Domingo, 20 Octubre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 07 Octubre 2019 12:44

Superávit comercial de 19.000 millones de dólares en 2020 no evitaría default

Por El País Diario

La continuidad de la recesión impulsaría un saldo favorable récord. Ecolatina proyectó que en 2019 el intercambio de bienes con el exterior dejará un superávit de 14.000 millones de dólares.

La balanza comercial será una de las únicas luces verdes de la economía como contracara de la profundización de la recesión. La consultora Ecolatina proyectó que en 2019 el intercambio de bienes con el exterior dejará un superávit de US$14.000 millones. En un escenario en el que la actividad continúe en baja durante la mayor parte de 2020, como proyecta el grueso de los analistas y reconocen los propios economistas del Frente de Todos, el saldo favorable se extendería a US$19.000 millones. Pero un ingreso récord de divisas como ese no alcanzaría para evitar una reestructuración de la deuda.

La crisis desatada el año pasado revirtió el déficit comercial (ver gráfico). Pero no por un boom de las exportaciones catapultado por la megadevaluación del peso. Fue el derrumbe de la economía lo que arrastró consigo las importaciones.

En la primera mitad de 2019 hubo un superávit de US$5.600 millones, un importante salto comparado con el rojo de US$4.900 millones del mismo período de 2018. Sin embargo, la mejora se debió al desplome de las compras al exterior, que se acerca al 30% interanual en el acumulado enero-agosto. En paralelo, las ventas subieron poco menos de 4%. "La recuperación del frente externo es más un subproducto de la crisis que el resultado de una mayor competitividad cambiaria o la apertura de nuevos mercados", remarcó el informe publicado ayer por la consultora fundada por Roberto Lavagna.

Con la agudización de la crisis luego de la corrida post PASO, Ecolatina prevé que la balanza comercial mejore aún más en el segundo semestre. Así, espera que este año cierre con un saldo positivo de US$14.000 millones. El resultado respondería a una caída de las importaciones del 22% interanual hasta los US$51.000 millones y a un leve incremento de las exportaciones del 5% hasta los US$65.000 millones.

Para 2020, las perspectivas no mejoran. La mayoría de los economistas esperan una nueva caída de la actividad (ver página 3). Así, en un escenario de retroceso del PBI de 1,5%, como arrojó el último Relevamiento de Expectativas del Mercado del BCRA, y a un tipo de cambio real que se mantendría relativamente estable, la consultora proyectó un superávit comercial récord de US$19.000 millones.

Un ingreso de divisas de tal magnitud sería clave para afrontar las apremiantes necesidades financieras. Pero los analistas creen que no sería suficiente. Con el grifo del acceso al crédito absolutamente cerrado ante las expectativas de un pronto default de la deuda de mediano y largo plazo, el próximo Gobierno deberá enfrentar vencimientos por unos US$25.000 millones en 2020. A lo que se sumará la sangría de dólares por fuga de capitales y déficit turístico, entre otras vías.

Martín Kalos, economista jefe de Elypsis, que proyecta un superávit comercial menor que Ecolatina, de algo más de US$16.000 millones, consideró: "La reestructuración es inevitable porque hay muchos vencimientos acumulados, sobre todo en los primeros seis meses del año. Marzo, abril y mayo van a ser meses muy complicados. Mientras no tengas acceso a refinanciemiento, para lo cual necesitás mostrar una capacidad de repago, se necesita reestructurar".

En la misma línea, el economista Estanislao Malic planteó que la demanda de divisas superará ampliamente esa proyección porque con el actual "cepo light" la formación de activos externos (la llamada fuga de capitales) seguirá siendo muy alta y podría promediar los US$2.000 millones mensuales y alcanzar los US$24.000 en el año.

Señaló: "Con fuga, ese número no alcanza. Como mucho, equipara los vencimientos de deuda. Si bien no conocemos las estadísticas posteriores al nuevo control de cambios, al ritmo que va perdiendo reservas el BCRA podemos prever que no va a ser suficiente para este esquema de cepo light. Será necesario un control de cambios duro, sea con un desdoblamiento o con un límite mucho más bajo de compra para personas físicas".