Lunes, 21 Enero 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Por Adams Marx 
La AFIP dio a conocer un listado de más de 11.200 usinas de facturas truchas en todo el país. Las facturas truchas son la principal herramienta para generar IVA, crédito falso, licuar Ganancias y darle una salida contable al dinero asentado en las cajas de las empresas contratistas del Estado que pagaron y pagan coimas. Mirá en esta nota la lista con todas las empresas locales que figuran.

Ese número de 11.220 usinas de facturas truchas son "apenas" el universo de empresas fantasmas detectadas durante años por la AFIP, pero esconde un número difícil de estimar que ex agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos estiman en cientos de falsificadores de facturas que actúan a diario para justificar gastos inexistentes, pagos de coimas, inventar IVA y licuar Ganancias.

Los tipos de usinas de facturas truchas incluyen: 
1- Usina duplicadora de facturas: contribuyente formalmente existente y activo que duplica sus comprobantes a los efectos de generar créditos/gastos en sus clientes.
2 - Usina empresa desactivada: empresa real que ha discontinuado su actividad sin tramitar la baja, siendo utilizada al solo efecto de facturar crédito/gasto no legítimo.
3 - Usina de única actividad venta de facturas: empresa inscripta al solo efecto de facturar crédito no legítimo.
4 - Usina componente de un grupo económico: empresa inscripta al solo efecto de facturar crédito/gasto no legítimo únicamente dentro de un grupo de empresas vinculadas.

Según una investigación realizada por el economista Adams Marx para El País Diario, San Juan registra 119 fábricas o usinas de este tipo, las que deberían ser incorporadas al registro de industrias en la provincia que lleva el Ministerio de Producción.
¡Ah!... y para los que pagan religiosamente los impuestos, ¡Felices pascuas!, la casa está en orden.

A continuación el listado de empresas: 








El periodista conversó con quien le dio su órgano. Fue un momento emocionante para los dos. Asimismo, la señora agradeció al periodista ya que Sara, su esposa, donó un riñón de intercambio que salvó la vida del hijo de la donante de Lanata.

En plena recuperación tras la intervención a la que se sometió el sábado pasado en la Fundación Favaloro, Jorge Lanata recibió la visita en terapia intensiva de Nora, la mujer que le donó un riñón. El hijo de la señora fue trasplantado gracias al órgano que recibió de Sara Stewart Brown, la esposa del conductor.

"Gracias por salvar la vida de mi hijo", fueron las palabras que le pronunció a la figura de El Trece. La mujer del periodista le respondió que ellos también se lo agradecían, según publica el diario Clarín.

En ese momento, Nora y Lanata se fundieron en un abrazo y se emocionaron. La señora destacó que "había que mostrar los actos de amor para que haya muchos más y para que se salven muchas vidas".

El conductor de Radio Mitre y su esposa se conocieron con Nora y su hijo Ignacio el día que tuvieron la audiencia en la que solicitaron la autorización judicial para realizar el trasplante.

"Estamos muy esperanzados. Ya volví a casa. Fui la primera de los cuatro. Se espera que hoy le toque a la otra donante", precisó Sara en una breve entrevista con Muy.
Revista GENTE, en su momento,
eufórica, apoyando a los militares
argentinos que nos llevaron
a la guerra.
Por Federico Agüero 
"Necesitamos modernizar nuestras defensas allí (Malvinas), para garantizar que contemos con suficientes tropas y que las islas sean defendidas adecuadamente en términos de defensa marítima y aérea", así se expresó el secretario de Defensa británico, Michael Fallon, en un discurso en la Cámara de los Comunes (Diputados Nacionales, en términos similares a los argentinos) la semana pasada.

De esta manera se inició una contienda verbal entre las diplomacias de Inglaterra y Argentina para determinar el contenido del anuncio, primero si era un invento de la prensa británica, o era una noticia real como se comprobó luego, y en este caso el determinar las causas de la provocación Británica.

Alicia Castro, embajadora argentina en Londres, no perdió la costumbre ‘K’ de acusar apresuradamente a la prensa, y dijo que es una mentira del diario The Sun, que es un ataque mediático contra Argentina y Latinoamérica. Por su parte Cristina Fernández una vez determinada la veracidad de la información expresó que "el Gobierno argentino reitera que el diálogo y la negociación, y no las armas, son el único camino para resolver la cuestión". Y la Cancillería sacó un comunicado donde anuncias que "Además de inverosímil, resulta absolutamente injustificable que se agite el fantasma de una presunta "amenaza argentina" para aumentar el presupuesto militar británico y consolidar la creciente militarización de las islas".

Luego el Ministerio de Defensa británico aclaró que no aumentará el personal militar, sino el equipamiento, principalmente con dos helicópteros nuevos (¿Cuánto material nuevo tiene la Argentina?).

Más allá de si se aumenta o no el presupuesto militar para Malvinas o de si las armas llegan o no, el punto es claro, Inglaterra manda un mensaje de alerta sobre el Atlántico Sur y recuerda que tienen una base allí capacitada para “defender sus intereses”.

Una vez más la realidad demuestra que la cuestión Malvinas no se termina con una reflexión alegórica a lo que pasó en 1982, a recordar que la guerra fue dirigida por la dictadura o que murieron soldados jóvenes.

El paso interoceánico que se controla desde la base militar de Malvinas, sigue siendo un punto estratégico en la disputa inter-imperialista mundial, escenario en el cual se suman nuevos actores, y la crisis económica aumenta la fricción.

El gobierno K durante toda su gestión, no sólo se hizo el distraído sobre este tema con un discurso de paz sin principios que nos desprotege en todo nuestro territorio, sino que ahora nos está alienando nuestro país en el dispositivo militar de China.

Donde está el verdadero motivo para el refuerzo militar Británico en Malvinas. El gobierno nacional le ha otorgado una base de satélites en Neuquén al estado Chino para “la exploración Lunar”. Nunca, ni en EEUU ni en la URRS, la carrera espacial estuvo desvinculada del tema militar y menos ahora que este emprendimiento está dirigido por un departamento estatal chino que depende del ejército. ¡Y Cristina dice que Inglaterra no tiene motivos para preocuparse por la Argentina! Claro que no tiene que preocuparse por Cristina y Milani, que destinan millones de pesos a vigilar al pueblo y sus organizaciones, pero la preocupación real de Inglaterra es que el kirchnerismo le abrió la puerta al imperialismo chino en Neuquén, y al imperialismo ruso en el dispositivo antártico argentino.

En esto el kirchnerismo no se diferencia en lo absoluto de Menem, que desmanteló el Misil Cóndor 2, nos metió en la banda de la OTAN e hizo que nuestras armas participaran en la Guerra del Golfo. Luego vino el atentado a la Embajada de Israel y la Amia y todos se preguntaban ¿por qué? Hoy Inglaterra amenaza a la Argentina desde su base en Malvinas y el Gobierno se hace el distraído y se pregunta ¿por qué?

Este camino que tomó el kirchnerismo es muy peligroso para la Argentina, porque al igual que en la aventura militar que emprendió la dictadura o el alineamiento de Menem con la OTAN, luego las consecuencias la paga el pueblo que el que pone los muertos.

Tener una verdadera posición latinoamericanista es entender que Argentina es una zona de disputa mundial, por sus riquezas y su ubicación estratégica. Actuar en consecuencia implica tomar medidas para revertir la dependencia, romper ataduras y relaciones carnales con las potencias imperialistas, sean de occidente, oriente, norte o sur. Como dijeron los patriotas de mayo “ni amo viejo ni amo nuevo”. Es lo mínimo que le debemos a la memoria de los caídos en la causa Malvinas, desde 1833 hasta la guerra de 1982.
El motivo principal del paro nacional es el rechazo al impuesto a las Ganancias sobre los salarios superiores a los 15.000 pesos. El Nene Barrionuevo, Rectitud Piumato y Maturano quieren ir a un paro de 36 horas si el Gobierno no atiende a los reclamos. A las 16, está prevista una conferencia de prensa en la sede de la CGT Azopardo.

Mientras la contundencia del paro general de las entidades opositoras aún se percibe en las calles de la Ciudad, Gran Buenos Aires y casti todas las ciudades del país, los dirigentes sindicales ya hablan de nuevas medidas de fuerza contra la gestión cristinista, con el eje en el reclamo por una modificación del impuesto a las Ganancias. En un día donde también hubo cortes de calles en accesos y calles, la Ciudad luce virtualmente paralizada: no funcionan los trenes, los colectivos ni los subtes.

Azul y Blanca, fue uno de los primeros en hablar de más medidas y adelantar que "vamos camino a un paro de 36 horas, ya lo hemos conversado con Moyano y Micheli, esto es irreversible". Otro sindicalista que salió a hablar en la misma línea fue Julio Piumato, secretario general del gremio de los Judiciales, quien aseguró en diálogo con radio Mitre que "si no hay respuestas, habría un paro de 36 horas".

Omar Maturano, líder ferroviario de La Fraternidad y uno de los organizadores del paro de hoy, hasta puso fecha al anuncio: "Si el Gobierno no cambia el impuesto a las Ganancias, el 14 de abril vamos a dar a conocer un plan de lucha de los gremios de transporte".

Pablo Micheli, jefe de la CTA opositora, quien desde hace un tiempo viene bregando por una medida de más horas, durante el fin de semana pidió la convocatoria a 36 horas de paro, en conjunto con los gremios de transporte y las CGT disidentes.

A las 16 horas está prevista una conferencia de prensa de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT), que conduce Juan Carlos Schmid, donde se brindará un balance de la medida y que tendrá la presencia de Hugo Moyano

En tanto, hoy se esperaba una medida con un alto acatamiento, debido a que la convocatoria partió de los gremios del transporte -que hicieron punta con el llamado a esta medida de fuerza-, la CGT Azopardo que conduce Hugo Moyano y la CTA Autónoma de Pablo Micheli.

Pero la protesta abrió también una brecha en la CGT Balcarce, al logró la adhesión de algunos gremios oficialistas o en otros casos la declaración, en contra de la opinión sostenida por la propia Presidenta y sus principales ministros que defienden la aplicación del tributo, de que Ganancias es un impuesto “injusto” y el reclamo “legítimo”.

En la sede de la CGT Azopardo se espera un primer balance,  que contará con la presencia de Moyano. Para el líder cegetista este es un primer paso hacia la profundización de medidas de fuerza que incluirían un paro de 36 horas con movilización a la Plaza de mayo, posiblemente el 30 de abril.

Los 22 gremios del transporte que habían lanzado este paro ya el 19 de febrero con la expectativa de que se abriera una negociación, que no ocurrió, se reunirán también a media mañana en la sede de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) en la avenida Jujuy para hacer su propio balance y evaluar los pasos a seguir. “No va a ser un paro, va a ser un parazo”, aseguró ayer por la tarde a Clarín, Omar Maturano, secretario general de la Fraternidad. Maturano salió al cruce de los argumentos del Gobierno en contra de la medida de fuerza. “Es una vergüenza lo que dicen de nuestros sueldos. Si son subsidiados no es culpa nuestra, la plata de algún lado tiene que salir, igual que la que paga los sueldos de ellos (los funcionarios). ¿Por qué no dicen que nosotros ganamos lo normal y los demás (que no pagan Ganancias) cobran sueldos de hambre?”, disparó.

or el paro no hay colectivos, trenes, subtes, vuelos comerciales, transporte de cargas, actividad marítima y portuaria. Tampoco bancos por la adhesión de La Bancaria ni expenderán combustible las estaciones de servicio. Paran los judiciales de la Nación y bonaerense, los estatales de ATE, municipales de la Ciudad y los bonaerenses, y varios gremios docentes (FEB y Udocba; los universitarios de Conadu histórica, de Fagdut en las UTN), entre otros.

El Gobierno persistió en sus argumentos. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el ministro Axel Kicillof redujeron ayer sus propios números al afirmar que Ganancias “sólo afecta” al “6 ú 8%” de los trabajadores. Lo hicieron luego de recibir en la Casa Rosada a empresarios del sector transporte para conminarlos a garantizar el servicio. Para mostrar “normalidad” el Gobierno armó un acto que encabezará Cristina Kirchner en La Matanza (ver aparte). La cita a empresarios de colectivos y la declaración de que se asignarán fuerzas policiales en las terminales para brindar seguridad tuvo una respuesta del titular de la UTA, Roberto Fernández. “El Gobierno no hace más que enfurecer a la gente. Y nos toma de punto. No somos ‘esenciales’ los colectiveros, el que quiera ir a trabajar puede hacerlo en bicicleta. Y les pedimos la misma seguridad los otros 364 días del año, que tenemos que rogar para que no nos peguen o nos maten”, dijo Fernández.

Aunque la CTA no hará cortes esta vez, delegados de izquierda, vinculados al Partido Obrero, anunciaron piquetes en Panamericana; Gaona y Vergara; en la bajada de La Plata de la autopista y en los puentes Pueyrredón y La Noria.

El extendido malestar por el “impuesto al trabajo” quedó reflejado en la adhesión de gremios que integran la CGT oficialista, como los pilotos de APLA. O en los matices. La UOM dio “libertad de acción” (postura que Caló no logró que adoptara la CGT). Un dirigente clave de la CGT Balcarce como el jefe de la UOCRA Gerardo Martínez -defensor del “dialoguismo” a rajatabla- admitió que “es injusto lo que pasa con Ganancias” y anticipó una “gran” adhesión al paro. La conducción ultra K de los metrodelegados del subte criticó el paro pero manifestó comprensión por quienes no vayan a trabajar porque Ganancias “se ha transformado en un tributo injusto”.

Aunque la punta del reclamo es Ganancias también se pide un aumento para los jubilados, y medidas contra la inflación y la inseguridad. Al malestar sindical se suman las últimas estadísticas: la mitad de los trabajadores ganan menos de $5.500, crecen la pobreza (12 millones en los cálculos verosímiles más moderados) y el desempleo. El titular del Sindicato de Estaciones de Servicios, el barrionuevista Carlos Acuña, cuestionó que a Kicillof “defiende el país del relato, pero la realidad es otra”.
Como siempre, imperdible, una edición hecha a puro sacrificio y laborioso periodismo urbano. Éste número viene con temas candentes. Y, como siempre, muy bien escrita y a un precio que está al alcance de todos: 4 pesos. Manzana Fanzine se consigue en Librería Desnivel, Salta antes de avenida Libertador.

Esta vez la revista trae notas sobre la Asamblea Estudiantil contra la Suba del Boleto, el Día de la Mujer, la lucha del pueblo jachallero contra la explotación de uranio, un análisis referido a los artistas independientes, la fiesta del sol, y mucho más. La ilustración de tapa fue hecha por Chavolax.
Página 724 de 833