Lunes, 20 Mayo 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 14 Julio 2018 18:17

El Ministro Iguacel quiere desarmar el precio sostén del gas

Por El País Diario

Busca generar un sistema de libre competencia de precios y crear un mercado electrónico con grandes consumidores. Podría lograrse que cueste un 20% menos el transporte y la logística.

El Ministro de Energía, Javier Iguacel, busca adelantar la desregulación del precio del gas natural convencional. Antes de septiembre, quiere que se abandone el precio fijo de 5,02 dólares por millón de BTU (British Thermal Unit por sus siglas en inglés, unos 27 metros cúbicos) y se pase a un esquema de libre mercado.

Para avanzar en ese sendero buscará que Cammesa licite las compras del fluído. Cammesa es la empresa que concentra la compra mayorista de energía para las eléctricas, que en su mayoría se alimentan de gas.  En Argentina la generación termoeléctrica representa aproximadamente el 52% de la matriz energética.

Por los enormes volúmenes que maneja, si Cammesa abandonara el actual precio sostén y pasara a un sistema de libre competencia, en los hechos estaría generando una transformación en todo el mercado.

Consecuentemente, se descomprimiría una parte no despreciable de la tensión entre la capacidad de pago de los usuarios de las tarifas y la necesidad de Dujovne de reducir los subsidios al consumidor final para lograr cerrar el presupuesto de 2019 en línea con lo acordado con el FMI. Es que, al bajar el precio del gas convencional se reducen las erogaciones del Estado hacia las petroleras incluso si se mantiene el "plus" para el gas no convencional de Vaca Muerta, que el gobierno por ahora respetará.

En segundo término, llevando el precio promedio del gas natural local a la zona de los 4 dólares por millón de BTU, se lograrían condiciones de competitividad para la economía que la dejarían lejos de los 2,7 dólares por millón de BTU que cuesta en Estados Unidos, pero en sustancialmente ventajosas respecto del promedio mundial, que se ubica en los 11 dólares por millón de BTU.

De esta forma, podría lograrse que cueste un 20% menos el transporte y la logística. Esto sería un cambio estructural importante para el crecimiento económico.

La idea es que en un mes -o a lo sumo dos- Cammesa comience a licitar el gas para reducir el precio. Y que esta medida sea complementada con la creación de un Mercado Electrónico de Gas, "el Mergas".

Del mismo modo que en Estados Unidos el gas como commodity se desarrolló de la mano del mercado Herny Hub, en Argentina las empresas que sean gas-intensivas podrán negociar en un mercado transparente el precio al que compren el suministro.

Cabe aclarar que esta aceleración de la desregulación del mercado de gas no convencional implicaría solamente a este segmento de la producción. Para Vaca Muerta, como así para todo los yacimientos de gas no convencional se sostendría el plus sobre el precio de libre mercado.

De esta forma se continuará con el esquema de la Resolución 46-E/17 del Ministerio de Energía que fija un "plus" para el shale y el tight gas a modo de incentivo y garantiza un precio mínimo de 7,5 dólares por millón de BTU para 2018 y continúa con reducciones anuales de 0,5 dólares hasta llegar a los 6 dólares en 2021.

El punto aquí es que con el crecimiento del gas no convencional, en el Ministerio de Energía confían que la producción podrá pasar en breve a generar excedentes sobre el consumo, luego de ocho años continuados de déficit energético.

El mercado testea al Ministro Iguacel: Chevron y Sinopec piden permiso para exportar crudo

Entre en cuarto trimestre de 2017 y el primero de 2018 la producción de gas natural -convencional, tight y shale- creció 2,6%, ritmo al que siguió evolucionando hasta mayo (último dato oficial disponible). Con 128 millones de metros cúbicos diarios de producción de gas natural, no se logra cubrir el consumo de 180 millones promedio durante los meses de invierno, pero sí los 120 millones de los meses cálidos.

Con la producción creciendo a este ritmo, a fin de año la producción podría ubicarse en torno a los 135 millones de metros cúbicos diarios, generando un excedente exportable "entre septiembre y abril de 2019", estimaron desde el Ministerio de Energía.

Precisamente la presencia de este excedente es la que justifica la confianza de Iguacel en que en breve podrá licitarse el precio del gas al que Cammesa ingresa la energía al sistema y que el precio resultante será menor que el actual: las empresas deberán pujar para poder colocar su producción en el mercado. 

Fuente: La Política Online