Miércoles, 19 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 22 Octubre 2016 08:05

Video vigilancia en Inglaterra

Por
Por Roberto Ferraris 
desde Inglaterra
Con 9 millones de cámaras de circuito cerrado el Reino Unido es hoy el país más vigilado del mundo. 

Poco se escapa a la mirada electrónica presente en cada esquina del centro, en rutas, a bordo de patrullas policiales y más recientemente en el pecho de los agentes de policía.

Quizás es parte de la cultura de tener todo bajo “control”. No por nada ya en 1948 George Orwell nos presentaba el “Big Brother” como una proyección futura del modo de actuar del momento.

Las aplicaciones de las cámaras de circuito cerrado están en pleno crecimiento. Ya no solo se trata de ver y  grabar información sino de procesamiento digital de imágenes en tiempo real que son utilizadas para prevenir y detectar actividad criminal o simples transgresiones a las reglas de tránsito. Actualmente están difundidas cámaras fijas y móviles que  leen automáticamente la chapa patente del automóvil (ver ANPR) y proporcionan información tales como; Vehículo robado, pedido de captura del titular, falta de seguro, falta de pago de impuestos, multas impagas, etc. Además, en base a la información histórica se pueden detectar vehículos gemelos y hacer seguimiento de criminales sin la típica persecución o seguimiento hollywoodense. Gracias a esto se han resuelto por ejemplo robos en domicilios cometidos por gente bajo vigilancia cuando estos hicieron movimientos inusuales de madrugada cerca del lugar del crimen.

El tema está en constante evolución y crecimiento. Se espera que para fin de año los 22.000 policías uniformado lleven una “body cam” como parte de la dotación estándar. Los reportes de las primeras instalaciones indican una diminución de denuncias por abuso policial de un 90%. La mejoría se atribuye ya sea a cambios en el comportamiento policial que a una caída en el número de falsas denuncias.  Esta introducción está también cambiando el sistema de justicia contribuyendo por ejemplo con imágenes inmediatas al crimen previas a la intervención de los expertos forenses, especialmente útil en casos de violencia doméstica.

Otro aspecto en el que se trabaja es en la integración de los sistemas. Actualmente las 43 fuerzas policiales inglesas tienen 2000 diferentes sistemas informáticos aislados uno del otro lo que dificulta el trabajo de seguimiento en jurisdicciones distantes.  Como en Argentina, las fuerzas policiales hacen también apelo a imágenes provenientes de privados y comercios.  No solo las cámaras de circuito cerrado aportan datos sino también cámaras en tableros de vehículos (dash cam) y  las llamadas “action cams”. La integración de los sistemas privados es otro paso más a largo plazo pero luego de eso ya nada quedará fuera del ojo del gran hermano.