Viernes, 19 Julio 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 18 Marzo 2019 21:06

Médicos tucumanos denunciados por la cesárea: "Pusimos fin a su tortura"

Por El País Diario

Los ginecólogos que atendieron a la nena de 11 años violada en esa provincia publicaron una carta en la que piden que "la persecución judicial pase lo antes posible".

Los ginecólogos Cecilia Ousset y José Gijena, la pareja tucumana que le practicó una cesárea a una nena de 11 años luego de que todo el plantel del hospital "Eva Perón" se negara a cumplir el Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), publicaron este lunes una carta las redes sociales en la que aseguran que "pusieron fin a la tortura de Lucía" y desean que "la persecución judicial pase lo antes posible".

"Para empezar queremos decirles que estamos muy bien nosotros y nuestros hijos. Ellos están felices en su nuevo colegio. Seguimos atendiendo en consultorio y en quirófano normalmente y como siempre", comienza el escrito publicado en Facebook.

El calvario de los dos médicos comenzó el 26 de febrero tras ser convocados de urgencia por el hospital tucumano para llevar adelante la interrupción del embarazo prevista por la ley. Su intervención les valió una denuncia penal por "homicidio calificado" realizada por los abogados María Teresa Mockevich, Viviana Matar, Luciana María Colombres, Jorge Javier Ramacciotti, Constanza Del Carril, Raúl Alfredo Lezana, Ángela Lorna Vittini, Ricardo Miguel Auad, con el patrocinio de Salvador María del Carril.

Desde ese día son blanco de amenazas e incluso se vieron obligados a cambiar a sus cuatro hijos de colegio, ya que en el establecimiento donde concurrían decidieron no renovarles la matrícula. 

"No podemos negar la sorpresa y la conmoción ante la realidad de las niñas y adolescentes violadas y torturadas en nuestra provincia. Queremos que piensen solo en ellas y pongan su esfuerzo en frenar esa práctica perversa", continúa la carta en la que llaman a los tucumanos a "terminar con la naturalización de las violaciones y los embarazos forzados (especialmente en niñas). Tucumán debe ser una provincia decente con infancias felices. Ese es el objetivo", sentencia el escrito.

"Seguiremos en la lucha con firmeza y sobre todo tranquilidad", relatan y termina: "En cuanto conocimos la realidad de Lucía pusimos fin a su tortura. ¿Cuántas semanas hay que esperar para frenar un tormento? Para nosotros ni un solo día".

El caso de Lucía trascendió las fronteras del país y llegó a los medios internacionales. La nena de 11 años entró al sistema de salud de la provincia de Tucumán con un embarazo de 16 semanas producto de una violación por la que está detenido la pareja de su abuela.

La nena solicitó interrumpir el embarazo con una frase escalofriante: "Quiero que me saquen lo que me puso el viejo". Su madre también lo pidió. Sin embargo, a pesar de que el procedimiento estaba previsto por ley, las dilaciones legales y la nula asesoría a la familia por parte de los especialistas provocaron que la interrupción del embarazo se realizara cuando el embarazo cursaba la semana 24. 

La intervención debió ser tercerizada, ya que todos los médicos del hospital "Eva Perón" se declararon objetores de consciencia. Para eso fueron convocados los ginecólogos Cecilia Ousset y José Gijena, quienes relataron que al salir del quirófano los esperaba un fiscal del Ministerio Público para pedirles los datos.

Fuente: Perfil