Viernes, 24 Mayo 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 10 Mayo 2019 12:10

El vidrioso negocio entre el Gobierno de Santa Fe y el Clan Eskenazi

Por Ernesto Simón
Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe junto a Enrique Eskenazi, uno de los banqueros más sospechosos del país. Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe junto a Enrique Eskenazi, uno de los banqueros más sospechosos del país.

En Santa Fe, los Eskenazi consiguen una facturación de más de 10.000.000.000 de pesos anuales, a razón de más de 20.000 pesos por minuto.

Son muchas las dudas que se generaron a la hora de evaluar la transparencia del Gobierno socialista de Santa Fe y su oscura relación con el Grupo Eskenazi, conocido también como Grupo Petersen. La entidad financiera que maneja el Clan Eskenazi, Banco Santa Fe, vuelve a obtener la prórroga para seguir siendo el agente financiero de la provincia, algo que también sucede en Entre Ríos y en San Juan, donde la familia Eskenazi opera de la misma forma, vale decir: en concubinato con el poder de turno.

¿Cómo se explica que el Gobierno de Santa Fe siga prorrogando la concesión al Grupo Eskenazi para que sea monopolio como agente financiero de la provincia?

¿Se trata acaso de un sistema de devolución de favores entre el poder político y el poder financiero?, ¿o estamos ante un caso que la Justicia debería investigar por la poca claridad que reviste el mecanismo?

En un proyecto de comunicación presentado en Santa Fe por el legislador Carlos Del Frade, se solicitó que "el Poder Ejecutivo, a través de sus organismos correspondientes, informe por qué motivo apuró la licitación del agente financiero antes de las elecciones generales del 16 de junio de 2019", sin prever que será la nueva administración la que tendrá más legitimidad política para licitar el servicio bancario. 

En el proyecto de comunicación del Diputado Del Frade, se explica que se "dejó de lado una potencial consulta popular para que las y los santafesinos se expidieran sobre si querían que el banco (Nuevo Bando de Santa Fe) siguiera siendo privado o se intentara su reestatización".

En el texto del pedido legislativo se cita la resolución 131 del Gobierno de Santa Fe, la cual el 31 de marzo de 2014 "facultaba al Poder Ejecutivo a prorrogar el llamado a licitación del agente financiero de la provincia".

Carlos Del Frade, el diputado que intenta desentrañar los oscuros negocios entre los Eskenazi y el poder de Santa Fe.

El diputado Del Frade, con muy buen tino, pretende que se dejen pasar las elecciones del 16 de junio de 2019 y que sea el nuevo gobierno, elegido por el pueblo, el que decida cuál será el agente financiero de Santa Fe o si, como algunos proponen, reestatizar el banco que el nefasto clan de banqueros maneja hasta hoy.

En ese sentido, el legislador explica que "es claro y evidente que será el gobierno que emerja de las urnas el que tendrá el mayor nivel de legitimidad para decidir sobre el agente financiero de la provincia".

Es preciso señalar que el mismo banco que hoy presta los servicios financieros en Santa Fe, cuya matriz es el Banco de San Juan, propiedad de la familia Eskenazi, ganó la licitación como único oferente por los próximos cinco años en la tercera provincia más importante de Argentina.

En Santa Fe, los Eskenazi consiguen una facturación de más de 10.000.000.000 de pesos anuales, a razón de más de 20.000 pesos por minuto, la institución es la empresa número 120 entre las 1.000 que más venden en la Argentina.

Según explicó el Diputado Del Frade, en diálogo con El País Diario, se trata de "un fenomenal negocio garantizado por el monopolio de las cuentas públicas del Estado provincial, los municipales y los comunales, como también las y los empleados santafesinos".

Aseveró que "una vez más, en una reelección del banco privado y en continuidad con la lógica de los años 90, el Estado provincial garantiza las ganancias a las entidades privadas".

Es importante recordar que los integrantes del socialismo en Santa Fe dispusieron una prórroga de hecho durante el Gobierno de Binner, hasta que en 2009 llamaron a licitación y ganó de vuelta Eskenazi, el mismo que estaba desde el inicio de la privatización del Banco Santa Fe.

El monopolio del Clan Eskenzi en Santa Fe, Entre Ríos, Santa Cruz y San Juan

Tal como sucede en San Juan, en la provincia de Santa Fe, el Banco Santa Fe es la entidad financiera más importante del distrito.

Cuenta con la mayor cobertura territorial que alcanza al 96% de los habitantes de esa provincia. Banco Santa Fe es una entidad comercial de capital nacional y de carácter regional.

El esquema del Clan Eskenazi adquiere dimensiones monopólicas, si se tiene en cuenta que tiene filiales como la del Nuevo Banco Entre Ríos, Banco Santa Cruz, Banco Santa Fe y Banco San Juan.

En las tres provincias sucede lo mismo: los bancos de los Eskenazi actúan como agentes financieros del gobierno de cada uno de los distritos.

El contador Manzanares acusó a Eskenazi de ocultar dinero de los Kirchner

El banquero Sebastián Eskenazi, hijo del exaccionista de YPF, Enrique Eskenazi, "recibió el dinero negro que manejaba Daniel Muñoz, el secretario del finado Néstor Kirchner", según afirmó ante la Justicia el contador de la familia Kirchner, Víctor Manzares, quien estimó que lo invertido en la Argentina fue la friolera de entre 130 y 150 millones de dólares.

A la cifra deben sumarse unos 70 millones de dólares invertidos en el exterior. Eskenazi, mediante sus voceros, desmintió haber recibido ese dinero. Expresó en un comunicado que "el Grupo Petersen denuncia que tal versión es falsa y maliciosa, y forma parte de la misma maniobra de desprestigio que ciertos personajes oscuros intentan impulsar desde hace tiempo para ensuciar a la familia Eskenazi y al Grupo Petersen, luego del fallido intento de extorsión del año 2017, por el cual están procesados por la Justicia".

La causa sigue su curso y se espera que Eskenazi comparezca ante la Justicia para aclarar el episodio.

El Banco Santa Fe seguirá en manos del Clan Eskenazi

Tras la prórroga concedida por el Gobernador Miguel Lifschitz al Banco Nación para que estudie con detenimiento el pliego de bases y condiciones de la licitación del agente financiero exclusivo de la provincia, hoy en manos del Grupo Eskenazi, la entidad bancaria nacional habría desistido de seguir adelante "por las condiciones impuestas en el pliego, que tornan desaconsejable semejante inversión", de acuerdo con lo manifestado por un alto directivo del Banco Nación de Argentina.

El columnista del diario La Nación, Carlos Pagni, se hizo eco de las suspicacias en torno del pliego de licitación por el cual ganó Eskenazi en Santa Fe, y escribió que "el socialista Lifschitz se apresuró a licitar los servicios del Banco Santa Fe antes de irse, con un pliego escandaloso por los beneficios que otorga al actual concesionario: Eskenazi".

Desde el Ministerio de Economía, en su momento, y ante críticas parecidas de sectores políticos locales, respondieron que la Ley de Privatización del banco prevé la licitación del servicio financiero cada 5 años. Si el banco quisiera reestatizarse, se debería aprobar una nueva ley o, sin dar tantas vueltas, expropiárselo a la familia Eskenazi.

¿Se animarán los revolucionarios socialista a ir contra el poder financiero?

Así nos va.