Viernes, 19 Octubre 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Política

La protesta arrancó a la medianoche todo el país. Es convocada por las centrales de Moyano, Micheli y Barrionuevo. La izquierda hará cortes y piquetes. El Gobierno dice que la huelga es “política”. En San Juan adhieren Bancarios, Camioneros y Estacioneros. El resto de los gremios, domesticados por El Vale Todo Gioja, no paran.

El sindicalismo opositor inició, a la medianoche de hoy, el tercer paro general contra la gestión de Cristina Kirchner y el segundo de este año. Todo indica que tendrá fuerte impacto por la adhesión de algunos gremios clave. Para evaluar su resultado habrá que esperar al amanecer. Todo indica que lucirán como en un domingo o un feriado debido a la adhesión a la medida de fuerza de los maquinistas y los señaleros ferroviarios. Y también por los piquetes que la izquierda hará, desde las 6 de la mañana, en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires y otros puntos del país y que complicarán la circulación de los colectivos, que no se sumaron a la protesta.

En San Juan, los gremios domesticados por El Vale Todo Gioja no adhieren al paro. La industria tendrá un día de trabajo normal ya que no paran UOM ni AOMA ni SMATA, tampoco UOCRA. Los negocios atenderán normalmente, porque Empleados de Comercio decidió no acompañar la convocatoria de la gremial opositora. Tampoco lo hace UTA, por lo que se asegura que el trabajador que quiera asistir a su lugar de trabajo tenga colectivos para movilizarse. UDAP garantizó la asistencia de los docentes a aulas y escuelas. La atención al en el sector público no sufrirá ningún trastorno ya que el gremio estatal más importante, UPCN, no acompaña la medida. Quiénes sí adhieren al paro, entre los gremios más fuertes, son Bancarios, Camioneros y Estacioneros.

Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli, los tres líderes de las centrales sindicales que convocan al paro, están convencidos del éxito de la protesta. Y ayer, en la previa de la huelga, apostaron a que muchos trabajadores pararán igual, pese a que sus gremios hayan decidido no sumarse.

Además de los ferroviarios, se sumaron al paro los gremios aeronáuticos, con lo que no habrá vuelos de cabotaje. Y porlos camioneros de Moyano no se realizan la recolección de residuos, recarga de cajeros automáticos ni clearing bancario. También adhirieron a la huelga otros gremios importantes, como los marítimos y portuarios, estaciones de servicios, gastronómicos, peones rurales, los docentes bonaerense de la FEB y UDOCBA, judiciales nacionales, panaderos y recibidores de granos.

Esta vez, se suman a la protesta dos gremios que no pararon en la huelga anterior: la Asociación Bancaria –no habrá atención al público en los bancos- y Alimentación.

Al igual que en los anteriores, el paro es para forzar al Gobierno a dar respuesta a una variada agenda de reclamos: modificación del impuesto a las Ganancias sobre los sueldos, universalización de las asignaciones familiares, la multimillonaria deuda del Estado con las obras sociales sindicales, aumento de emergencia para los jubilados y políticas concretas contra la inflación y la inseguridad.

Es tan amplio el menú de planteos que los propios sindicalistas descreen de que la Casa Rosada les responda. Ante esa perspectiva, las centrales sindicales ya tienen decido profundizar su plan de lucha. Barrionuevo le propuso ayer a Moyano que la próxima medida sea una “multitudinaria marcha” para exigir la reapertura de todaslas paritarias.

A diferencia del 10 de abril, esta vez los colectiveros no participan de la medida de fuerza. Es un duro, e inesperado revés para los líderes del sindicalismo opositor. Para presionar a la UTA, la Casa Rosada apeló a lo económico: facilitó más subsidios a las empresas de transporte para que financien un mejor aumento salarial para los choferes. Y les prometió la cesión de un predio en la Ciudad para levantar un centro de capacitación.

Igual es posible que circulen muy pocos colectivos en las calles, o que directamente no los haya. Un anticipo de lo que podría ocurrir se vio ayer: agrupaciones de izquierda y la CTA anti K realizaron piquetes en diferentes accesos a la Capital Federal, que impidieron su normal circulación.

Para hoy se anuncian piquetes en los puentes Pueyrredón y La Noria, en el acceso Oeste a la altura del hospital Posadas y en la ruta 3. Aunque dijo que “no comparte” esta metodología, Moyano se beneficiará de manera directa con los piquetes de la izquierda. “Somos respetuosos de las decisiones de otros sectores”, argumentó.

Por ahora, la respuesta del Gobierno tuvo poco que ver con atender alguno de los reclamos. El secretario de Seguridad, Sergio Berni, no descartó intervenir con fuerzas federales en los piquetes. Y el jefe de Gabinete volvió a descalificar la medida: “No hay ninguna duda de que este es un paro político de carácter opositor”, acusó Jorge Capitanich.

Fernández, líder de la UTA, aclaró que si hay ataques los colectivos no circularán. Pero Barrionuevo aventuró: “Creo que no habrá colectivos porque pese a lo que diga la conducción del gremio, los choferes están con mucha bronca”.

Por la falta de trenes, y eventualmente de colectivos y subtes (sólo la línea B parará desde la apertura), el paro también puede tener un fuerte impacto en sectores que no adhieren a la medida de fuerza, como en talleres metalúrgicos, automotrices y comercios.
Por E. Simón
Bástenos mirar y sacar conclusiones. ¿Para qué subestimar al lector?, cada quién sabrá qué diputado se rasca, qué diputado se pela el tujes y qué diputado se la pasa de café en café enseñoreando su ineptitud y su falta de compromiso con los coterráneos. Cobran sueldos altísimos, sería bueno que cada uno de ellos y ellas ofrezca una rendición de cuentas al menos una vez al año. Así sabremos qué hacen nuestros legisladores por mejorar la condiciones de vidas de todos y todas.

El País Diario realizó un relevamiento para saber la cantidad de proyectos que ha presentado cada diputado nacional que representa al pago chico. Acá dejamos la lista con el nombre de cada uno de ellos y la cantidad de iniciativas legislativas presentadas. Esta información fue tomada del sitio oficial de la Cámara de Diputados de la Nación. Ante la duda, consulte a su médico.

Eduardo Ojos Diáfanos Cáceres (Pro) 53 proyectos
Daniela La Sucesora Castro (FpV)         5 proyectos
Daniel Yetatore Tomas (FpV)                 4 proyectos
José El Fiaca Uñac (FpV)                       3 proyectos
Graciela Lealtad Caselles (Bloquismo)  2 proyectos
José El Financista Villa (FpV)                 0 proyectos

Lunes, 25 Agosto 2014 23:05

Crisis occidental

Por
Por Guillermo Alamino 
La cosmovisión de los pueblos originarios plantea interrogantes que cuestionan fuertemente el carácter universal del paradigma occidental. El intento de un empresario de quitarles las tierras a los huarpes, manifiesta la típica concepción utilitaria europea sobre el territorio y la naturaleza.

Luego de siglos de invisibilización y opresión, las comunidades originarias han logrado visibilizar sus visiones por las luchas y resistencias en estos últimos tiempos, teniendo como principal ejemplo el zapatismo en Chiapas y la asunción de Evo Morales en Bolivia. Gracias a esto, algunos países latinoamericanos como Ecuador y Bolivia incluyeron los conceptos del Buen Vivir y del hombre como parte de la naturaleza, poniendo en crisis los actuales modelos occidentales que consideran al ecosistema como un objeto.

En un mundo maltratado por la excesiva industrialización y contaminación ambiental como la tala de bosques, la megaminería, los agronegocios, el fracking, la pesca indiscriminada y la emisión de gases de efecto invernadero, el pensamiento de los pueblos originarios nos obliga a repensar la civilización occidental , que destruye el medio ambiente y explota al hombre en nombre del progreso.

Por otro lado, existen más de 950.000 personas que reconocieron ser descendientes  de alguna comunidad originaria, de los cuales más de 14 mil pertenecen a los huarpes, según datos oficiales proporcionados por el Censo 2010 y la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas. Una cantidad importante  que seguramente  crecerá en el futuro, puesto que la gran mayoría de los ciudadanos posee ascendencia de los pueblos originarios y fuertes lazos culturales con esas comunidades. Es por eso que, es fundamental proteger  el territorio de nuestros pueblos originarios para cuidar nuestra identidad y cultura.

En este sentido Nelson Vilca, comunicador e investigador en Derechos Humanos, expresa que para las comunidades originarias “la tierra tiene un significado abarcador a los demás derechos, pues sin la tierra se teme que exista peligro a la perdida de la identidad cultural de los pueblos indígenas-originarios-campesino, pues al emigrar a nuevas tierras para buscar trabajo, esto provocaría un desarraigo y una desconexión con la comunidad”. Por eso mismo, los Huarpes están preocupados  de perder de sus tierras, ya que un empresario pretende quitarles 6.000 hectáreas  de sus territorios en El Encón y, una emigración de aquellos habitantes, provocaría  la pérdida de sus prácticas cotidianas. Acerca de lo anterior, un informe de Vilca afirma que “la tierra constituye  la condición de la seguridad individual y la unión de un grupo, al contrario del llamado blanco que la utiliza como un instrumento de dominación, y como medio de producción y acumulación de capital”. Mientras el capital pretende generar ganancias con el  usufructo del terreno, los huarpes necesitan la tierra para  subsistir  y mantener su estilo  de vida.

Lamentablemente  el gobierno provincial todavía no da una solución definitiva al conflicto, al no entregar  las tierras definitivamente a nuestros pueblos originarios. Este reconocimiento es una  política fundamental que debería ejecutarse a nivel nacional, para evitar el avance de las actividades extractivitas y otros emprendimientos en territorios donde viven  comunidades originarias.
La UTA todavía no definió si adhiere a la protesta convocada por la CGT opositora y sus aliados. Se sumaron bancarios y alimentación, como así también ferroviarios, camioneros y gastronómicos.

Los bancarios y trabajadores de la alimentación se sumaron al paro de 24 horas convocado por el sindicalismo opositor para este jueves, aunque en las últimas horas surgieron dudas sobre la postura de los choferes de colectivos agrupados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA): dicen que el Gobierno está ejerciendo fuerte presión para que no adhieran y recién en las próximas horas el gremio tomará una decisión.

El líder de la UTA, Roberto Fernández -que durante el fin de semana no atendió ninguna llamada telefónica- se reuniría con su colega de La Fraternidad, Omar Maturano, para coordinar la organización del paro en el transporte. Pero allegados a Fernández lo relativizaron y aseguraron que el gremio analizará si se suma o no a la protesta de Hugo Moyano y sus aliados.

Sugestivamente, ningún dirigente de la UTA fue al almuerzo del miércoles pasado en el que se definió un plan de lucha que arrancará esta semana. El último gesto del gremio de los colectiveros fue hace 15 días, cuando su secretario de prensa, Mario Calegari, le dio el aval a Maturano para avanzar con la medida de fuerza. Desde entonces, no hubo más contactos.

Hubo además un plenario de delegados del Sindicato de Alimentación de Capital, que conduce Rodolfo Daer, para decidir sobre el paro. Participarán representantes sindicales de izquierda que dominan las comisiones internas en fábricas de la zona norte del conurbano, como Mondelez y Pepsico, y otras de la Ciudad de Buenos Aires, como Lodiser. El viernes pasado, durante una reunión del consejo directivo, el gremio analizó con preocupación la incidencia de Ganancias en los sueldos: en septiembre, cuando llegue la segunda cuota del aumento pactado en paritarias, que es del 15%, el 67% de los trabajadores de la Alimentación quedará afectado por el impuesto.

El Gobierno está tratando de sacarle a Moyano el decisivo respaldo de la UTA para neutralizar el paro: ministros como Julio De Vido y Carlos Tomada estarían tratando de convencerlos con subsidios para el transporte de pasajeros, que asegurarían mejoras salariales y laborales para los choferes, y fondos para la construcción de una escuela de capacitación en Once.

La UTA es el único gremio que duda sobre el apoyo a la huelga. Hay datos casi confirmados, como que la poderosa Asociación Bancaria, que conduce el radical Sergio Palazzo, anunció que adhiere al paro porque sus trabajadores están entre los más afectados por el Impuesto a las Ganancias y, hasta ahora, fracasaron las negociaciones con los empresarios para otorgar una compensación salarial. El gremio, que abandonó la CGT Azopardo hace más de un año, hizo el 7 de agosto un paro nacional por este tema.

Hay seccionales de gremios enrolados en el kirchnerismo que podrían parar. Por ejemplo, algunos sindicatos de Luz y Fuerza, como el de Córdoba y Mar del Plata, y los del Oeste, Lanús-Avellaneda y Zona Norte. Al igual que sucedió con el paro del 10 de abril, hay filiales provinciales que se rebelarán contra las conducciones sindicales nacionales oficialistas.

El paro de 24 horas anunciado por Moyano y Luis Barrionuevo, con el apoyo de Maturano, entre otros, será complementado con la protesta de la CTA opositora de Pablo Micheli, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Partido Obrero, que comenzará el miércoles, con una movilización desde Plaza de Mayo hasta el Congreso, lo que extenderá la medida de fuerza a 36 horas.
Llenar el changuito cuesta 46,4 % más que en agosto de 2013. Surge de la canasta de 50 artículos que relevó diario Clarín. El gasto de hacer las compras básicas creció mucho más que los salarios y varios servicios.

Cada hogar enfrenta una larga lista de gastos. “Todo aumenta”, es la queja común. Pero no todo se encarece por igual. Y el gran problema es que la inflación viene atacando con especial dureza a las compras de primerísima necesidad: las esenciales del súper y del almacén. En el último año, de hecho, el gasto en comer y comprar lo básico creció 46,4 %. Es decir, más que casi cualquier otro en el hogar, y mucho más que los salarios, según muestran distintos estudios y relevamientos de precios.

Uno de ellos es el que Clarín realiza cada mes en sucursales de seis grandes cadenas de supermercados, ubicadas en los barrios de Palermo, Colegiales, Chacarita y Villa Pueyrredón. En esos negocios, en agosto pasado, un “changuito” con 50 alimentos, bebidas y básicos de limpieza y tocador costaba $ 682,46. A principios de este año, había subido a más de $ 800, y hoy ya vale $ 998,76 en promedio. Con lo cual, la misma compra aumentó 46,4% en sólo 12 meses.

Esa suba estuvo muy impulsada por artículos de almacén como harina 000 (168%), yerba mate (120%), galletitas surtidas (78%), aceite de girasol (59%), arroz (49%) y dulce de leche (49%).

Entre las carnes, se destacan saltos del 61% en el asado (que pasó de $ 40,22 a $ 64,94 el kilo), del 52% en pollo (de cerca de $ 13 a casi $ 20) y del 55% en jamón cocido, cuyo paquete de 200 gramos se fue de $ 21,45 a $ 33,32.

En lácteos, un queso cremoso líder de $ 67,36 ahora se vende a una media de $ 105,70: 57% más. Leches y manteca, en tanto, se incrementaron 44% en un año. Y entre los vegetales, sobresalen alzas en zanahorias (53%), papas (48%) y en las bananas (46%), que saltaron de $ 11,59 por kilo a casi $ 17.

Pasta de dientes (105%), detergente (63%), limpiador (62%) y papel higiénico (57%) son otros artículos que no suelen faltar en ningún hogar, y que se encarecieron muy por encima de la media.

Todo esto sucedió pese a que un tercio de la lista relevada quedó incluida en el programa oficial de Precios Cuidados y registró, en los últimos meses, subas más moderadas que resto. El problema es que esos productos a veces no se encuentran y los sustitutos disponibles son bastante más costosos.

Distintas mediciones confirman los fuertes aumentos en los productos de primera necesidad. Según un relevamiento del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom), los productos más consumidos de la canasta básica se encarecieron 45,81% desde agosto de 2013 para los sectores de menores ingresos. Eso influyó en que el consumo, según registraron, cayera sensiblemente (ver aparte).

Mientras, los 38 productos de la canasta básica que releva cada quincena Consumidores Libres en supermercados y centros de abastecimiento porteños subieron 40% en los últimos 12 meses. Ese ranking lo encabezan yerba (93%), harina (72%), naranja (67%), acelga (62%), bola de lomo (61%), aceite (58%), banana (58%), asado (54%), fideos (53%) y pollo (53%). En lo que va de este año, además, esa lista de artículos ya aumentó lo mismo que en todo el 2013.

Por su parte, la Dirección de Estadística de la Ciudad relevó que en el último año la inflación avanzó 41,5% en el común de los alimentos y las bebidas, aunque en la canasta alimentaria más básica la suba anual detectada para una familia tipo fue del 43,9%, impulsada en especial por frutas y verduras (56,6%), cereales y legumbres (44,4%) y carnes (41,3%).

¿Qué otros gastos del hogar crecieron más que los de alimentarse? Pocos. En ese listado, sólo aparecen los costos del transporte, por cómo se encarecieron los viajes en colectivo (100%), subte (80%) y auto particular (cargar nafta es hoy casi 60% más caro). También hay que incluir a servicios como el gas y el agua, que en algunos casos ya se encarecieron más del 300% por las recientes quitas de subsidios.

Pero según midió la Ciudad, los gastos en ropa y calzado (42,7%), recreación y cultura (38,8%), mantenimiento del hogar (38%), educación (32,1%), salud (30,8%) y comunicaciones (25,8%), entre otros rubros, crecieron menos o bastante menos que los de alimentarse. En alquileres y expensas el salto rondó el 30%, y 36% en prepagas.

Frente a estos incrementos, según el Ministerio de Trabajo, los sindicatos lograron este año “recomposiciones” salariales del 29,7% promedio en las paritarias. El salario mínimo, vital y móvil, en tanto, sólo se actualizó un 25,2% en los últimos 12 meses.
Página 448 de 515