Sábado, 20 Julio 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 25 Septiembre 2018 01:52

Macri saludó a Trump y luego compartió una cena con Lagarde en Manhattan

Por El País Diario

Mauricio Macri cenó en el restaurant Cipriani, de Wall Street, junto con todo el Atlantic Council, una organización bipartidista que le otorgó el premio Global Citizen Award.

En ese encuentro la mesa principal le acercó a Macri la posibilidad de estar por primera vez, desde que llegó a Nueva York, junto a Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo.

El presidente se saludó con su par estadounidense, Donald Trump, en el tradicional cóctel que el jefe de la Casa Blanca ofrece cada año a los mandatarios de todo el mundo que llegan a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El encuentro entre ambos fue breve pero amistoso, según describieron algunos medios presentes. Macri estaba con su esposa, Juliana Awada, y Trump con la suya, Melania.

El apretón de manos sucedió en un salón del hotel Palace, uno de los más elegantes e icónicos de Nueva York, fundado en 1882. El hotel estuvo desde temprano totalmente vallado y provocó un caos de tránsito alrededor. Ubicado justo detrás de la catedral de Saint Patrick, es el favorito de Bill Clinton y Barack Obama, que solían alojarse allí. Trump, en cambio, prefiere pasar la noche en el penthouse de su torre dorada y de vidrios espejados, a pocas cuadras de allí.

El apoyo de Trump a Macri ha sido siempre explícito. El argentino fue uno de los primeros mandatarios que recibió en la Casa Blanca a poco de asumir en enero de 2016, y le ha manifestado respaldo en tiempos de crisis. No sólo con llamadas telefónicas personales, sino también con comunicados de respaldo a las reformas económicas del Gobierno tanto de la Casa Blanca como del Tesoro.

Después del cóctel, el presidente y su esposa se trasladaron hacia el distrito financiero de Manhattan, donde pasaron una gala en el salón Cipriani. Allí Macri recibió el premio al Ciudadano Global, de manos del Atlantic Council. Ambos, Macri y Lagarde, se sentaron juntos y mantuvieron una animada charla en la que también participó la esposa del primer mandatario argentino, Juliana Awada.

Está claro que frente a las cientos de personas que estuvieron allí, entre ellos buena parte de la política norteamericana más clásica, no iba a haber avances entre ambos con relación a la negociación con el FMI que Argentina lleva adelante.

Pero no hay duda que la imagen será una de las que más se distribuirán entre hoy y mañana en Argentina, sobre todo con un mercado que está a la expectativa de no solo cual será el día y el momento en que el Gobierno anunciará la renegociación final de notas con el FMI sino también el monto definitivo de ampliación de los u$s 50 mil millones que estaban contemplados en el acuerdo original.

La agenda de este lunes fue bastante cargada para el presidente y su comitiva. Tras una mañana con inversores y la prensa, el Presidente se reunió con la titular del Consejo de las Américas, Susan Segal, y almorzó con un grupo de empresarios que le manifestaron su interés en realizar inversiones en la Argentina.

El encuentro con los eventuales inversores, interesados en el área bancaria y de energía, tuvo lugar en el restaurante Rao's, y participaron el canciller Jorge Faurie, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el senador nacional Esteban Bullrich.

El Jefe de Estado encabezó una de las mesas que reunió a los empresarios, en tanto que otras dos fueron presididas por Faurie y por Dujovne. Por la mañana Macri compartió un desayuno con otro grupo de inversores en las oficinas del Financial Times.

Macri participará este martes de la 73º Asamblea de las Naciones Unidas y hará una exposición en el Debate General del organismo. Sin embargo, mientras el mandatario permanece en Nueva York, parte de su equipo económico recibió en Buenos Aires a emisarios del Fondo Monetario Internacional buscando acelerar los plazos para un nuevo acuerdo.