Jueves, 17 Enero 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales


Por E. Simón 
Bajo el título "Cómo será la doble querella a Greenpeace", un diario oficialista local informó que "San Juan va a Tribunales contra los ambientalistas que confunden la extensión de San Guillermo". El artículo, por demás complaciente con el gobierno de Gioja, es firmado por uno de los periodistas que supo hacer honor a esa clase de comunicación funcional a los capitales extranjeros y al gobierno de turno; un adalid el muchacho. La querella será encarada por el fiscal De Sanctis, ex funcionario de Escobar durante el menemismo y ex Jefe de Asesores del gobernador.

En la nota consideran un "ataque de Greenpeace" la manifestación de tiempo atrás donde se colgó una bandera gigante en el Centro Cívico en la que pedían al gobernador Gioja lo siguiente: "San Guillermo sin minería". La leyenda hacía alusión al eventual ejercicio de minería a cielo abierto dentro del parque, algo que todavía no ha quedado claro. El punto final que colmó la paciencia de José Luis Gioja fue la solicitada que publicó Greenpace en un diario de la Corpo. En página completa, el gobernador de San Juan era presentado como "el empleado del mes de Barrick Gold Corporation Agua Contamination".

A respecto, el candidato a diputado nacional por el frente que encabeza Cruzada Renovadora, Gen, Sur, PS y Libres del Sur, Marcelo Arancibia, opinó que "el Estado no puede invocar ser víctima de un daño moral provocado por una injuria institucional", y aclaró que ese "concepto no existe jurídicamente". Y se preguntó: "¿Que quiere hacer Gioja?". Finalmente, el candidato calentó la campaña diciendo que la reacción del gobernador "muestra de cuerpo entero su vocación autoritaria".

El Estado no puede invocar -porque no existe- ser íctima de un daño moral provocado por una injuria institucional, concepto que tampoco existe jurìdicamente. ¿Que quiere hacer Gioja? Su reacción, por fuera de la jurídico, lo muestra de cuerpo entero: Su vocación autoritaria

La pregunta es: ¿Se puede manifestar el ciudadano en democracia?, ¿o la irascibilidad de los funcionarios hace que no toleren (intolerancia) las críticas? ¿Tan grave es una bandera colgada en un lugar público o una solicitada en diario Clarín?

Pongansé de acuerdo, muchachos, o respetamos la democracia, y sino sincerensé y confiesen que lo que quieren es una Dictacracia o una Demodura. Honestidad sobre todas las cosas, lo de llevársela en pala no se les critica tanto, eso será juzgado por el de arriba, si es que tiene algún conocimiento básico sobre contabilidad.

Por E. Simón 
La consultora Enfoque, dirigida por Lisandro Gutiérrez Colombo, publicó y difundió por facebook una nueva encuesta sobre los candidatos a diputados nacionales que se votan en San Juan. Sin embargo la gente cada vez cree menos en las encuestas, porque se da cuenta que siempre llevan unos puntos arriba quienes la pagan. O sea, paren la mano, macho, se les pide un poquito de ética. De Tomasso, Gutierrez Colombo, Maximiliano Aguiar, un cachito de Kant no les vendría mal, ¿no?

Estos son los resultados que arroja:
Daniel Tomas (FPV puestos a dedo por El Flaco) 52%
Mauricio Ibarra (basualdismo tardío) 11%
Enrique Conti (bloquismo arrimado al basualdismo) 9%
Fabián Martín (basualdismo paladar negro) 5,3%
Eduardo Cáceres (el muchacho cool) 5%
Nancy Avelín (Cruzada Renovadora Highlander) 5%
Alberto Sánchez (Dignidad Curia Ciudadana) 1,2%
Hugo Domíngez (UCR el gran perdedor de la fiesta) 1,1%
César Jofré (sciolismo con derecho al papelón) 0,4%
Indecisos (más perdidos que pelado en Veladero) 10%

Como se ve, la mano viene dura para algunos, en coche para otros y a pie para la mayoría. Ya lo dijo el filósofo Pipo Cipolatti: "los masones en bicicleta y los radicales a pie".

La diputada presentó un proyecto para repudiar el tratamiento con el que se está llevando a cabo la causa contra un magistrado, Carlos Macchi, hoy suspendido por supuestas irregularidades en su función. A raíz del proceso judicial que se le abrió al juez provincial, la diputada nacional de Unión por Todos, Patricia Bullrich, presentó un proyecto en el cual expresa su preocupación, ya que asegura que el magistrado sufre de un hostigamiento y acoso por parte del Poder Ejecutivo de la provincia de San Juan que, mediante presiones, busca lograr su destitución. Es dabble destacar que la mega causa por expropiaciones sumará el próximo mes un nuevo capítulo en el proceso que se sigue a más de una docena de funcionarios y ex funcionarios por la presunta participación en una estafa millonaria en perjuicio del Estado provincial. En este marco, este próximo 21 de agosto comenzará el juicio al titular del Quinto Juzgado Civil, Carlos Macchi, quien desde hace dos meses se encuentra suspendido en sus funciones. La Piba bullrich preocupada.

La diputada explicó, con respecto a los motivos por los que seacusa al doctor Macchi, que “la Fiscalía de Estado ha sido parte en los juicios de los cuales alega supuestas irregularidades que hoy son la base del Jury; irregularidades que no planteó en su debido tiempo y que ahora, más de una década después (de los juicios llevados adelante por el ahora acusado), pretende volver a reabrir cuando la misma Fiscalía de Estado no lo hizo en su oportunidad, más bien lo convalidó”.

Bullrich denunció que “es evidente que el fin del Jury no son las causas que se pretenden invocar, sino solo un mero formalismo para obtener el fin que se propone que es la destitución de un magistrado que ha dado muestras de independencia al Poder Ejecutivo de turno”, y aclaró que “la única explicación posible es que se trata de una persecución que va mas allá de los motivos técnicos que se declaran”.

La diputada de Unión Por Todos explicó que “el jurado suspendió sin causa al doctor Macchi el 12 de junio de 2013 en sus funciones hasta el dictado de la sentencia definitiva en el Jury”, y que “hoy se lo acusa injusta e infundadamente por el dictado de cuatro sentencias en juicios de expropiación, siendo que posteriormente a ello, dos fueron confirmados por la Cámara de Apelaciones y en uno de ellos ya hubo fallo de Corte”.

Asimismo, arremetió contra el Gobierno Nacional al decir que “así como nos tiene acostumbrados el Frente para la Victoria en el orden nacional, en sus intentos de control del Poder Judicial, también sus seguidores en la provincia de San Juan intentan emular el “modelo” de no respeto a la independencia de poderes, controlándolo todo”.

En el proyecto enviado también se realiza una queja en contra de la situación del Poder Judicial a un nivel más general, alegando que se está produciendo una “colonización” del mismo debido a la designación, “con la mayoría automática de la Legislatura Provincial, de más de 40 magistrados y funcionarios “alineados” al “modelo” de turno”, explicó la legisladora, y agregó que “se ha dictado una norma provincial que regula el jurado de enjuiciamiento para darle facultades de acusador al Fiscal de Estado”.

“No hay antecedentes en toda la Argentina respecto a la entrega de facultades acusatorias de magistrados a un funcionario del Poder Ejecutivo Provincial. Ahora el Fiscal de Estado puede denunciar y acusar a la vez, otorgándosele un rol decisivo en el paso al Jury”, expresó Bullrich.

Fuente: www.parlamentario.com
Jueves, 25 Julio 2013 14:20

Peligrosa ruta a San Luis

Por
Por Héctor A. Robins 
Hace más de veinte años que mensualmente viajo a la ciudad de Córdoba por el camino de La Chañarienta. Y hace más de veinte años que en la ruta hacia la Ciudad de San Luis, pasando 20 kilómetros de Encón, existía un cartel que decía “PRECAUCIÓN - PRÓXIMOS 20 kilómetros CALSADA DEFORMADA”. Hoy ese cartel no existe pero la ruta está cada vez más deformada.


Es increíble que haya pasado tanto tiempo y no se pueda arreglar lo que hoy ya es bastante más de 20 kilómetros ya que se han aumentado los tramos llegando hasta el límite con la provincia de San Luis. Lo notable es que se llega al límite y la ruta se convierte en una verdadera ruta sin pozos y sin deformaciones. ¿Vamos a esperar que ocurra una gran tragedia para pensar en arreglarla?

Además se suma el peligro de la gran cantidad de chivos y ovejas que permanentemente se cruzan por la ruta y que uno advierta esto en los controles y le contesten que ellos no pueden hacer nada. Pero sí tenemos personal para que nos cobre un peaje en el control fitosanitario diciendo que es para desinfección por la mosca de los frutos, desinfección que realmente es dudosa ya que tiran unas gotas de no se que producto (no quiero pensar que sea solamente agua). Después de tantos años es hora que alguien se ocupe de estos problemas.
Por Pablo Zama 
Juanjo tiene paralizada la mitad del cuerpo por una malformación congénita, lo operaron quince veces en la columna. Pero dice que las limitaciones de las personas están en la mente. Trabaja en prensa del Ministerio de Desarrollo Humano y los fines de semana va a la cancha a ver a su querido Verdinegro. Se hizo famoso cuando fue parte de un video en la previa de Boca vs. San Martín para la TV Pública. El dolor por la discriminación de un profesor en la secundaria.

“En la calle actúo como alguien normal y la gente me ve como uno más, como uno que camina”. Anoto impávido la frase y Juanjo sonríe con sonrisa de esperanza, una mueca caprichosa de no rendirse jamás. “Como uno que camina”. Me cruje el alma. Antes de acostarse, cuando el día muere entre sueños y escombros de lo que no se pudo, mira la camiseta de San Martín y le promete amor eterno. A las siete y media de la mañana despierta el día laboral. Juanjo llega al área de prensa del Ministerio de Desarrollo Humano, en donde dice que se mueve “como pez en el agua”, y empieza a chequear mails, mira noticias por tv, lee los diarios y diseña comunicados para los medios de San Juan. Padece de mielomeningocele de grado dos, una malformación congénita que se origina en las primeras semanas de gestación. Pero para ese joven de veintiocho años “las limitaciones están en la mente de cada uno”.

Detrás de cada día, todos los días, su historia: en mil novecientos noventa y nueve pasó todo el año prácticamente acostado después de una operación en la columna. A la escuela lo llevaban en una silla de ruedas a cuarenta y cinco grados, igual que el reclinado de los asientos de los colectivos de larga distancia, así estudiaba. Su mamá, Nancy Grazziani, dice orgullosa que “no se llevó ninguna materia ese año”. Sobre el anotador la lapicera pesa y la tinta se escurre de asombro, como queriendo salirse de la hoja: Juanjo pasó por quince operaciones (cinco de ellas fueron apenas nació, subrayo). Juan José Russo habla, anoto con lapicera firme: “Tengo la columna desviada y parálisis de medio cuerpo, es decir, de los miembros inferiores. Además tengo una válvula en la cabeza, que se llama válvula de derivación, eso permite que el líquido encefalorraquídeo llegue a mi cabeza”.

Discriminación
 “Tenía diecisiete años, estaba en el contexto de una clase de Educación Física, me acuerdo como si fuera ayer, era un sábado en la mañana” –no lo cuenta con resentimiento, en su voz hay, de todos modos, residuos de dolor- “En el colegio me llevaban unos compañeros, se trabó la silla de ruedas y me caí. Mi profesor no estaba cerca en ese momento, estaba en otra punta del playón. Cuando llegó no me sentí cómodo con la respuesta que me brindó, porque yo me había lastimado un poco la mano. Me dijo ‘¿sabés las veces que me he caído yo?’, le restó importancia. Eso me costó tener que irme del colegio al que yo había concurrido desde jardín, porque me sentí mal, no me sentí contenido. Los docentes, además de enseñar, están para cuidar a sus alumnos y este señor no me cuidó”.

Límites
Las barreras son una metáfora. “En la niñez, entre las cosas más duras que me tocó vivir está este problema que tengo que me priva de muchas cosas, como caminar o jugar al fútbol. Mi sueño era ser futbolista”. Pausa. La tinta es más espesa sobre el papel caliente. Juanjo se redime: “Pero ahora analizo bastante bien lo que tengo. No por estar así pierdo mi capacidad de pensar o hacer cosas por mí mismo. Hago todo lo que hace un ser humano que no tiene problemas físicos: hablo, como, duermo, pienso, tomo decisiones”. La limitación está en la mente de las personas, seguir adelante es el capricho de los que no se permiten la derrota. “Estudiar inglés tres años es un límite que pude pasar, creí que no lo iba a poder aprender. Eso fue importante porque me sirve ahora para comunicarme con gente de otros países en mi trabajo”.

Realizado
“El diez de abril del dos mil ocho, cuando entré al Ministerio de Desarrollo Humano pensé ‘tengo mi vida completa’. Era lo que me faltaba, trabajar en un ámbito fuera del estudio, porque el estudio me abrumaba un poco. A partir de ahí hice un click. Entrar al Centro Cívico me cambió totalmente la vida”. Con su madre le habían pedido una audiencia al ministro Daniel Molina: “Cuando salió de su oficina me miró y dijo que se estaba acordando de mí. Nos hizo pasar y me preguntó qué sabía hacer. Le dije que tengo buena ortografía, que sé redactar. Entonces me pidió que fuera a la oficina de prensa porque me iban a tomar los datos. Ya hace cuatro años que estoy trabajando ahí, muy cómodo y muy contento”.

La adaptación fue satisfactoria gracias a la calidad humana que encontró en su lugar de trabajo. “No me voy a olvidar nunca de cómo me trataron ese día mis compañeros. Me hicieron uno más, a pesar de mi condición física. Este trabajo me hizo crecer como persona y me dio la posibilidad de entrar a un lugar al que yo jamás había previsto”. Las barreras son metáforas.

Voy con vos
 “Del ascenso del dos mil siete -a Primera, el sábado dieciséis de junio- me acuerdo que llegué con mi hermano y mi vieja a la cancha. Recuerdo los papelitos en el aire, la gente saltando. Se me puso la piel de gallina”. Gol del ascenso, sudor y lágrimas. “No vi a –Luis- Tonelotto, vi la pelota volando nomás, esa es la única imagen que tengo del gol. Después fue todo festejo. Me abracé con mi hermano y en un momento se me corrieron las lágrimas”. Hincha de San Martín desde la adolescencia (su silla de ruedas es verde y negra por un gusto que le dio su madre), lo llamaron de Fútbol para Todos, de la TV Pública, para grabar un video en el estadio Hilario Sánchez Rodríguez. La filmación salió al aire el domingo treinta de setiembre del año pasado en la previa del partido en que Boca y el equipo de Concepción empataron uno a uno en La Bombonera


Reescribo en el anotador la palabra sueño y la resalto. Juan José cumplió el anhelo de recorrer dos veces el césped del Hilario, le falta otro por cumplir: ingresar a la popular junto a La Banda del Pueblo Viejo. Pero escribo que cuenta con un privilegio que muchos hinchas quisieran tener: antes de cada partido, los jugadores que van al banco de suplentes –y en su momento también lo hacía el DT Daniel Garnero- van hasta el alambrado que separa el césped de la Platea Oeste y lo saludan. Es una de las cábalas verdinegras.

¿Un ídolo en la vida? 
Juanjo pregunta si pueden ser dos y con ojos seguros y agradecidos busca la figura de sus padres, Alfredo Russo y Nancy. “Los ídolos de mivida son mis viejos porque siempre están atentos para saber si necesito algo. Son los que estuvieron y están siempre”. Sus padres vivieron con él durante dos años en Buenos Aires por una operación grande que le hicieron y durante diez recorrieron los más de mil kilómetros que separan a San Juan de Capital Federal para que lo atiendan los médicos. Sus hermanos Gabriela, Daniel y Pedro también fueron sus ángeles guardianes en la niñez y ahora son sus compinches. “Una de las tantas veces que fui a Buenos Aires para hacerme atender, me llevaron a unos juegos para personas con discapacidad. Mi mamá y mi hermana eran mi hinchada, competí y coseché dos segundos puestos. Esas son experiencias lindas. Mi familia siempre me apoyó mucho”.

En el margen de la última hoja rayada decido dejar algunas anotaciones finales: escribo que es viernes y que por la tarde Juanjo se va a ir a conversar con sus amigos de un gimnasio ubicado cerca de su casa y hasta se animará a usar algunas máquinas, como es su costumbre. Pongo que el sábado tal vez lo inviten a un boliche por otro cumpleaños y regresará con una sonrisa y empapado por la espuma. Imagino que en la siesta del domingo, antes de prepararse para ir a ver jugar al Verdinegro, seguro que anhelará poder terminar los estudios -que empezó pero abandonó- sobre periodismo deportivo y emular a Tití Fernández o a Marcelo Benedetto siendo la voz desde el campo de juego. Dejo un lugar para el lunes, porque muy temprano regresará al Centro Cívico y reirá al teléfono con ese periodista que lo aprecia como a un amigo y que le dice “fantasmita, ¿cómo andás?”, a quien no quiere “quemar” en la nota. También recibirá los elogios de algunas personas a las que atiende en el ministerio y que lo hacen dar cuenta de que está “en el camino correcto y ayudando a la gente para que pueda solucionar sus problemas sociales”. Anoto que el entrevistado me acaba de decir con voz firme y a modo de consejo que “de nada sirve quejarse sin intentar”. Entonces entiendo que las barreras esta vez son una metáfora cuando imagino a Juanjo enseñarle a Julián, su ahijado de seis años, que para caminar bien en la vida sólo hace falta vencer los límites de la mente.
Página 827 de 831