Martes, 19 Marzo 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales



Por E. Simón 
@simondixit
Fenomenal revés acaba de sufrir el presidente Mauricio Euforia Macri, que perdió con su proyecto de Ganancias y se impuso el de las dos oposiciones. Los diputados nacionales Castro y Gioja no pudieron disimular su complacencia con las mineras extranjeras y se abstuvieron. 

Por su parte, Bergé, presidente de la Cámara Minera de San Juan, se quejó por la restitución de las retenciones a la Minería. ¿Vetará Macri esta sanción de Diputados?

Los seis legisladores sanjuaninos votaron de la sieguiente manera: José Luis El Vale Todo Gioja, Daniela Castro y Florencia Peñaloza votaron a favor del proyecto presentado por la oposición. Por su parte, Graciela Caselles, Alberto Tobares y Eduardo Ojos Diáfanos Cáceres votaron por el proyecto del oficialismo.

Jaime Bergé: envenenado y sin antídoto.
Jaime envenenado 
"Hay empresas que si siguen cambiando las reglas del juego, se van a ir del país", vociferaba Jaime Bergé, quien ahora sufre en carne propia la fatalidad de sentirse envenenado. El presidente de la Cámara Minera de San Juan, quien durante el derrame de cianuro en la mina Veladero de Barrick dijo que "podía tomarse medio vasito de agua" del río y "no pasaba nada", siente hoy un hervor en la sangre que no puede disimular frente a cualquier micrófono que se le ponga por delante. El empresario está envenenado y por ahora no hay antídoto posible para combatir tamaña desgracia. Dijo también que "la minería para algunos diputados es como la timba". Error garrafal del hombre, la minería extrae recursos no renovables mientras el juego se reinventa a diario. Sino que se de una vueltita por Las Vegas y se desburre. Solidaridad con el compañero Bergé, no merece estar pasando por estas broncas.

Las dos oposiciones que son tres
En el país tenemos la oposición del FPV y además está la oposición del otro peronismo, es decir el de Mantequita Massa en inminente alianza con Margarita Stolbizer. El bipartidismo se quebró hace tiempo, desde que el radicalismo ha pasado a ser un partido testimonial con sede en casi todo el territorio nacional.

Lo que pasó en la Cámara de Diputados dejó un sabor amargo al presidente Euforia Macri que ahora está más desorientado que Matías Alé. Es que durante el martes negro de ayer la votación arrojó 140 votos a favor, 86 negativas y 7 abstenciones. Además llegó mucho antes de lo esperado.

Graciela Camaño logró complotarse con la kirchnerista Teresa García y pidió una moción de orden para adelantar la votación antes de la medianoche, cuando aún restaba una larga lista de oradores de Cambiemos. La estrategia del Pro era estirar el debate con el objeto de dar vuelta algunas voluntades y enarbolar un discurso antiperonista que tan bien pega en estos tiempos de recuperación de la alternancia. Desde la Casa Rosada seguían con atención inusitada la sesión en Diputados pero nunca esperaron tamaña paliza. Algunos especulan con el veto de Macri si es que esta le de Ganancias es aprobada en Senadores.

Detalles del proyecto
El proyecto crea impuestos para compensar la baja del mínimo imponible. Para financiar lo que el Estado dejaría de percibir por Ganancias se gravaría el juego on line con un 7.5% y las tragamonedas con un 10%. El juego estuvo durante días de paro en todo el país y ayer logró apretar de tal manera a Diputados que consiguió morigerar el impuestazo que preveía el proyecto de Cambiemos. Es que ahora el esfuerzo será compartido ya que pagarían ganancias la Renta Financiera y la Minería, por lo tanto el juego pagará menos.


José Luis El Vale todo Gioja.
Las mineras están que revientan
De reeditarse ahora la novela Los reventados, del Turco Asís, Barrick Gold ocuparía un papel fundamental en el texto. Hasta ayer las mineras juraban que ningún alza de impuestos iba siquiera a rozar al sector. Pero el proyecto sancionado propone gravar las retenciones a la Minería, que volvería a restituirse en su totalidad y se ampliarían a nuevos metales.

Diputada Daniela Castro.
Esta medida dejaría rumiando una bronca indigerible a los empresarios del sector y a ciertos políticos que tejieron un extraño y sospechoso lazo con las multinacionales metalíferas. En la votación en particular del artículo referido a las exportaciones mineras, la oposición se impuso por 141 votos positivos, 84 negativos y 3 abstenciones. Entre estas 3 abstenciones se encontraban dos sanjuaninos: José Luis Gioja y Daniela Castro. ¿Por qué se habrán abstenido de votar?


La Renta Financiera pagaría Ganancias   
La Renta Financiera sería gravada. Esto incluiría plazos fijos y títulos públicos sobre todo Lebacs de más de 1.500.000 pesos. Además se cobraría ganancias a la remisión de utilidades al exterior y otros tributos eliminados por el Gobierno de Cambiemos.


Jueces sí y Monotributo menos
La oposición también acordó que, a partir de ahora, los jueces que se nombren paguen Ganancias. En tanto, el monotributo duplica sus topes de facturación. Es decir, pagarían los monotributistas que tengan alta facturación y no los pequeños cuentapropistas que apenas ganan para sobrevivir.

El proyecto exime del pago al aguinaldo y a las horas extras. Sube 36% el mínimo no imponible y restituye las retenciones mineras además de gravar Lebacs y plazos fijos. 

Las multinacionales metalíferas que derraman cianuro y saquean al país están envenenadas. El mínimo no imponible será de 44.000 pesos.

 La votación arrojó 140 votos a favor, 86 negativas y 7 abstenciones y llegó mucho antes de lo esperado: hábil, Graciela Camaño, con el guiño de la kirchnerista Teresa García, pidió una moción de orden para adelantarla antes de la medianoche, cuando aún restaba una larga lista de oradores de Cambiemos, interesados en estirar el debate lo máximo posible para torcer alguna voluntad y empezar a marcar el tono de la campaña que viene con un discurso antiperonista, como ordenaron desde la Casa Rosada una vez cristalizada la derrota.

Los principales bloques opositores se unieron en contra del proyecto oficial de reforma del Impuesto a las Ganancias en la Cámara de Diputados y le hicieron sufrir a Cambiemos su derrota parlamentaria más dura. Con 144 votos contra 88, la oposición rechazó la propuesta de la Casa Rosada y, acto seguido, con 140 votos a favor y 86 en contra logró la aprobación del dictamen que había redactado el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), al que luego le introdujo las modificaciones consensuadas entre ese bloque, el Frente Renovador (FR), el bloque Justicialista y el interbloque Progresistas, entre otros. El texto aumentó el mínimo no imponible del gravamen en un 36%, crea impuestos y restituye las retenciones a las exportaciones mineras.

Los diputados opositores propusieron llevar el mínimo no imponible a $ 33.500 en bruto para solteros y $ 44.400 para casados con dos hijos; excluir del impuesto al aguinaldo (con tope en ocho salarios mínimos, que hoy serían $ 65.000), las horas extra y los bonos por productividad; y permitir deducciones mayores a los salarios más bajos.

Entre las deducciones figuran hasta $ 56.000 anuales por alquiler de vivienda única y $ 28.000 por alquiler de vivienda para un hijo que estudia; intereses de créditos hipotecarios hasta
$ 56.000 anuales para los salarios más bajos y con tope de $ 48.000 para los más altos; cónyuges hasta $ 54.000 e hijos de hasta 18 años con un límite de $27.000, en ambos casos para sueldos bajos.

Las escalas van del 5% al 35%, con una tasa menor, del 2%, el primer año de tributación de un trabajador. De convertirse en ley en el Senado, la movilidad quedaría atada a la evolución de los salarios, para que solo paguen el impuesto el 10% de los sueldos más altos. Para esa definición, el texto opositor propone tomar los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Las escalas del monotributo aumentarían en un 100%.

Para compensar la pérdida de recaudación por estas modificaciones, la oposición propuso gravar el capital de las tragamonedas y las apuestas online, las ganancias de plazos fijos y Lebacs de más de $ 1,5 millón, y el dólar futuro; además de restituir las retenciones mineras. Según los números que difundió la oposición, estos nuevos tributos permitirían que el proyecto tenga un costo fiscal menor al de la propuesta oficial, aun cuando con el texto del Gobierno pagarían Ganancias 1,6 millones de trabajadores, mientras que el opositor alcanzaría a un millón de empleados.

Los opositores mantuvieron incesantes reuniones durante toda la tarde. Alcanzado el consenso, lo anunciaron en conferencia de prensa. "No queremos desfinanciar a nadie. Demostramos que la oposición puede acordar", destacó Oscar Romero, del bloque Justicialista.

Dos horas más tarde comenzaba el debate en el recinto y el macrista Luciano Laspina ya daba a la oposición como ganadora. "Se quieren llevar puesto al gobierno nacional. Ojalá que ese proyecto que han consensuado tenga responsabilidad fiscal", reclamó.

Sobre la medianoche, a propuesta de Graciela Camaño (FR) y con respaldo de todo el arco opositor, la votación se adelantó. Más de cien diputados anotados en la lista de oradores no pudieron usar la palabra. En protesta, el oficialismo se negó a agilizar la votación particular. "Nosotros vamos a pedir votación nominal artículo por artículo. Nos gusta ver cómo perdemos. Es un derecho que nos da el reglamento", explicó el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri.
El acuerdo fue celebrado en el gobierno nacional, que aspira a replicar esa cifra en las discusiones con el sector privado y con otras provincias. La CGT advirtió inconformidad. Por ahora la gobernadora marca la cancha y sienta precedente.

Otra vez María Eugenia Vidal le ofreció a la administración de Mauricio Macri una novedad para estimular el entusiasmo oficial, tras la tensión de las últimas semanas. Luego de un largo mes de discusiones, la gobernadora de Buenos Aires acordó ayer con la representación sindical mayoritaria de los estatales provinciales un aumento salarial de 18% para 2017, distribuido en cuatro tramos trimestrales y con la garantía de un ajuste automático en base a la evolución del índice de precios al consumidor (IPC) que releva el Indec. Con ese entendimiento, Vidal comenzó a sentar las bases del principal desafío que se trazó el Ejecutivo nacional con vistas a la próxima ronda de paritarias, pretensión que supone que los futuros incrementos salariales se definan en base a la inflación futura, y no la pasada, como ocurrió durante los últimos años.

Apenas trascendió el acuerdo, adelantado por El Cronista la semana pasada, desde la conducción de la CGT se ocuparon especialmente de relativizar su posible efecto sobre las negociaciones del próximo año en el sector privado y, pese al fervor oficial por el convenio, advirtieron que "nadie va a firmar por eso" si antes no se compensa el deterioro salarial acumulado este año.

"Histórico". Así definió la propia Vidal el entendimiento sellado por sus ministros de Economía, Hernán Lacunza, y de Trabajo, Marcelo Villegas, con los gremios de UPCN, los municipales del Soeme, Fegeppba, los controladores de Apoc y los empleados de Salud Pública, que representan al 70% de los agentes públicos bonaerenses. ATE y Ciccop, los otros sindicatos de la actividad, se levantaron de las negociaciones y denunciaron que el acuerdo "condena a los estatales a salarios miserables durante todo el año".

Al oficializar el pacto, la gobernadora saludó que se trata de "la primera paritaria que se cierra para todo el 2017" y destacó especialmente que "si la inflación fuera mayor (al aumento de 18%) garantizamos que ningún trabajador va a perder su poder adquisitivo". Y enfatizó: "Tenemos un diciembre distinto, con un Indec cuyo índice de inflación podemos creer y con un gobierno nacional que puso en marcha un plan que hace que la inflación vaya en descenso".

El entendimiento contempla una mejora salarial del 18% para 2017 (apenas un punto por encima de la inflación de 17% proyectada por el Ejecutivo nacional para el próximo año) que se aplicará en cuatro tramos iguales de 4,5% (en enero, abril, julio y octubre), una parámetro que será ajustable por el IPC del Indec de manera de fijar una pauta consistente con la inflación esperada y con un reaseguro" para los trabajadores en caso de un incremento mayor en el nivel de precios, según explicitaron en la administración bonaerense. El aumento se aplicará sobre los montos salariales al 31 de diciembre, es decir después de considerar el incremento adicional de 3,6% sobre los básicos de convenio acordado para el último trimestre de este año. Con esa mejora, la recomposición de 2016 alcanzará el 34,6%, en línea con el incremento obtenido por los maestros, y el salario de bolsillo para la categoría más baja de la actividad (auxiliar no docente) alcanzará los $ 9948, según indicó a este diario el ministro Villegas.

El funcionario señaló que el convenio también incorporó una serie de bonificaciones específicas en determinadas áreas, que en algunos casos significaron mejoras del 10%, y estimó que entre el personal encuadrado en la ley 10.430 y los trabajadores de otros sectores del Estado provincial, el aumento beneficiará a alrededor de 200.000 estatales. "Este acuerdo da previsibilidad y garantiza a los trabajadores un piso o un techo (de aumento) dependiendo de cómo se comporte la inflación", destacó.

Villegas, además, se mostró expectante por el impacto del entendimiento en las futuras paritarias en el sector privado. "Es una buena base, necesaria para dar previsibilidad. Si este entendimiento trascendiese al sector privado nos pondría a todos en un plano de igualdad para cuidar la inflación", apuntó el ministro de Vidal al abonar las pretensiones de la Casa Rosada.

No obstante, el dirigente Juan Carlos Schmid, uno de los miembros del triunvirato de conducción de la CGT, le marcó límites a la estrategia oficial. "Acá no hay nadie que vaya a firmar por eso. Porque todos se van a sentar a discutir con la lógica de recuperar lo que se perdió este año", indicó el gremialista al destacar sus diferencias con la posición defendida por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien consideró que con el bono de fin de año quedará saldada la discusión salarial de 2016. Incluso, Schmid puso de ejemplo la negociación sellada por el gremio bancario con las cámaras que agrupan a las entidades públicas y privadas de capital nacional que, según destacó, ya estableció un piso de 20% para iniciar la discusión por la recomposición salarial del próximo año.

También el propio titular nacional de UPCN y secretario adjunto de la central obrera, Andrés Rodríguez, tomó distancia de la posibilidad de que el acuerdo bonaerense pueda replicarse en el resto de las provincias y en la administración nacional. "Es muy prematuro pensar en cualquier intento de generalizarlo en el sector público. Casi imposible, por la heterogeneidad de las diferentes negociaciones", remarcó el dirigente a este diario.

Fuente: El Cronista
Según la última medición de GOP, más personas postergaron decisiones de consumo. Para el 43,7% de los consultados la gestión de Macri es peor que la de Cristina Kirchner. Cambiemos resucita lentamente al kirchnerismo.

A casi un año del gobierno de Mauricio Macri, cortando una tendencia en alza de los últimos meses, en noviembre se desplomaron las variables de decisiones del consumo, en sintonía con el nuevo desvelo de la Casa Rosada. Según la última encuesta del Grupo de Opinión Pública (GOP) de medición de Humor Social, los que pensaban irse de vacaciones cayeron del 47,8% al 40,6%; mientras los que planeaban comprar un electrodoméstico pasó del 29,5% al 23,7%; hacer refacciones en su vivienda, del 25,6% al 21%; y adquirir un auto, del 13% al 9%.

En tanto, según este relevamiento de 500 casos, el humor social que entre febrero y mayo se ubicaba por encima de la barrera del 50%, entre octubre y noviembre bajó de 48,3 puntos a 44,9. Continuando con el apartado de economía personal, consultados sobre en qué gastarían un dinero extra, la mayoría optó por adquirir un producto importante o durable (59,1%) cuando el mes anterior habían elegido "diversos consumos" (ahora en 46,8%). Lo siguen la compra de dólares (44,7%) y colocarlo en un plazo fijo (26%).

Más allá de las finanzas personales, los consultados ubicaron a la "Delincuencia/seguridad" es la primera mención de un listado de sus principales problemas (38,6%). Sin embargo, luego apuntaron varios ítems relacionados con la economía: "la inflación" aparece en segundo lugar (20,6%), seguido por la "falta de trabajo" (17,4%) y con 4% respondieron "los bajos salarios". Al final figuran "la corrupción" (3,6%) y "la educación" (2,3%).

A días de su primer aniversario, según este relevamiento, los números comienzan a ser malos para el Presidente. En su evaluación comparativa entre este gobierno y el anterior de Cristina Fernández de Kirchner, por primera vez la mayor parte de los encuestados respondió que el de Macri "es peor", con un 43,7%. En cambio, para el 39,7% la administración del líder de Cambiemos "es mejor" que la de su antecesora.

Distinto escenario tiene la gobernadora María Eugenia Vidal: si bien cayó 10 puntos de octubre a noviembre, el 46% de los encuestados evaluó su gestión mejor que la de Daniel Scioli; en tanto sólo para el 29,8% "es peor".

Con respecto a las promesas del Jefe de Estado, el 1,2% respondió que cumplió todo; el 21,4% "bastante"; "poco" el 35,9% y "nada" el 40,7%. Ante la pregunta de si "le cree a Macri cuando dice ‘inauguraremos un obra pública por día en 2017’", la enorme mayoría (el 74,5%) respondió que no. Sólo confía un 7,1%.

Ante el próximo escenario electoral, las legislativas del 2017, entre los que votarían a Cambiemos, eligieron a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (33,6%), como quien debería liderar una candidatura por el oficialismo en la provincia de Buenos Aires.

Como segunda opción mencionaron al el intendente de Vicente López, Jorge Macri (17,5%). Tercera, si bien está más cercana a una alianza con los renovadores de Sergio Massa, figura la diputada del GEN Margarita Stolbizer (15,5%); y por último, el neurocirujano cercano a la UCR, Facundo Manes (13,9%).

En cambio, imaginando la presidencial de 2019 no hay dudas: el 53,2% quiere que Macri busque la reelección, en tanto el 27,9% nombró a Vidal como su candidata.

Con respecto al peronismo, entre sus votantes, ideando la futura boleta legislativa, la gran mayoría la quiere a Cristina Kirchner (65%). Muy lejos, otros optaron por Scioli (14,8%), Massa (10,8%) y apenas un 2,5% mencionó al ex ministro del Interior de la gestión K, Florencio Randazzo.

Ya se termina el 2016 y los analistas comienzan a preguntarse cómo será el 2017. En una nota publicada por diario Cronista, explican si se cumplirán o no los pronósticos optimistas sobre el crecimiento. 

A menos de un mes de finalizar el 2016, en el mercado ya se empiezan a preguntar cómo será el 2017 y si la economía verdaderamente repuntará como esperan algunos economistas, dentro y fuera del Gobierno.

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central, para 2017 los analistas esperan que las tasas sigan bajando pero a menor velocidad, que el dólar se mantenga dentro de rangos acotados de variación y que la inflación se mantenga encorsetada, dentro de los rangos fijados por el Gobierno, en torno al 1,5% mensual.

Los pronósticos del nivel de tipo de cambio nominal sugieren una senda creciente pero estable a lo largo del período relevado. El tipo de cambio nominal promedio esperado para diciembre de 2016 se ubica en $ 15,8, en línea con el valor del último día hábil de noviembre.

Para los próximos 12 meses (noviembre de 2017) se pronostica un valor de $ 18,3 (19,3% i.a.) manteniéndose en igual valor la proyección para diciembre de 2017 (15,8% i.a.), indican las respuestas de los analistas.

Por su parte, la expectativa de Tasa Nominal Anual (TNA) de interés de Letras del Banco Central (LEBAC) en $ a 35 días de plazo para diciembre de 2016 se ubica en 24%, 0,75 p.p. por debajo del valor actual y 1,1 p.p. inferior al valor esperado un mes atrás para ese período. Así lo indican los resultados del último Relevamiento de Expectativas de Mercado que realiza el Banco Central.

Esta baja esperada por el mercado y modificación respecto a lo esperado en meses previos sucede mientras el Central en las últimas tres semanas volvió con la tendencia descendente de las tasas de la Lebac.

En lo referente a materia de precios, los analistas consultados esperan que la inflación se mantenga dentro de márgenes acotados de movimiento, similares a los esperados por el Gobierno.

Los resultados de las expectativas de inflación minorista correspondientes al IPC GBA nivel general que publica el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) confirman, más allá de cambios marginales, el pronóstico que hacia delante continuará la trayectoria desinflacionaria de la economía, destacó el Central.

Las proyecciones de los analistas indican que la tasa mensual de inflación minorista medida a través del IPC Nivel general para el Gran Buenos Aires (GBA) sería de 1,7% en diciembre de 2016. La misma tasa se proyecta para el primer mes de 2017, y luego oscila en torno a ese valor estimándose una tasa de inflación mensual menor en mayo de 2017 (1,4%).

Respecto del relevamiento del mes previo, las proyecciones de inflación mensual se incrementaron 0,1 puntos porcentuales (p.p.) para los meses de diciembre de 2016 y de marzo y abril de 2017, en tanto que se mantuvieron constantes para los demás períodos mensuales relevados.

Para el mediano plazo, la proyección de la variación del IPC GBA para los próximos 12 meses (a nov-17) se ubica en 20,5% interanual, alterando la tendencia descendente que mantuvo durante cuatro meses consecutivos. El pronóstico de variación interanual del IPC GBA para los próximos 24 meses se incrementó hasta 15%, implicando una suba de 0,7 p.p. respecto del relevamiento previo.

En tanto, la inflación anual estimada para diciembre de 2016 se elevó 0,6 p.p. hasta 40% i.a. (tras dos relevamientos en los que había descendido), mientras que lasuba proyectada para diciembre de 2017 aumentó hasta 20,2% i.a. (+0,5 p.p.).

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que administra el Banco Central de la República Argentina (BCRA) consiste en un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que habitualmente realizan analistas especializados, locales y extranjeros, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina.

Se relevan las expectativas sobre los precios minoristas, la tasa de política monetaria del BCRA, el tipo de cambio nominal, el nivel de actividad económica y el resultado primario del sector público nacional no financiero.

En el presente informe, publicado el día 2 de diciembre de 2016, se difunden los resultados del relevamiento realizado entre el 25 y el 30 de noviembre de 2016. En esta oportunidad el relevamiento contó con la participación de 58 informantes (2 más que en la última ocasión y 1 menos que en septiembre), de los cuales 34 corresponden a consultoras y centros de investigación locales, 15 entidades financieras de Argentina y 9 analistas extranjeros.

Fuente: Cronista
Página 594 de 883