Viernes, 21 Septiembre 2018
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Esta vez le tocó al cura: en una acertada nota intitulada "Gran Hermano", Horacio Verbitsky, periodista del diario kirchnerista Página/12, se atrevió a lo que ningún medio de San Juan se atreve: contar la historia del hermano desaparecido de Monseñor Alfonso Delgado, arzobispo de San Juan. Leela completa acá.

Gran Hermano

Por Horacio Verbitsky 
Como ya es regla cada vez que se produce alguna novedad relativa a los juicios por crímenes de lesa humanidad, un obispo de la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica Romana se pronuncia en contra del castigo y a favor de la distracción. Ahora fue el turno del diocesano de San Juan, Alfonso Delgado, quien justificó la fuga de los represores Jorge Olivera, condenado a prisión perpetua, y Gustavo De Marchi, a 25 años de cárcel. Juzgarlos ahora “no nos hace bien”, dijo Delgado, quien nunca hizo gestiones para conocer qué sucedió con su hermano Peter, un ex militante montonero, detenido-desaparecido en Rosario durante la dictadura.

Los Delgado eran ocho hermanos. Peter provenía de la militancia socialcristiana. Atendía una gestoría en el centro de Rosario, donde guardaba el archivo montonero de la zona. Todos los días hablaba con un linyera que mendigaba en la puerta. En el invierno de 1976 lo hizo entrar para que no durmiera en la calle. Era un policía infiltrado que lo estaba investigando. “En mi familia, desde un primer momento decidimos perdonar. Nos hizo mucho bien, lo cual no significó que no hiciéramos los trámites jurídicos y en la Justicia que corresponden, una cosa es el delito, otra cosa es la actitud.” Delgado se preocupó por aclarar que no conocía a Olivera ni a De Marchi, que sólo sabía lo que se había publicado en la prensa. “Es un tema controvertido que tendría que haberse resuelto inmediatamente, en el ’83,’84,’85, que estemos después dándole vuelta a la manija creo que no nos hace bien a todos”, le dijo al diario Tiempo de San Juan.

Miembro de la Prelatura del Opus Dei, y siempre ataviado como un elegante ejecutivo, Delgado se excusó de opinar sobre la fuga aduciendo que “no está en la esfera de mi competencia”. Pero luego agregó que no deseaba criticar a los jueces ni a los encargados de custodiar a Olivera y De Marchi. “Yo no tengo ningún odio o actitud negativa hacia ninguno de ellos. Tampoco hacia los represores, creo que ya bastante tendrán si han hecho algo y parece que han hecho bastante, ya sus conciencias les reprimirán o les dirá bastante lo que han hecho”. Rafael Olivera, hijo del capitán prófugo, es sacerdote y vive en San Rafael, Mendoza, donde tiene su seminario la congregación integrista del Verbo Encarnado, que reivindica la represión dictatorial.
Tras la derrota en las primarias, la estrategia que desplegará el kirchnerismo para las elecciones generales del 27 de octubre desató tensiones entre la Casa Rosada y los gobernadores. El eje de las discrepancias pasa por el rol de Cristina La Muchacha Progre en la campaña. Abal Medina manejará la chequera.

Eos datos a tener en cuenta cuando hablamos de traición. En medio de ese malestar hubo dos ausencias notorias: los gobernadores de San Juan, José Luis El Vale Todo Gioja, y el de Jujuy, Eduardo Pinturita Fellner, no asistieron a Tecnópolis. El sanjuanino fue derrotado en las primarias, mientras que el jujeño logró un triunfo mucho más ajustado que lo habitual. La Presidenta busca evitar que los gobernadores "provincialicen" sus campañas con miras a octubre. En el Peronismo es tradición que cuando el barco empieza a hacer agua, cada cual intrenta salvarse en su botecito. Pasó con Menem. Cuando El Turco dejó un desastre en el país, resultó ser que nadie era menemista. Es más, los justicialistas decían que Menem no era peronista. ¿Entonces con qué votos ganó el atorrante?

Ahora Crisrtina llamó a varios mandatarios para diseñar una agenda de viajes a sus distritos. Pero los gobernadores piensan al revés. "Quieren «provincializar» la campaña porque la gestión y la radicalización de Cristina desgastan a sus candidatos", confió un operador PJ. Existe una tensión velada por estas diferencias. Los gobernadores querrían tomar distancia de la Casa Rosada, porque consideran que el domingo último se votó "contra la gestión nacional".

Otra queja de gobernadores e intendentes ante Balcarce 50 es que el dinero de la campaña no llegó fluidamente a los territorios, y acusan a La Cámpora de retener esos recursos. Por eso, la presi decidió crear un comando nacional de campaña que dirigirán el jefe de Gabinete, Juan Manuel El Nene Abal Medina, y el secretario legal y técnico, Carlos El Seco Zannini. Ambos recibieron reproches de los jefes territoriales por los manejos de recursos y los armados de las agendas de campaña.

En forma deliberada, Cristina Kirchner sentó a varios gobernadores del PJ para anunciar el programa agropecuario Agrovalor. "Sabiendo que ellos quieren provincializar su campaña, ella los subió al resultado de octubre. No había caras contentas", dijo un funcionario. Para la mandataria está en juego su autoridad y su liderazgo.

"Se está programando la agenda por las provincias, todavía no está definida. Vamos a hacer tres videoconferencias por provincia", dijo un vocero de Parrilli. La mandataria dejó esas directivas y viajó ayer a Río Gallegos para pasar el fin de semana y analizar futuras medidas económicas. La preocupación por el discurso en Tecnópolis era palpable no solo en gobernadores, intendentes y candidatos. También hubo funcionarios de primera línea muy inquietos por el impacto en octubre de esa radicalización.

La Presidenta negó la derrota, argumentó que había ganado en la Antártida, y descalificó a los ganadores de las primarias como "suplentes" de sectores empresariales, a los que definió como "titulares" o "dueños de la pelota" y a ellos los convocó a un diálogo sobre el futuro de la economía. Cristina está convencida de que Massa le robó votos a ella por la "confusión" del electorado que lo cree kirchnerista. De ese modo, ella redoblará sus ataques a Massa, lo que podría convencer a electores de Francisco de Narváez de que Massa es más opositor.

Pero el ex intendente de José C. Paz Mario Ishii, kirchnerista a ultranza, había señalado días atrás que la gente "votó contra el gobierno nacional". En esa misma línea, los gobernadores comunicaron a la Casa Rosada, en persona o por teléfono, su intención de "provincializar" la campaña. Este mensaje no fue bien recibido por la Presidenta. A Balcarce 50 fueron Luis Beder Herrera (La Rioja), Martín Buzzi (Chubut), ambos derrotados el domingo, José Alperovich (Tucumán) y el candidato a diputado de Santa Fe Jorge Obeid, que salió tercero. "Hay que focalizar la campaña en temas provinciales, incluso criticar un poco la inflación", se escuchó en esas reuniones.

Quienes nofueron a Balcarce 50 pero dejaron trascender su fastidio, aunque algunos debieron ir a Tecnópolis a desgano, fueron Gioja, Fellner, Maurice Closs (Misiones), Juan Manuel Urtubey (Salta), Francisco Pérez (Mendoza), Gildo Insfrán (Formosa), y Lucía Corpacci (Catamarca) y Jorge Sapag (del MPN, Neuquén). Los que no quieren "provincializar" son Sergio Urribarri (Entre Ríos) y Jorge Capitanich (Chaco): ambos pretenden ser designados a dedo por Cristina como candidatos presidenciales para 2015 y competir contra el mandatario bonaerense, Daniel Scioli.

Tampoco Scioli la "provincializará" porque el candidato a diputado del Frente para la Victoria de su distrito, Martín Insaurralde, fue designado por Cristina para competir. De todos modos, Scioli ruega que la Presidenta cambie el tono del discurso, aunque aprobó el llamado al diálogo con empresarios.

Sobre el dinero de la campaña, Abal Medina llamó a gobernadores para comunicarles que la semana próxima terminará de diseñar el comando de campaña nacional. Esos recursos, claves para afiches, boletas, actos, punteros, publicidad y la logística del día de las elecciones, son uno de los nudos centrales de la tensión con la Casa Rosada. "Ese núcleo duro distribuirá la plata con Abal a la cabeza", señalaron en Balcarce 50.
Por Federico Agüero 
Hace poco les construyeron sus casas sobre entierros patológicos, en un ambiente perjudicial para la salud. Ahora, los vecinos del Barrio Las Calandrias, entregado hace 3 años, realizan asambleas de vecinos y movilizaciones a oficinas de Gobierno porque necesitan respuestas urgentes.

Entre los problemas más importantes que tienen, está la falta de presión de agua, no crecen las plantas por la permanente suspensión de cal y humo en el aire, producto de las plantas que trabajan en el parque industrial, y los perjuicios que eso acarrea para el sistema respiratorio, incluso cuando hacen pozos encuentran jeringas, guantes, remedios y otros residuos patológicos.

El Barrio Las Calandrias, viven compañeras que pertenecen a ACP, entre ellas su dirigente, Laura Vera, y a la CCC. Es uno en una cadena de barrios que se extiende por la margen del Río San Juan (Transito de Oro, Chañar, 19 de Noviembre, 7 Conjuntos, Talacasto, Amistad), queda en la zona cercana al Parque Industrial de Chimbas y también son afectados por el mismo problema. Dicho parque industrial funcionaba allí mucho antes de que los barrios se instalaran. Ellos fueron llevados allí por decisión del gobierno provincial y municipal, que ocupó esos terrenos para construir casa del Plan Federal de Viviendas. Es evidente que entre los funcionarios de la intendencia, planeamiento de la provincia, el IPV y las empresas constructoras se hizo la vista gorda a los claros inconvenientes que tiene el lugar para ser habitado.

Lo que falló fue la planificación del gobierno. Gioja, en su apuro por hacer negocios con las constructoras, sacar a los pobres de la Ciudad de San Juan y hacer demagogia con la entrega de viviendas, los llevó a lugares no adecuados, sin los estudios necesarios. No planificaron previamente las escuelas, comisarías, hospitales, líneas de colectivos, suministro de agua potable suficiente u otros servicios públicos necesarios para la vida digna.

No obstante esto, ahora los funcionarios acusan a los habitantes del barrio que se manifiestan de no querer pagar la cuota. Dicen que todo es un pretexto para que les regalen la casa. Para los empresarios del Parque Industrial también es un gran problema que los barrios estén allí, porque las denuncias dejan al descubierto que no están haciendo las cosas como deben en materia ambiental. No están poniendo los cuidados necesarios por ejemplo en poner los filtros en los hornos para no contaminar el aire. Entonces han optado por distintas tácticas, algunos ya presionaron a sus obreros que viven en los barrios, diciendo que la lucha los puede obligar a cerrar las fábricas y dejarlos sin trabajo. ¿Les suena de algún lugar esto? Otros tratan de llegar a un acuerdo con los dirigentes del barrio ofreciendo regalos y ayudas para que suavicen los reclamos.

De ninguna forma han conseguido que los vecinos sesén en su pretensión de vivir en un ambiente sano y apropiado para la vida. Demás está decir que Medio Ambiente de la provincia tampoco se hace responsable de esta situación de descontrol, donde claramente no se cumple con estándares ambientales y está a escasos 15 kilómetros del centro de la provincia. Imaginemos que si en esta escala las cosas son así, ¿Cómo será con la mega minería en la alta cordillera desarrollada por empresa multinacionales?

Ellos siguen peleando. En estos días esperan una respuesta desde Casa de Gobierno para una audiencia donde quizá puedan empezar a charlar en serio con las autoridades sobre la calidad de vida que necesita el pueblo sanjuanino.
Viernes, 16 Agosto 2013 01:12

Penas y sufrimientos de los chacareros

Por
Por Rubén Vadol 
Con más de 50 años de historia, el Mercado de Abasto y Feria Municipal es uno de los lugares más populares de San Juan. La gran variedad de verduras y frutas, sumado a los bajos precios, hacen que por día visiten este lugar más de 1.000 sanjuaninos. No obstante, el chacarero, el vendedor, el pequeño productor, está abandonado, trabaja en pésimas condiciones, y lo peor de todo, ni siquiera tiene la posibilidad de exigir un lugar más cómodo de trabajo.

La Feria Municipal se instaló en su ubicación actual, en el predio ubicado entre las calles 25 de mayo, Patricias Sanjuaninas, Pedro Echagüe y Buenaventura Luna en 1956. Pasaron más de cinco décadas y la infraestructura sigue siendo tan precaria como la de aquellos tiempos. Los años golpearon todas sus estructuras, lo que se puede leer en el marcado rostro de los chacareros que acarician el recuerdo de que nada cambio en la feria.

Las instalaciones de los baños fueron arreglados hace dos años por el municipio de la capital, quien por cierto es el dueño y administrador del lugar, pero no es suficiente cambiar un caño o un surtidor por donde pasan más de 1.000 personas por día. Perdidas de agua (que no es potable), falta de limpieza, precarias conexiones eléctricas, y nefasta organización de puestos con lo que conviven diariamente cientos de personas.

Acequias delineadas, un tinglado y un pequeño armazón de cemento es todo lo que protege a los chacareros de las extremas temperaturas de San Juan. Pues el productor no sabe de bienestar, solo sabe de sufrimiento. Juega, discute, pelea con la presión de vender una verdura o fruta para llevar dinero a su casa en medio de un torbellino de incomodidades que nuclea su trabajo.

Falta de agua potable, falta de seguridad, falta de ordenamiento, falta de infraestructura, falta, falta, falta…Todo falta en la feria menos quien cobre el boleto. El puesto cuesta $25 por día mas el derecho a ofrecer mercadería que es de $20 diario. Los números no coinciden con la inversión y mucho menos con las condiciones laborales.

Cuenta con más 320 puestos de venta en los que los pequeños y medianos productores, la mayoría con mucha antigüedad en la feria, comienzan muy temprano a ofrecer sus productos. Parados al costado de sus verduras o sentados en un viejo cajón en desuso, repliegan sus palabras ante el director de la feria y sus “administradores”, ya que toda pregunta sobre mejorar la calidad del trabajo se transforma en una respuesta voraz y despectiva: “si no le gusta no venga mas”.

Ni el gobernador, ni el intendente y mucho menos los ministros hacen algo para cambiar la realidad de los chacareros que se encuentran cada día más desprotegidos y marginados. Acentuando cada día mas las diferencias sociales que se proponen desde el poder político.

El trabajo dignifica, pero trabajar significa esforzarse física y/o psíquicamente, no, vuelvo a repetir, no, el sufrimiento del ser humano para ganarse el pan de cada día. Las condiciones de la feria municipal siguen siendo deplorables, en un San Juan que crece en infraestructura, ante la mirada perdida de las penas y sufrimientos de los chacareros.
Miércoles, 14 Agosto 2013 19:56

Después de la derrota oficialista

Por
Por Estela Sández 
dedicada a Nora Golias
Tal vez, si los candidatos con muy buena perfomance en las elecciones del domingo 11 de agosto, leyeran e interpretaran cabalmente el importante contenido de la palabra unión, como la acción de juntarse para formar un todo que lleve a buen puerto las mismas actividades, el optimismo podría continuar.

La verdadera unión, que ha entusiasmado a quienes constituían el 46% y seguramente ahora deben ser mucho más, es la esperanza que puede convertirse en una realidad plausible.

Los políticos que han conformado frentes o alianzas, no le tengamos miedo a la palabra Alianza, han adquirido una tremenda responsabilidad frente a una sociedad que se siente desprotegida, desolada, desorientada, cansada y temerosa. Los candidatos que participan de las alianzas o frentes opositores, elegidos por las mayorías en todas las provincias del país, hoy cargan sobre sus hombros y sus apellidos el peso de una propuesta que el voto ha convertido en un fuerte compromiso ético con una sociedad que los está observando sin parpadear. Quizá los candidatos ya han advertido la imperiosa necesidad de no mirarse el siempre tentador ombligo propio y probablemente, como todos han oído hablar de los Pactos de la Moncloa, estén repasando o leyéndolos con detenido discernimiento.

Pactos de lectura obligatoria para políticos de países que salen de gobiernos despóticos, intolerantes y abusivos. Lectura obligatoria que una vez asimilada, deberán poner en práctica ahora mismo y reafirmar cuando ejerzan sus cargos de diputados y senadores, a los que accederán única y solamente si no violan la palabra empeñada, que será la suscripción de los acuerdos programáticos de saneamiento y acción en todas las áreas de la función legislativa, política y jurídica con miras a restaurar la República y el federalismo que declara el artículo primero de la Constitución Nacional.

Desde la recuperación de la Democracia y el gobierno de Raúl Alfonsín se ha escuchado invocar esos acuerdos en el Palacio de Gobierno Español, luego de la muerte del caudillo Franco. Pero ha sido sólo una retahíla de palabras incumplidas. Una letanía de bla-bla-bla jamás llevada a cabo en estos treinta años. Ese discurso, oceánicamente hueco, ha derivado en el continuo sufrimiento de vaivenes y situaciones malogradas, padecidos por los argentinos, sobre todo los más jóvenes, los más ancianos y los más necesitados. Las conversaciones que los políticos integrantes de frentes opositores al actual oficialismo en todo el país deberán darse en un marco que ofrezca la misma decencia y honestidad que tuvieron las de Adolfo Suarez con González y Carrillo para, del mismo modo, extenderse a los dirigentes de organizaciones sindicales y sociales no gubernamentales.

No queda margen para palabreríos mentirosos ni intercambios de figuritas repetidas. Tampoco de versos acerca de la derecha neoliberal o de la izquierda nacional y popular. Todas esa calcomanías imantadas son sólo para ponerlas en la puerta de las heladeras, donde han quedado frizados los verdaderos significados que tuvieron esos términos al nacer. Apenas es necesario recordar qué entendemos por libertad, por libre, por nacional y por popular. Sólo voy a recordar que Bill Clinton fue considerado un neoliberal y los caudillos de la tan mentada Patria Grande de estos días, encabezados por Fidel Castro, se atosigan con la adjetivación nacional y popular.

Si esto no fuera suficientemente explícito, claro y comprensible, los invito a recordar los discursos y acciones del ex presidente Carlos Menem, desde hace una década, los que se dan en el atril de Balcarce 50 y muchos de los documentos que se firman en ese mismo lugar y en sus sucursales de provincias a lo largo de todo el territorio argentino.

El reloj de la democracia les está indicando a los políticos en campaña el tiempo para sacarse los atuendos luminosos con que salen a la calle y tomar cuanto licuado de decencia y honestidad haya en el mercado de valores y virtudes personales. Para completar tan breves requisitos, además de releer la Constitución Nacional, darle una permanente lectura a los acuerdos firmados y cumplidos por la dirigencia española durante la transición en 1977. Tenemos un escenario muy parecido, aún cuando muchos argentinos lo desconozcan. Y nosotros, los electores, además de tratar de conocer la vida y obra de aquellos a quienes vamos a votar, analicemos si uno es más que tres o cuatro y poder advertir quiénes y cuántos son necesarios para lograr producir un drástico cambio que desplace tanta mentira, corrupción e hipocresía.

Nadie olvide que una ley desvirtuada, la pauta oficial y el miedo han convertido a los medios audiovisuales en una corporación vasalla que repite el discurso oficial en detrimento de su función de informar la verdad. Esa es la contundente razón por la que todos debemos hacer docencia y suplir las carencias de conocimientos con que una considerable mayoría irá a las urnas en octubre.
Página 480 de 486