Martes, 25 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 31 Diciembre 2019 19:53

Sacerdote jesuita, cercano a la Madre Teresa, abusó de un niño durante años

Por El País Diario
El padre Donald J. McGuire saludando a monjas de la orden fundada por la Madre Teresa. El padre Donald J. McGuire saludando a monjas de la orden fundada por la Madre Teresa.

El sacerdote abusó de un niño estadounidense "en más de 1.000 ocasiones, en múltiples estados y países", indica la causa que lo investiga.

Un sacerdote jesuita, cercano a la Madre Teresa, abusó sexualmente de un niño estadounidense "más de 1.000 veces, en múltiples estados y países", alega una demanda presentada el lunes en la Corte Estatal de California, en San Francisco.

En la demanda y en entrevistas con la agencia The Associated Press, Robert J. Goldberg, ahora de 61 años, describe años de control psicológico y abuso sexual que sufrió desde los 11 años hasta la edad adulta mientras trabajaba como asistente para el difunto sacerdote Donald J. McGuire.

McGuire murió en 2017 en una prisión federal estadounidense cumpliendo una condena por abusos sexuales a otros niños que estuvieron bajo su influencia. Goldberg asegura que estuvo bajo el control total de los jesuitas durante casi cuarenta años y que fue obligado a testificar a favor de McGuire durante juicios penales en Wisconsin e Illinois.

Cúpula cómplice

La demanda presentada el lunes en realidad no nombra a los acusados, pero los abogados de Goldberg dicen que los acusados ​​incluirán a la orden jesuita en los Estados Unidos y al principal líder de la orden en el Vaticano.

En el momento del abuso contra Goldberg, según la demanda, los funcionarios católicos sabían que McGuire había sido acusado repetidamente de abusar sexualmente de niños y, en vez de actuar para detenerlo, lo encubrieron sistemáticamente.

Goldberg tenía 11 años cuando conoció a McGuire en 1970, un día cuando él y su hermana estaban sentados en una acera frente a un bar de Chicago, esperando a que saliera su madre de trabajar.

McGuire llevó a la familia a su casa y se congratuló con la madre de Goldberg, convenciéndola de que su hijo estaría mejor viviendo bajo su supervisión, según la demanda. Durante este tiempo, dice la acusación, Goldberg pasaría las tardes en las viviendas de McGuire o regresaría a la casa de la familia con McGuire, quien dormiría con él en su cama.

Mientras tanto, la madre de Goldberg llegó a depender de los fondos que McGuire le pagó a su hijo para trabajar como asistente: llegó a darle entre US$300 y US$500 al mes.

"Era muy controlador, yo no podía decir nada. Lo que sea que él le decía a mi madre que quería que yo hiciera, tuve que hacerlo", añadió.

La Madre Teresa

Goldberg y su familia siguieron al sacerdote en 1976 cuando McGuire se mudó a California para tomar un trabajo de enseñanza en la Universidad de San Francisco, una institución jesuita, y promover un ministerio itinerante en el que presidía retiros religiosos para católicos adinerados, recolectando multimillonarias donaciones.

Fue en ese entonces que McGuire se hizo cercano de la Madre Teresa, convirtiéndose en su consejera espiritual mientras esta revisaba aplicaciones de monjas que querían unirse a la orden de las Misioneras de la Caridad.

Goldberg concluye recordando que, durante un juicio en Chicago contra el sacerdote, este no mostró remordimiento por haber abusado de él y otros niños.

McGuire no fue removido del servicio sacerdotal sino hasta 2007 y fue destituido de la orden jesuita en 2008.