Viernes, 22 Marzo 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 11 Enero 2019 11:34

Insólito: vecinos damnificados por lluvias en Rivadavia prefirieron no recibir ayuda

Por El País Diario

Camiones del municipio de Rivadavia llegaron al asentamiento La Paz para elevar y compactar el suelo y así evitar nuevas inundaciones, pero se negaron porque esperan recibir casas del Gobierno.

Durante la mañana de este jueves, camiones de la Municipalidad de Rivadavia acudieron cargados de tierra al asentamiento La Paz, situado en calle Pellegrini y 5. La idea era rellenar los terrenos inundados, compactar y levantar un poco el nivel del suelo a fin de que, en caso de que lleguen nuevas tormentas, las viviendas de los vecinos no se inunden de nuevo.

El procedimiento y las obras de levantamiento del nivel del suelo se había acordado el día anterior junto a los lugareños. Sin embargo, este jueves, al momento en que se procedió a culminar con el trabajo de descarga de tierra para el emparejamiento y compactación de los terrenos afectados por las lluvias, ocurrió un episodio que sorprendió tanto a los empleados municipales como al cronista de El País Diario que se encontraba en la zona elaborando un informe sobre los daños causados por las fuertes lluvias de hace unos días.

Los camiones no pudieron finalizar la tarea de asistencia a los damnificados del asentamiento La Paz porque los vecinos del lugar se negaron a que se concrete la labor. Entre los pretextos que exhibieron, adujeron que si el municipio les arregla el suelo, será más difícil que se vuelvan a inundar y de esa forma jamás conseguirían una vivienda digna.

Los perjudicados por la tormenta dieron a entender que si se soluciona el problema no recibirán nunca casas del Gobierno, por lo que, en algunos casos, prefieren seguir con el problema de fondo para encontrar una salida definitiva desde los organismos oficiales.

La discusión entre vecinos y empleados municipales no llegó a mayores pero el tono del intercambio se fue elevando al punto que uno de los vecinos amenazó a los operarios. Les dijo que si no se retiraban, los iban a "sacar a las pedradas".

Finalmente los camiones municipales tuvieron que retirarse sin poder terminar la tarea de emparejamiento y compactación de suelo para la que habían llegado hasta el asentamiento La Paz.