Miércoles, 16 Octubre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 25 Junio 2019 11:51

Pese al diferimiento del tarifazo, el gas será 50% más caro que en 2018

Por El País Diario

Con la publicación de la resolución 336/2019 de la Secretaría de Energía en el Boletín Oficial, Gobierno efectivizó el diferimiento del tarifazo de gas para después de las elecciones.

Así, el aumento percibido por los usuarios residenciales entre julio y octubre se pagará en cinco cuotas mensuales a partir de diciembre junto con el consumo de verano, que incluirá una suba extra posbalotaje. Pero, a pesar de la política tarifaria en modo campaña, las boletas de este invierno llegarán con un alza de alrededor del 50% interanual.

A fines de marzo, el secretario Gustavo Lopetegui anunció que desde el 1° de abril regiría un incremento del 29% en el gas. Sin embargo, diseñó un esquema de aplicación para mitigar el impacto en los meses previos a las presidenciales. Primero, pautó un escalonamiento de la suba en tres cuotas (abril, mayo y junio); luego, un diferimiento del aumento en los meses de mayor consumo: las facturas de junio a septiembre, que llegarán entre julio y octubre, tendrán un "descuento" del 22%. El monto descontado se trasladará a los meses de verano, de menor consumo. Un "alivio a los bolsillos", al decir de los funcionarios, financiado por el Estado con una ampliación de los subsidios por $4.500 millones.

Así, el grueso del incremento, y su consecuente costo político, recaerá en el próximo Gobierno. Pero la movida no queda ahí. En diciembre, también llegará el próximo tarifazo correspondiente al llamado semestre de verano (cuyo porcentaje aún se desconoce), que la normativa prevé que se realice todos los años en octubre pero que Energía resolvió postergar durante dos meses. Así, comenzará a regir siete días después de la fecha pautada para el balotaje.

Con todo, el alivio es relativamente limitado. De acuerdo al cálculo promedio difundido por los funcionarios, la suba del 29% para el semestre de invierno completa un aumento interanual del 74,5% sin considerar el diferimiento. Al descontar el 22%, el alza respecto del invierno pasado se recorta al 42,7%. Pero en los cuadros tarifarios publicados por las empresas los números se elevan. Es el caso de Metrogas, que publicó montos que implican un incremento que ronda el 90% interanual, excepto para el 20% de hogares de mayor consumo, que afrontarán porcentajes menores. Con el diferimiento, las boletas a pagar desde julio serían en promedio 48,2% más caras que en el mismo mes de 2018.

De cualquier manera, con la suba de abril, Cambiemos cerrará su mandato con un tarifazo de gas acumulado del 2.289%.

Modo campaña

La táctica del diferimiento se combina con otras medidas del Gobierno con miras a los comicios, como ya hizo en 2017: se destacan la vuelta de los créditos Anses para jubilados y beneficiarios de AUH, y el intento por contener al dólar durante la campaña con el financiamiento del FMI.

Pero esta dinámica ya se hizo tradición. Un informe de la Universidad Austral apunta que en la última década los anabólicos electorales generaron un serrucho en el que los años impares marcaron menores índice de inflación y mayores tasa de crecimiento que los pares.

El análisis elaborado por el economista Martín Calveira explica que en los años electivos "la política maximiza su estrategia para establecerse o continuar en el Poder Ejecutivo, resultando que en años de elecciones se eviten ajustes, se realicen políticas expansivas en aras de evitar o minimizar el ciclo recesivo".

Pero, en plena crisis y con el férreo programa fiscal custodiado por el Fondo, todavía no está garantizado que el veranito electoral buscado sea efectivo.