Sábado, 14 Diciembre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 06 Octubre 2019 13:28

Nuevo gesto del FMI podría traer alivio a las reservas del Banco Central

Por El País Diario

El desembolso de 5.400 millones de dólares esta en pausa y todo parece dirigirse a una tercera firma del acuerdo. Por ahora, el FMI permite al BCRA usar los dólares.

Reestructuración a la uruguaya o a la ucraniana, con o sin quita de capital, estiramiento de los plazos a 10 o 15 años; los equipos económicos del gobierno y la oposición se encuentran negociando con los acreedores internacionales y el FMI cambios en las condiciones de pago de la deuda externa argentina por un sencillo motivo de fondo: los dólares no alcanzan.

¿Cómo llegamos a este punto?
Los dólares a ser utilizados para el cancelamiento de los vencimientos y pago de intereses de la deuda se encuentran almacenados en el Banco Central bajo el rótulo de “Reservas Internacionales”. Durante este año, las Reservas tocaron su pico máximo en casi u$s 77.500 millones durante abril, mientras que hoy nos encontramos con poco más de u$s 48.000 millones.

Pese a que la merma fue sostenida a partir del mes de abril, los resultados de las PASO aceleraron el vaciamiento de las arcas del BCRA. De esta forma, la corrida cambiaria desatada por este acontecimiento desembocó en una pérdida de alrededor de u$s 18.000 millones en menos de dos meses.

Con la salida del ex ministro Dujovne del Palacio de Hacienda y su reemplazo por Hernán Lacunza, el Gobierno decidió tomar medidas para intentar frenar el drenaje de dólares a través del “reperfilamiento” de deuda y los controles de cambio. Sin embargo, sus alcances han demostrado ser insuficientes para retener los billetes verdes: durante las últimas ruedas, las reservas fueron cayendo a un promedio de u$s 200 millones diarios. Si proyectamos este escenario, a fin de año nos encontraremos con u$s 12.000 millones menos. Esto sin considerar la volatilidad que se genera típicamente en los mercados conforme se acerca la fecha de la elección presidencial.

Ahora bien, de los u$s 48.000 millones que se encuentran en las arcas del Banco Central a título de Reservas Internacionales, sólo una porción de ellas puede ser utilizada para hacer frente a necesidades de financiamiento. A este número debemos restarle u$s 8.072 millones en concepto de encajes (respaldo de los depósitos en dólares en bancos comerciales), los u$s 18.332 millones del swap de divisas con China, u$s 5.262 millones que el FMI prestó a cuenta de “fortalecimiento de reservas” que hasta ahora no podían ser usados. Al añadir en esta resta una serie de préstamos menores realizados al Banco Central, nos encontramos con Reservas netas en torno a los u$s 12.800 millones.

Este es el número real de Reservas que el BCRA puede utilizar tanto para hacer frente a los vencimientos de deuda y pago de intereses, como para intervenir en el mercado cambiario para intentar controlar el dólar.

Los dólares del FMI
Del resultado de este cálculo se desprende la celeridad con la que diversos miembros del actual Gobierno realizaron viajes y conferencias con los directivos del Fondo Monetario Internacional para destrabar el desembolso de los famosos u$s 5.400 millones comprometidos por el organismo para el mes de septiembre. Pese a que hasta el propio Macri decidió intervenir personalmente durante la última asamblea general de la ONU en búsqueda de estos fondos, la negativa del Fondo se mantuvo.

Pero, pese a la reticencia del board del FMI a continuar desembolsando dinero para un Gobierno en retirada, y frente a la evidencia de que el mismo enfrenta serias dificultades para hacer frente a sus obligaciones financieras en lo que queda del año, en las últimas horas trascendió el visto bueno del directorio para la utilización de los fondos “intocables” que descansaban en el Banco Central en concepto de “fortalecimiento de reservas”.

Haciendo uso de estas divisas, el ministerio de Hacienda canceló deuda por más de u$s 1.900 millones para hacer frente a vencimientos de Letes en dólares, Lecaps, Bono PAR, deuda con el Banco Nación, y compromisos con el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento.

Finalmente, las Reservas Internacionales disponibles para ser utilizadas por el Banco Central rondan los u$s 18.000 millones al computar la liberación de los fondos del FMI. Está por verse si se trata de un número suficiente para hacer frente a las obligaciones financieras del Gobierno hasta fin de mandato, y a sus posibilidades para intervenir en el mercado cambiario en un contexto de alta volatilidad. Con un horizonte tan cortoplacista de la actual gestión, a la administración que asuma el 10 de diciembre le espera una situación muy delicada.