Miércoles, 26 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Economía

Será el viernes 9 de junio, a las 18 horas, en el salón Auditorio Libertadores de América del CPCESJ, en Suipacha 377 sur. La disertación del destacado economista estará destinada a profesionales de las Ciencias Económicas, empresarios y Estudiantes avanzados en las carreras relacionadas. 

En la ocasión se presentará su nuevo libro: La Argentina devorada, el cual se podrá adquirir en el momento. La entrada es libre.

Es, sin hesitación, uno de los economistas más prestigiosos del país, y, además, un hombre de consulta permanente tanto por las empresas como por los medios de comunicación y las universidades.

Cursó estudios de Doctorado y Licenciatura en Economía en la Universidad de Buenos Aires. Tiene un Master en Economía de la Universidad del CEMA y un Master en Estadística de la Universidad de Tucumán. En todas ellas ha ejercido la actividad docente en Econometría y Finanzas Públicas.

Es columnista de los diarios La Nación, de Argentina y ElPaís, de Uruguay. Es miembro de la Asociación Argentina de Economía Política. Fue economista del Estudio Arriazu y Asociados, Broda y Asociados y Econométrica SA.

Actualmente dirige su consultora Espert y Asociados. Premiado dos veces por su Valiente Defensa de la Libertad: en 2009 por la Fundación Atlas 1853 y en 2015 por la Fundación Federalismo y Libertad.

Imperdible.



La cotización superaría los $ 17 en agosto. En abril del año que viene estaría pisando los $ 19. Explican que se debe a las turbulencias de Brasil que provocarían mayor cobertura de grandes compañías.

En el mercado de contratos de futuros de Rofex se negocian contratos de $ 17,08 para agosto, de $ 18,06 para fin de año y de $ 19 para abril.

El jueves, día que se desató el escándalo con Brasil, se llegó a negociar un récord de 811.247 contratos por u$s 811 millones. La incertidumbre siempre suma ruido al mercado y, por ende, provoca mayor cantidad de operaciones. De todos modos, abril ya venía con un volumen alto debido a grandes compañías, bancos e inversores institucionales en busca de cobertura cambiaria, mientras marzo había terminado con un récord de u$s 11.000 millones operados.

Hasta esta altura de mayo ya van u$s 8600 millones negociados, por lo que probablemente a fin de mes superen la cifra de marzo.

Concentrado en curva corta
Las posiciones más cortas son las que concentran el 70% de la liquidez: u$s 575 millones para mayo, u$s 763 millones para junio, u$s 420 millones para julio, u$s 282 millones para agosto, y luego la liquidez va cayendo, ya que para "ponerse más largo" en la curva no hay instrumentos en el mercado.

La curva de Lebac está muy concentrada en los vencimientos cortos, con lo cual es lógico que la liquidez en futuros también lo esté para cubrir la letra, pues el mercado está arbitrado.

Desde ya, es difícil ponerle precio a un futuro si no hay referencia. "Si se tiene que tomar cobertura del dólar, se evaluará cuánto es el costo de financiar esa tenencia de dólares, comparar la tasa en pesos y cuánto rinden esos dólares en algún tipo de instrumento de tasa", explica Marcelo Comisso, Gerente de Desarrollo de Rofex.

En el acumulado de este año ya se negociaron u$s 46.700 millones, por lo cual el proyectado, de mantener la tendencia, es de u$s 121.000 millones para todo el 2017, contra u$s 112.000 millones del año pasado, pero ahora sin ningún tipo de incidencia del Banco Central, como ocurrió el año pasado por todos los contratos de futuros que había dejado abiertos la gestión anterior.

Hoy el BCRA fija la tasa y existe un esquema de flotación cambiaria, más allá de su intervención comprando reservas. Si bien la tendencia en el tipo de cambio es a la apreciación, hay shocks externos, como pasó con el Brexit y ahora con Brasil, que le otorgan una mayor volatilidad a la divisa, lo que es un fuerte incentivo para tomar cobertura.


Valor real del dólar
¿A cuánto debería estar el dólar hoy? Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora Orlando Ferreres & Asociados, señala que el tipo de cambio promedio histórico de nuestro país (ajustado por inflación local y de Estados Unidos, desde 1870 a la fecha) sería hoy equivalente a $ 24,50, muy cerca de lo que muchos estiman como un tipo de cambio de equilibrio: "Sin embargo, también es cierto que en muy pocas ocasiones el tipo de cambio de Argentina estuvo cerca de esa cifra (a comienzos de la década de 1930 o entre 2007-2009). El resto del tiempo, el tipo de cambio estuvo muy por arriba o muy por debajo".

En los períodos en los que Argentina cerró su economía, había control de capitales o simplemente generaba desconfianza, el tipo de cambio promedio era de un equivalente actual de $ 34,50 de hoy. No obstante, también existía mucha volatilidad.

"Por el contrario, si se toma los períodos en los que Argentina tuvo entrada de capitales y generó confianza en el mundo, el tipo de cambio promedio de todos esos periodos sería equivalente hoy a $ 16 y sin tanta volatilidad. Eso refleja que cuando el mundo apostó por Argentina el tipo de cambio tendió a apreciarse hasta los niveles actuales, probablemente esperando que Argentina haga un catch up de productividad que le permita ser competitiva", arriesga Spotorno.

Fuente: Cronista
Lo informó el Banco Central. Será para cuentas nuevas y las que aún no lo hayan generado.

Los usuarios de cuentas bancarias tienen tiempo hasta fin de mes para elegir un alias CBU, de lo contrario, los bancos lo asignarán al azar.

El Banco Central informó que a partir del 1 de junio regirá la disposición que obliga a que todas las cuentas bancarias posean un alias CBU, ya sea caja de ahorro o cuenta corriente. De esta manera también se podrá conocer el "originante" de cada transferencia y su número de CUIT.

Los usuarios que no hagan el cambio antes de la fecha indicada, podrán consultar el alias asignado por su banco a través de los canales electrónicos (homebanking, cajeros automáticos y banca móvil), y cambiarlo si así lo desea", según informó el BCRA. También lo harán con las cuentas nuevas.

El alias bancario permite a los usuarios identificar cada una de sus cuentas de manera más sencilla, en comparación con los 22 dígitos del CBU numérico. Hasta el momento, "ya hay 500.000 cuentas bancarias con un alias CBU asignado por su titular". El alias es es portable, por lo que el cliente podrá conservarlo si se cambia de banco. El formato del alias “por defecto” será una combinación al azar de tres palabras breves y de uso frecuente del idioma castellano, cuya ortografía no sea ambigua cuando se transmita de manera oral. Los usuarios podrán modificarlo cuando quieran, usando cualquier combinación de letras y números de hasta 20 caracteres siempre que no haya sido registrado por otra persona.

Para facilitar el uso de transferencias bancarias, también desde el 1 de junio, los bancos deberán informar el nombre del "originante" de cada transferencia y su número de CUIT, CUIL o CDI. Estos datos van a estar disponibles cuando se consulten resúmenes o movimientos de cuentas a las 24 horas hábiles siguientes a la acreditación de los fondos.
Infobae publicó hoy un informe acerca de las nuevas centrales nucleares. La nota, firmada por el prestigioso periodista Juan Parrilla, explica que calculan que las centrales costarán cuatro veces más que el plan RenovAr, pero producirán menos energía. 

El Gobierno busca en paralelo impulsar la minería de uranio, una de las más contaminantes y con graves antecedentes en el país.

Empezó con el pie derecho. A poco de asumir, el gobierno de Mauricio Macriimpulsó una exitosa licitación de energías renovables que superó todas las expectativas y llevó a una segunda ronda de ofertas. Sin embargo, ahora enfrenta las críticas ambientalistas por dos ambiciosos proyectos, pues a las ya resistidas represas de la Patagonia ahora se sumaron las centrales nucleares que se construirán en las provincias de Buenos Aires y Río Negro. Entre las organizaciones sociales hay críticas por la falta de consulta y el tipo de energía elegida, mucho más peligrosa y costosa que las renovables.

Con los nefastos antecedentes de Chernobyl y Fukushima en el curriculum de la energía nuclear, el Gobierno mantuvo el tema en secreto, al punto que hasta hace unos días en Bahía Blanca todavía especulaban con la posibilidad de que una de las centrales se instale en esa ciudad. Ayer se supo que los proyectos son la postergada Atucha III, que al igual que sus "hermanas" estará a orillas del río Paraná, en el partido bonaerense de Lima, y otro que no tiene nombre y que se ubicará en Río Negro.

La polémica que despertó el anuncio no es sólo ambiental, sino también económica. La agencia Télam informó que con los 12.500 millones de dólares que con financiamiento chino el Gobierno piensa invertir en plantas nucleares se generarán 1.871 megavatios de capacidad. Del otro lado, los 59 proyectos de energía solar y eólica otorgados por el plan RenovAR ofrecerán una capacidad de 2.423,5 megavatios, que estarán disponibles mucho más rápido y no costarán más de 4 mil millones de dólares. En otras palabras, el precio por megavatio de los proyectos del RenovAR será cuatro veces menor que el de las centrales nucleares, de acuerdo con las estimaciones del propio oficialismo.

Una aclaración: ese es un cálculo muy conservador, ya que habría que agregarle que la inversión total por las centrales sería de 14 mil millones de dólares. Pero, además, habría que sumar los enormes costos previos a la construcción de una central nuclear (el uranio se paga, mientras que el sol y el viento, no) y la gestión de residuos a perpetuidad (cuesta más la gestión de los residuos radioactivos que la energía misma).

"La vida media del plutonio, por ejemplo, es de 24 mil años. O sea que esos residuos hay que gestionarlos durante todo esos años, porque una millonésima parte de un gramo de plutonio podría causar cáncer. Y con 10 kilos se podría matar la vida en la Patagonia", describió ante la consulta de Infobae el chubutense Pablo Palicio Lada, uno de los referentes del movimiento antinuclear. "El mundo se está replanteando la cuestión nuclear, porque no es competitiva. Japón lleva gastados más de 100 mil millones de dólares sólo en contener el desastre en Fukishima", añadió.

Tras advertir que la energía nuclear es "sucia, peligrosa y obsoleta", Paul Horsman, especialista en energía de Greenpeace Argentina, explicó que "existen alternativas más limpias, baratas, rápidas y mucho más seguras". Mientras los defensores de Atucha III aseguran que hay más de 4 mil puestos de trabajo en juego, el especialista recordó que en los Estados Unidos "las industrias solar y eólica están creando empleos 12 veces más rápido que otras, e incorporando más gente que los sectores de petróleo, carbón o gas".

En la Patagonia hubo una fuerte reacción de un nutrido grupo de 35 organizaciones sociales que se adelantaron al anuncio del Gobierno y el lunes le enviaron una carta al embajador chino Yang Wanming. Allí manifestaron su "oposición categórica a la instalación de cualquier tipo de central nucleoeléctrica en ningún lugar del territorio patagónico".

"Más allá de la decisión de los gobiernos argentino y rionegrino, los habitantes patagónicos rechazamos dicha acción por inconsulta, arbitraria e ilegítima. Por considerar esta fuente de energía como sucia, peligrosa y costosa", advirtieron.

Además, aclararon que también están en contra del "circuito completodel uranio, desde la prospección hasta los residuos, la infraestructura asociada y los usos que se le quiere dar a esa energía, especialmente porque cada uno de esos procesos contradice los objetivos y (sobreactuados) compromisos de atender el cambio climático".

Este último punto es clave. Desde hace tiempo el Gobierno no esconde sus ambiciones de aplicar una técnica parecida al fracking para obtener uranio en el yacimiento Bajo de Santa Rosa, en Río Negro, a través de la minera de capitales canadienses Cielo Azul. Es la llamada "lixiviación in situ", que se realiza con agua y ácido sulfúrico, y es ambientalmente más riesgosa que la que se usa en la minería de oro y plata. También Cambiemos busca quitar la prohibición que rige en Chubut para habilitar la explotación a cielo abierto del Cerro Solo. El objetivo es abastecer a las centrales de Atucha I y II, y Embalse, además de las dos que se construirán, y sustituir importaciones, ya que la minería de uranio fue interrumpida en 1997. Desde ese entonces, todavía se trabaja en la remediación de yacimientos como Los Gigantes, en Córdoba, y Sierra Pintada, en Mendoza, que han dejado lo que Pablo Palicio Lama calificó como "un desastre radioactivo".

El argumento más fuerte del gobierno es que la energía nuclear no emite dióxido de carbono (CO2), uno de los gases que provoca efecto invernadero. En un reciente artículo, Andrés Arnone derribó ese alegato así: "Esto es verdad solamente durante el proceso en el cual las barras de uranio generan vapor y hacen girar las turbinas, pero en todos los procesos anteriores y posteriores se genera CO2". Y concluyó: "Según distintos estudios en donde comparan todos los procesos necesarios como la minería, el transporte, la construcción, el mantenimiento, etcétera, para producir electricidad con distintas tecnologías, la energía nuclear produce 66 gr de CO2 por cada KWH de electricidad, mucho más que la mayoría de las energías renovables como la eólica (10 gr/KWH) o solar térmica (13 gr/ KWH), aunque menos que el carbón (1000 gr/KWH), el gas (443 gr/KWH) o el diesel (778 gr/KWH)".

Fuente: Infobae
Así lo decidió la Sala I de la Cámara Federal. Los extitulares kirchneristas de las carteras de Transporte y de Planificación son investigados por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Hace poco menos de un año el juez federal Sebastián Ramos procesaba a dos de los exfuncionarios K clave, el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime y el exministro de Planificación Federal Julio De Vido -que manejó la caja más poderosa de las administraciones anteriores- a raíz de la no renegociación de los contratos de las concesiones ferroviarias durante el kirchnerismo, por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con la función pública. Además los embargó a cada uno por un total de $ 500 millones.

Ahora la Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó parcialmente la medida, en la causa en la que ambos exfuncionarios son investigados porque entre 2003 y 2009 no armaron los equipos técnicos de Transporte para asistir con la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), cuya función era la de renegociar las concesiones ferroviarias. El tribunal validó la tipificación por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" pero no hizo lugar al procesamiento por "negociaciones incompatibles con la función pública", y mandó al juez a recalcular los embargos impuestos.

El fallo está firmado por los camaristas Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero, que confirmaron parcialmente la medida que en junio pasado les había dictado Ramos en primera instancia. Según el fallo original de Ramos, no hubo órdenes para "que se avanzara con el procedimiento de renegociación de los contratos de servicios públicos de transporte ferroviario de pasajeros, conforme las funciones y facultades establecidas en el artículo 3 de la resolución conjunta del Ministerio de Economía y Producción y Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios".

"Con dichas omisiones se interesó en miras de que no avanzara la renegociación de dichos contratos para beneficiar a las empresas concesionarias de servicios públicos de transporte ferroviario de pasajeros", afirmó el juez en su escrito. Para Ramos quedó "acreditado con el grado de probabilidad exigido por el ordenamiento procesal que Ricardo Raúl Jaime no designó a los profesionales y técnicos del sector de transporte ferroviario de pasajeros".

Mientras que De Vido está acusado de "no haber impartido órdenes o arbitrado los medios necesarios destinados a que se avanzara con el procedimiento de renegociación de los contratos de servicios públicos de transporte ferroviario de pasajeros".

Fuente: TN
Página 437 de 453