Miércoles, 18 Septiembre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 12 Noviembre 2018 08:09

San Juan: caso de exhibicionismo en un viaje de estudios provocó revuelo

Por El País Diario

Los padres denunciaron ante la Justicia que el fotógrafo que viajaba junto a los chicos mostró sus genitales a nenas de 11 años.

Todo sucedió durante un viaje de estudios de alumnas del Colegio El Tránsito a la provincia de Córdoba. Padres denunciaron que un fotógrafo se paseó desnudo delante de alumnas de 11 años, fotografió sus colas y habría abusado de una de ellas.

El contingente estaba conformado por 34 niñas de 11 años que viajaron a Córdoba en un colectivo contratado por la empresa Turismo Bacur. Iban con las adolescentes cuatro autoridades y un hombre de la empresa. Señalaron que las docentes amenazaron y les quitaron los celulares a las alumnas para que no digan nada a sus padres.

Horas después de lo ocurrido, el Ministerio de Educación emitió un comunicado expresando que "ante la lamentable situación vivida por un contingente de alumnas del  Colegio el Tránsito, se tomó intervención con la asistencia de los profesionales de Gabinetes Técnicos Interdisciplinarios para el abordaje. Aclarando que el viaje lo autorizaron los padres quienes seleccionaron y contrataron la empresa . El Ministerio y el Centro ANIVI trabajan para llegar hasta las últimas consecuencias para el o los responsables a los que les cabrá todas las sanciones estipuladas por la ley".

Las chicas que viajaban afirmaron que el fotógrafo que las acompañaba en el colectivo les exhibió sus partes íntimas. El caso ya está en manos de la Justicia y el domingo, durante el arribo del contingente, se desató un escándalo mayúsculo entre padres, miembros de la empresa y monjas de la institución.

"Dios nos libre", habría dicho una de las monjitas que esperaba ansiosa la llegada de las estudiantes. Otra hermana, situada unos metros más allá, habría expresado enfática: "Dios nos libre y nos guarde".

El colectivo contratado por la empresa Turismo Bacur, salió el jueves pasado por la noche con alumnas, directivos, docentes, un coordinador y un fotógrafo. Según contaron las chicas, el fotógrafo ingresó al baño del colectivo sin cerrar la puerta y luego les mostró los genitales con un desparpajo descomunal y obsceno.

Además, habría tenido algunos comentarios desubicados en cuanto a poses requeridas a la hora de tomar las fotos a las chicas.

Las menores de edad avisaron a sus padres por teléfono de lo sucedido y éstos, rápidamente hicieron la denuncia. Por el escándalo, el colectivo regresó un día antes pero el fotógrafo no era parte de la comitiva y tanto el coordinador como las monjas afirmaron no saber donde está el supuesto depravado.

La única encargada de hablar con los padres fue la hermana Roxana Schmidt, quien dijo que habían denunciado lo ocurrido en Córdoba y que todo estaba en proceso de investigación.

Una mujer habría denunciado que la Vicedirectora, dos docentes y una monja de la institución, las cuales iban en el contingente, amenazaron a las chicas para que no comenten nada de lo sucedido y les quitaron los celulares para que no dijeran nada a sus padres.