Sábado, 18 Enero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Jueves, 05 Diciembre 2019 12:10

Alberto Fernández delega en Martín Guzmán la negociación de la deuda

Por El País Diario

Con perfil académico, el colaborador del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, presentó un plan al presidente electo. Qué y cómo piensa el economista especializado en deuda soberana.

Resta la confirmación del cargo que ocupará, pero en el Frente de Todos dan por seguro que el economista Martín Guzmán integrará el equipo económico del nuevo gobierno. Y su misión será la de renegociar con acreedores externos y el Fondo Monetario Internacional la deuda argentina.

Egresado de la Universidad de La Plata, Máster y Doctorado en la Universidad de Brown, Estados Unidos, es conocido por trabajar junto a Joseph Stiglitz, quien ganó el premio Nobel de Economía en 2001 por sus análisis sobre mercados e información asimétrica.

Especializado en deuda soberana, macroeconomía y desarrollo económico, hace unos meses estuvo a cargo de un curso intensivo sobre Deuda Soberana en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. 

Si bien Guzmán vivía en Nueva York, donde trabajaba como profesor de la Universidad de Columbia, ya se encuentra en Buenos Aires para comenzar su labor junto al presidente electo Alberto Fernández.

Qué piensa el encargado de renegociar la deuda

Guzmán viene trabajando específicamente sobre la economía argentina y su actual crisis. Nos basaremos en lo que expuso en "Resolución de crisis de deuda soberana: ¿esta vez será diferente?", presentada en la XII Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo el pasado 19 de noviembre en Génova y en diversas entrevistas que dio en el último tiempo.

El economista plantea los desafíos actuales y presenta una posible resolución para evitar caer, nuevamente, en una crisis de deuda soberana. Uno de los principales problemas que identifica Guzmán es lo tarde que suelen llegar las negociaciones en la búsqueda de cumplir con los contratos, cuando ya se sabe que en el mediano plazo no se pueden cumplir: la diferencia entre los compromisos de pago y los recursos para hacer frente a los mismos.

A su vez, como las negociaciones suelen demorarse, el alivio que generan es muy reducido. En estos casos, la recuperación económica para hacer frente a los compromisos termina recayendo en la suerte, para Argentina sería un aumento en los precios internacionales de los commodities, algo que no se avizora para los próximos años.

Sin suerte, se entra en una espiral recesiva. Se profundiza el ajuste fiscales en la búsqueda de conseguir dólares para pagar los compromisos, esto genera una depresión de la demanda que impacta negativamente en la producción, lo que implica menores impuestos recaudados y, por ende, es necesario un nuevo ajuste.

Así sucesivamente, la crisis se profundiza y hay mayores probabilidades de terminar en nuevas reestructuraciones de deuda ante la incapacidad de pago. 

En este sentido, la propuesta es reperfilar los vencimientos para dar mayor aire a la economía argentina. En concreto, plantea no pagar los vencimientos de capital ni de intereses.

Fue Guzmán, además, quien recomendó a Alberto Fernández descartar nuevos desembolsos del Fondo Monetario Internacional. 

En el mercado hay quienes dudan de su designación, ya que lo señalan como un técnico, alguien que viene de la academia y ponen sus reparos ante la posibilidad de que quede al frente de la negociación con los acreedores. En unas horas se develará el misterio sobre el cargo que tendrá, aunque se sabe ya cuál será su misión.