Miércoles, 11 Diciembre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 16 Noviembre 2019 16:37

Fuera de control: en UDAP siguen los gastos discrecionales

Por Renato Cecco

La contratación de un nuevo abogado por parte de Luis Lucero, quien maneja el gremio de los docentes como un verdadero patrón de estancia, volvió a sumar un nuevo escándalo.

El sindicalista se niega a informar si la contratación del abogado Miguel Dávila Saffe, para que lo defienda en una causa de evasión ante la AFIP, ¿es a título personal o lo paga el gremio? Es una pregunta que hoy todos los docentes vernáculos se hacen.

"Todos los temas que son internos de la institución, no le damos aclaración absolutamente a nadie", sentencia Lucero respecto de cómo serán los servicios legales de su defensa ante la Justicia Federal.

El Juez federal Leopoldo Rago Gallo, procesó y les impuso un embargo de 400.000 pesos a la anterior cúpula de UDAP, conformada por Lucero y López, por considerar que hubo una maniobra para defraudar al fisco. La acusación de la Justicia tiene que ver por la apropiación indebida de recursos de la seguridad social, aunque pese a tener dinero en sus cuentas, no pagaron los aportes jubilatorios de los docentes.

Pero el hecho ahora suma otro aquelarre, Lucero se niega rotundamente a informar cuánto le pagará al abogado Davila Saffe y si esos montos salen de las arcas del fundido gremio. Cada vez que puede, aclara que su antecesora "estafó al sindicato dejando una deuda superior a 50 millones de pesos y un tendal de cheques sin fondos". (Ver nota aparte).

Sin embargo, pese a tener una mega deuda y tras haber despedido a 13 empleados, aparte de no acceder indemnizarlos por no tener dinero, Lucero no baja los gastos. Ahora contrató un estudio jurídico para arreglar los desastres que él mismo dejó con su socia de la gestión anterior.

Pero además resulta incongruente su posición: "Estábamos unificados bajo la tarea de un abogado penalista que yo entendía que no podía compartirlo con la exsecretaria general", el letrado al que dejó de lado se trata de Daniel Persichella, abogado de planta de UDAP. Según fuentes allegadas a UDAP, "Lucero desconfía del abogado al que acusa de cercanía con las hermanas López y teme lo traicione".

La paronoia de Lucero sale cara, pese a que el sindicato tiene abogados, contrata externos. Usando la plata de sus afiliados mientras éstos piden rendición de cuentas, no les quiere dar respuestas sobre temas financieros.

"Todas las tareas, movimientos internos y demás son privativos lógicamente después nosotros lo hacemos durante los informes cuando corresponde, esto es así de claro, siempre ha sido así", fue la extraña respuesta. Pero en los últimos 20 años no se conoció un solo balance o informe económico del gremio, y los plenarios son a puertas cerradas, sólo entran los acólitos de Lucero.

El resto es silencio puro, tampoco da audiencia a los afiliados que la solicitan.

El Luchi, como suelen llamarlo cariñósamente en el gremio, vuelve sobre sus pasos y se convierte en un calco de lo que él denuncia sobre la gestión de las hermanas López en UDAP.

Al final es difícil que pueda diferenciarse: las hermanas López lo criaron.

Enterate más sobre UDAP acá.