Jueves, 22 Agosto 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 11 Febrero 2019 10:46

La mujer del piloto de Emiliano Sala rompió el silencio

Por El País Diario

"Sabemos que se ha ido, pero lo queremos de vuelta", pidió Nora Ibbotson y reveló por qué todavía no se contactó con la familia del futbolista argentino.

Tras varias semanas de incertidumbre, esperanza y dolor, habló Nora, la esposa del piloto británico David Ibbotson, desaparecido desde el 21 de enero pasado en el trágico vuelo que trasladaba al futbolista argentino Emiliano Sala desde Nantes hacia Cardiff.  

En diálogo con el programa de televisión "Good Morning Britain", la mujer  fue contundente al afirmar que su marido, de 59 años, era un experimentado aviador y aclaró que tenía una licencia privada y que estaba autorizado a llevar pasajeros. "Ese no era su trabajo, él era ingeniero, pero su pasión era volar", indicó.

Pidió además que continúen la búsqueda para poder dar con los restos del hombre que manejaba el avión que cayó en el Canal de la Mancha por motivos que aún se desconocen y está hundido a 63 metros de profundidad.

"No podemos dejarlo ahí. Haremos todo lo posible", dijo. Y al ser consultada si habló con familiares de Sala, reveló: "No hemos tratado de comunicarnos porque sabemos que están de duelo como nosotros. Estamos rezando por él. Como madre, no puedo imaginar lo que la de él está pasando. Les envío mis más profundas condolencias".

"Queremos que bajen y miren bien por última vez. Sé que las condiciones no son las mejores y que es un mar peligroso, pero queremos saber que lo intentaron por última vez. Encontrarlo nos volvería a unir como familia, podríamos ir a visitarlo y saber que está ahí", insistió.

La familia de Ibbotson impulsó una campaña de financiamiento colectivo a través de una página web y hasta el momento llevan recaudados más de 140 mil libras. El ex futbolista Gary Lineker y el astro francés Kylian Mbappé, entre otros, han colaborado con la causa.

Nora explicó que el objetivo es realizar una búsqueda privada con un submarino a control remoto para volver a inspeccionar los restos del avión. En caso de hallar el cuerpo, sacarlo de allí tendría un costo aproximado de 300 mil libras.