Sábado, 19 Octubre 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Un niño recibiendo donación 
de agua mineral en Jáchal.
Foto: Florencia Tañez
Por Marcelo Castro Fonzalida 
@mcmarcecastro 
Hay razones de sobra para recordar lo que pasó en Jáchal. Fue hace dos meses y el miedo está intacto. El cianuro vertido por la mina Veladero, propiedad de Barrick Gold marcó un antes y un después en la vida de San Juan.

El 12 de septiembre el agua de Jáchal se tiñó de amarillo. El veneno comenzó a fluir por todos los lugares, el olor a almendra parecía estar en la nariz de todo el norte de San Juan. La cosa es que un puñado de personas en el mismo instante que recibieron un mensaje llegaron a la plaza del pueblo jachallero a compartir la pena de que su agua, aquella que baja desde la cordillera estaba sufriendo.

Sufría un maltrato. Sufría un destrato. Sufría de todo. Porque el humano o parte de él la está matando. El agua llora lágrimas de ella misma, igual que muchos jachalleros. Ellos son la otra parte de los humanos. Los que cuidan la vida. Por eso están movilizados desde hace sesenta y pico de días.

No duermen, o mejor dicho lo hacen pero fuera de sus casas. Su hogar ahora es una carpa que es mantenida por miles de corazones jachalleros e iglesianos. Un especie de fortín que resiste hasta las agresivas caricias de lluvia y granizo de la Pachamama. Es un espacio físico, pero también lleno de energía que brillan como el oro que tanto quiere Barrick Gold. Con la diferencia que a ellos, a los que defienden la vida, la empresa no los puede explotar.

En dos largos meses pasó de todo y nada bueno. Hechos graves para la vida de un pueblo que quiere y debe salir adelante. Seguramente lo hará con la unión federal de todo el territorio jachallero. Así debería ser. Todos los distritos unidos en defensa de lo propio.

A veces parece que Barrick le quitó la identidad a Jáchal. Es como que hablar de megaminería, luego de la contaminación que ellos provocaron, es una mala palabra. Todavía hay silencio en algunos sectores de la cuna de Buenaventura Luna. Sobre todo la clase media o parte de ella. Porque también la lucha contra Barrick es una pelea clasista.

Dos niños en la plaza jachallera
durante una asamblea graficando
un mensaje más que claro.
Foto: Revista MU
Un sector grande de la clase media de Jáchal está involucrado en la defensa de los bienes comunes y los recursos naturales. También en esa defensa están los chacareros más humildes del departamento. Esos sembradores, agricultores, changarines de la tierra saben que ahora les costará el doble vender sus productos. Por eso están movilizados y en discusión permanente. Pero hay otros que no.

Así como están los que más tienen, mezclados con los que no tienen tanto, están los que poseen mucho y no se vinculan por nada. Como si el agua que sus hijos toman no está contaminada. Como si el hospital dónde se atiende no está precarizado. Como si la iglesia dónde desean rezar no está cerrada. Como se la vida de sus propios vecinos no les importará. Ellos son, tal vez, la muestra de los que es Barrick Gold, después de la contaminación, claro está.

Pero los indiferentes y los inmunes al veneno tampoco tienen la culpa. Están cooptados por un discurso de un gobierno que gobierna San Juan hace más de una década. También están paralizados por una especie de indiferencia extraña. Pero no son los únicos. También otros sectores, pongámosle más carenciados que hacen oídos sordos a las asambleas constantes en Jáchal.

A las indiferencias se los gana hablando. Abriendo el dialogo y mostrando que Jáchal está más que contaminado. Está pasando por una crisis social y cultural muy grave. Eso no es poca cosa. Porque la cultura de un pueblo traza a todos sus habitantes, sin importar de que familia provengan.

Todos aman ir a la popular fiesta de la tradición que se hace en este mes. A todos les gusta ser bendecidos por su santo patrono San José. A todos les gusta dar vuelta en la plaza departamental ya sea caminando, en bicicleta o en auto. Todos cantan Vallecito, el poema de Luna. Todo al fin y al cabo se hermana, se comparte y se petrifica en el inconsciente colectivo. Eso también es Jáchal. Entonces volvemos al principio: a todos el agua con cianuro nos afecta.

¿Cómo se podrá unificar un objetivo?: Pues sintiendo: el de al lado es la vida, el vecino es la conciencia, el amigo es la musa del agua pura y la Barrick el enemigo.

Dos meses pasan volando. Pero el veneno está alojado en la tierra y las montañas. Ya no se espera nada de un slogan que dice “minería responsable”, depende de los cientos y miles de jachalleros que están al pie de las calles exigiendo la retirada de la empresa.

La unión es la más importante a prevalecer. Ya resistieron mentiras del giojismo, falacias de la empresa, vericuetos judiciales y represión a la asamblea. Aguantaron todo. No les queda más por padecer. Eso demuestra, aunque no lo parezca, que la hermandad jachallera sigue intacta. Eso significa que tanto para Barrick y sus voceros será prácticamente imposible vencerlos.

Peter Munk, el dueño de Barrick Gold se refirió en una entrevista a los pueblos dónde se instala su empresa que “el cambio significa que algunos no se adaptaran”. Es evidente. Nadie se adaptó. Solo están contaminados. Por eso muchos sanjuaninos quieren a la multinacional canadiense fuera de sus montañas. Que son las de todos.
Por E. Simón 
Nunca falta un canalla depravado que busca manchar el buen nombre y honor de las personas diáfanas. Este es el caso. Los medios morbosos y decadentes dan cuenta de que se filtraron fotos íntimas de la modelo y artista nacida en San Juan, Yamiel Moral. La argentina, radicada en Panamá, fue víctima de un episodio lamentable y cobarde que habría sido orquestado por su ex pareja. La propia Yamile Moral acusó a su ex novio de difundir por las redes fotos íntimas y privadas de ella. Como sea, quien haya sido, por pusilánime e infeliz deberá atenerse a las consecuencias. El sujeto enfermo que lanzó a las redes sociales las imágenes de la bella sanjuanina, orgullo de todo un pueblo y embajadora de la cultura vernácula, debe ser llevado ante la Justicia.

Nunca falta un frustrado, un inseguro, una villano insatisfecho con su vidita insignificante y oscura. Esa clase de gente es la que difunde cosas obscenas y crueles para intentar opacar la vida de una flor en primavera, de una estrella que brilla con luz propia, tal el caso de la artista Yamile Moral, quien trabaja para las principales firmas de Panamá como modelo publicitaria y es la imagen de una de las cadenas hoteleras más importantes de la región.
Su éxito ha despertado envidia en propios y ajenos. He aquí la defensa a esta triunfadora que con su trabajo, esfuerzo e intelecto supo llevar a la cultura de San Juan a lo más alto del mundo.
Según afirmó la sanjuanina en un duro comunicado en las redes sociales, su ex novio ha creado cuentas falsas de instagram, donde sube fotos de ella desnuda. La deidad local sostuvo una conversación con él vía whatsapp, donde, al parecer, él le dice que va a pagar por todo el daño que le hizo. Palabras de un grosero dañino que debería pagar lo que hizo tras las rejas. Así será.
El senador Giustiniani hizo una presentación ante la Corte Suprema de Justicia. Desde la empresa norteamericana aclararon que la orden del tribunal es para la petrolera argentina.

El senador socialista Rubén Giustiniani presentó ante la Corte Suprema de Justicia un pedido de aclaratoria para que defina el plazo en el que YPF deberá hacer públicas las cláusulas secretas del acuerdo con Chevron

Así lo reveló durante una conferencia de prensa en el Salón Arturo Illia del Senado junto al auditor general de la Nación, Leandro Despouy, el diputado Manuel Garrido (UCR) y los senadores Norma Morandini (Frente Cívico de Córdoba), Mario Cimadevilla (UCR) y Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur).

"Como el fallo no habla de plazos, hemos pedido a través de una aclaratoria que fije un plazo", explicó el senador nacional por Santa Fe que presentó en 2013 el amparo para hacer públicas las cláusulas secretas del acuerdo entre YPF y Chevron por el yacimiento de Vaca Muerta.

En el pedido de aclaratoria, al que tuvo acceso NA, Giustiniani le solicita al máximo tribunal que "se aclare y se determina el plazo dentro del cual YPF deberá entregar la documentación en cuestión, a fin de evitar posible dilaciones a la ejecución de la sentencia".

En el documento también justifica al pedido: "En la demanda de autos se solicitó que la documentación requerida se entregue dentro del plazo que determinara el juez interviniente" pero "en la sentencia del 10 de noviembre pasado se omitió fijar dicho plazo".

El senador había adelantado en Infobae que iba a hacer la presentación. Durante la entrevista, se mostró conforme con el fallo: "Es trascendente desde el punto de vista del derecho a la información que tiene el ciudadano de conocer qué se hace con las empresas públicas. Y desde el punto de vista del derecho ambiental. Esos 29 puntos del fallo son contundentes, y sientan un precedente fundamental, no tanto en sí para este punto que ya es muy importante, porque se trata de la segunda reserva de gas no convencional del mundo, cuarta reserva de petróleo no convencional del mundo, contrato realizado sin licitación a 35 años entre YPF y Chevron".

Consultados por Infobae, voceros de Chevron aclararon que el fallo de la Corte es dirigido a YPF. "Todas las inquitudes deben ser remitidas" a la petrolera argentina, indicaron.
Se trata de la minera canadiense Minsud Resources Corp, que iniciará perforaciones en Iglesia, departamento donde ya ocurrió el derrame de Barrick. Por medio de un comunicado de prensa, la transnacional informó el inicio de tareas de exploración en el Proyecto Chita, que comprenderá un total de 5.300 metros de perforaciones con dinamita. La explotación es de cobre.

Mientras el gobierno provincial se empecina en minimizar los efectos del derrame de cianuro en Veladero que provocó la empresa Barrick Gold, ahora son los vecinos del departamento de Iglesias los que se ven amenazados por la llegada de otra minera: Minsud Resources Corp.

La empresa canadiense comenzará en las próximas semanas a explotar la zona. En un comunicado difundido a fines del mes pasado, Minsud explicó que el Proyecto Chita Valley se iniciará con "un programa de perforación a diamantina HQ por un total de 5.300 metros distribuidos en 22 perforaciones, situadas principalmente en el sector del Pórfido de Chita".

"El objetivo principal es continuar delineando la mineralización de Cu (cobre)-Mo (molibdeno)-Au (oro)-Ag (plata) y los recursos geológicos inferidos por la empresa a profundidades relativamente someras por debajo de la zona de erosión y oxidación", añade el comunicado.

Los habitantes de Iglesias no ocultan su temor por el inicio del proyecto de cobre Chita. Es que aún está muy presente el derrame de más de un millón de litros de solución cianurada esparcidos sobre el cauce del río Jáchal, lo que provocó la contaminación de las aguas, tal como lo revela un informe de la Universidad de Cuyo.

El trabajo realizado por los expertos arrojó la presencia de metales por encima de valores permitidos para el consumo. De acuerdo a las muestras obtenidas en el puente de Angualasto y en el Chinguillo se registró un nivel de bacterias coliformes totales de 12,0 y 23,0 NMP/100 ml respectivamente, cuando de acuerdo con el Código Alimentario Argentino el máximo debería ser igual o menor a 3.

La Justicia de San Juan había suspendido las operaciones en la mina, pero la medida fue levantada la semana pasada. También imputó a nueve altos ejecutivos de Barrick Gold, quienes ayer comenzaron a declarar ante el juez Pablo Oritja.

Oritja reveló ayer que ordenó tomar muestras y ya fueron enviadas a analizar, "siempre buscando residuos de cianuro de mercurio". El magistrado investiga si hubo negligencia a la hora de la toma de decisión por parte de los directivos de la minera.

Además, el magistrado investiga "la posible omisión en los controles que debía realizar el Estado", según dejaron trascender voceros judiciales. Cabe destacar que en el fuero Federal, está imputado el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, dirigente de máxima confianza del gobernador José Luis Gioja, entre un grupo de funcionarios.
Acaso porque no basta con lo que el Club San Martín de San Juan recibe de Fútbol para Todos, o tal vez porque desde la Caja de Acción Social entienden que la plata que se debería destinar a temas sociales puede dilapidarse en un equipo para que los jugadores y los dirigentes la pasen mejor. O quizá la suma de ambas cosas.

Mediante expediente de pago número 708-0480-C-15, San Martín de San Juan, que en su camiseta porta la ferviente leyenda que reza: "San Juan Minero", cobra la friolera de 2.000.000 de pesos. El dato figura en la planilla "Anexo de Resolución de Consejo de Administración de la Caja de Acción Social de fecha 08/01/15 Acta Nº 01 Anexo 05". Plata que debería llegar a quienes realmente la necesitan por una urgencia social llega hoy a las arcas de un club de fútbol. ¿Es realmente un administrador honesto, transparente y eficaz el gobernador en retirada José Luis Gioja? Quién sabe.
Página 878 de 1056