Viernes, 21 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 14 Diciembre 2018 11:44

La inflación acumula casi un 44%: los productos que más subieron

Por El País Diario

Si bien hubo un desacelere en la inflación, no fue tan grande como se estimaba y se sumó un 3,2% de aumento de precios sólo en noviembre.

Las estimaciones de las consultoras lo estimaban entre el 2,5 y 3% pero finalmente perforó el piso del 3%. En estos once meses llevamos acumulados un 43,9% lo que nos ubica en el registro de inflación más alto desde la hiperinflación de 1991. 

Los picos claros lo tuvieron septiembre, cuando en un mes se registro un aumento del 6,5% en los precios, y octubre, con un 5,4% de incremento mensual. Estos meses vivieron los impactos de las corridas cambiarias, además de las subas preestablecidas en el transporte y las tarifas. 

Si bien en noviembre se ve una fuerte reducción en la escalada de los precios, mantener niveles por encima del 3% hacen pesar el componente inercial en la actualización de precios y debemos tener en cuenta que los aumentos en transporte seguirán hasta, por lo menos, febrero de 2019.

Nuevamente los mercados esperan un nuevo desacelere y que la inflación en el último mes del año no supere el 2,5%. Con estos números terminaríamos 2018 con precios 47% más altos que en enero del año pasado.

Lo que más aumentó

Si vemos las alzas que se produjeron sólo en noviembre el rubro de Salud fue el que más creció en el anteúltimo mes del año.

Cuando analizamos los aumentos de precios en estos once meses vemos que transporte es el rubro que más subio, cercano al 63%. Le sigue el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas que se ubica cerca del 50%. Ambos rubros tienen un impacto directo en el poder adquisitivo de las y los trabajadores ya que componen parte del consumo básico de la población.

Lo que viene

La estrategia oficial para reducir el incremento de los precios tiene dos patas: sacar pesos de circulación y una actividad económica en contracción. La recesión se hace sentir y la falta de pesos y créditos sigue reduciendo el consumo, uno de los principales reclamos del sector productivo abocado al mercado interno.

De todas formas, diciembre tiene un factor estacional que debe tenerse en cuenta dado que las compras navideñas y las vacaciones suelen aumentar el consumo y con esto generar una pequeña presión en los precios.

Sin embargo, la caída de cerca de 2,5% en el producto se hace sentir y el incremento en la morosidad de las familias demuestra que gran parte del aguinaldo será destinado al pago de deuda más que al consumo o turismo.

Incluso con el fuerte desacelere, producto de una economía interna frenada, los pronósticos para 2019 son inciertos. El objetivo de llegar a aumentos mensuales del 1,5% parece lejano y si el tipo de cambio sufre algún salto, aunque se mantenga dentro de las bandas, puede desatar nuevas escaladas en los precios.