de 2015 los plazos previstos en la Ley N° 26.860". Al igual que en las oportunidades anteriores, en los considerandos se explica que la medida se adoptó "por razones operativas y con la finalidad de permitir que una mayor cantidad de sujetos interesados puedan exteriorizar sus tenencias y acogerse a los beneficios dispuestos" en la norma.

Mediante el artículo tercero de esa ley, se dispone que las personas físicas, las sucesiones indivisas y los sujetos comprendidos en el artículo 49 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, inscriptos o no, podrán exteriorizar voluntariamente la tenencia de moneda extranjera en el país y en el exterior.

Esa operatoria comprende la tenencia de moneda extranjera en el país y en el exterior al 30 de abril de 2013, inclusive. Según la ley, también podrá incorporarse al blanqueo de capitales la tenencia de moneda extranjera en el país y en el exterior que resulte del producido de bienes existentes al 30 de abril de 2013.

"La exteriorización de capitales permite emplear recursos líquidos ociosos para financiar inversiones productivas y sociales que apuntalen el proceso de crecimiento, profundicen la reindustrialización iniciada en 2003 y permitan la inclusión de vastos sectores de la sociedad", destacó el Poder Ejecutivo.

A través del decreto publicado este martes, la Casa Rosada señaló que "razones operativas y con la finalidad de permitir que una mayor cantidad de sujetos interesados puedan exteriorizar sus tenencias y acogerse a los beneficios, hacen necesario disponer una nueva prórroga por tres meses". La decisión lleva las firmas de la presidente Cristina de Kirchner, del jefe de Gabinete Jorge Capitanich y del ministro de Economía Axel Kicillof.
Lunes, 22 Diciembre 2014 12:02

Los niños esclavos de Suiza

Por
Dos "niños descartados" no identificados trabajando. Foto: (BBC, 2014).
Por Roberto Ferraris 
 (desde Inglaterra) 
Suiza no ha sido siempre el país rico y “socialmente correcto” que hoy parece ser. Algunos avances sociales como el sufragio femenino, que se implementaron a pleno en Argentina en 1947 y en EE.UU. en 1920, llegaron a Suiza en 1971.

Volviendo al grano, resulta que desde el 1800 hasta 1960 al menos 300.000 niños pobres fueron sacados a la fuerza de sus familias y luego vendidos en subastas (hasta 1930) o dados como trabajadores rurales “esclavos” a quienes necesitaran de mano de obra barata. Como es de esperar muchos de ellos sufrieron abusos de todo tipo y llevan marcas que no desaparecen con el tiempo. Estos hechos sucedieron principalmente en el cantón alemán pero también hubo casos de exportación al cantón italiano (Ticino).

En este esquema llamado Verdingkinder (algo así como niños descartados)  las familias debían registrarse obligatoriamente y en caso de requerirse uno o más de sus niños estos eran tomados por la fuerza policial. Quienes estaban en la mira eran los más pobres, madres solteras, viudas, separadas y gitanos. Los niños tomados tenían edades que partían de los 6 años.

Verdingkinder. Foto: (BBC,2014).
Para quién compraba o se postulaba para recibir un niño no había otro requisito más que necesitar mano de obra barata y recibían además del gobierno una suma de dinero para el mantenimiento.  Los granjeros debían darle al menor una paga mínima, cosa que en muchos casos no sucedía por lo tanto eran prácticamente esclavos.

En 1930s el 20% de la fuerza laboral en el cantón de Bern eran menores de 15 años. En esa década 12.000 niños fueron dados. Se estima que entre 1850 and 1950 entre el 5 y el 10% de los niños que vivían en la periferia fueron extirpados de sus familias.

Después de la segunda guerra mundial, la automatización del campo hizo que no se necesitara tanta mano de obra y el esquema dejó de aplicarse aunque las leyes siguieron vigentes. Hay casos aislados incluso en 1979 en el que los hijos de 6 y 7 años de una mujer divorciada, víctima de violencia doméstica, fueron arrebatados y llevados como trabajadores a una granja por 5 años.

El día de hoy están en vida unos 10.000  Verdingkinder y recién en el 2013 el gobierno pidió disculpas oficiales. En abril de 2014 100.000 personas firmaron  una petición para que las victimas en vida reciban una compensación. Recientemente también han sido lanzados libros y películas como “Der Verdingbub (2014)" sobre el tema pero por muchos años fue un tema de vergüenza oculta de la que nadie, ni siquiera las victimas querían hablar.
Para profundizar visitar ese link
Página 380 de 485