Domingo, 20 Octubre 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Por Gustavo Herrmann 
Se dice que cada uno es artífice de su propio destino. Esa frase vale para las personas de manera individual pero en el caso de una sociedad el carácter que encierra ya es de manera colectiva.

Si la mayoria de la sociedad decide cerrar los ojos o bien mirar para otro lado, las decisiones que se tomen iran indefectiblemente en contra de los intereses de la minoría. Pero he aquí que las consecuencias finales de las malas decisiones tomadas por la mayoría van a terminar afectando absolutamente todos.

Hablando específicamente de San Juan hay gente que combate enérgicamente a este gobierno altamente corrupto que una gran mayoría avaló e instaló hace 12 años con su voto. La provincia esta cada dia peor en innumerables aspectos que no son menores, pero sin embargo aún así hay mucha gente dispuesta a seguirlo apoyando...

Y la causa de esa decisión no es una sola, son varios los motivos por los que al menos durante los próximos 4 años podemos seguir siendo gobernados por una manga de sinvergüenzas sin ética, sin moral, sin escrúpulos, sin remordimientos, y sobre todo que se sienten impunes a cualquier tipo de castigo ya sea por parte de la Justicia y sobre todo por parte de la sociedad que inevitablemente termina siendo cómplice de ellos por acción y omisión.

Algunas de las causas de las decisiones erradas:
- Un terrible miedo al cambio (el patético "más vale malo conocido que bueno por conocer").
- Promesas de campaña (de una casa,de un puestito, de un contrato, de un plan) que en la mayoría de los casos jamás se terminan cumpliendo.
- Amenazas varias por parte de los candidatos o sus matones a sueldo (que les van a sacar o van a perder equis beneficio social) Los planes y beneficios sociales estén garantizados por ley y no son prebendas o "mercedes reales" entregadas por el gobernante. Ningún político se mete la mano a su propio bolsillo ni gasta de su fortuna personal; lo extorsionan con dinero del Estado, que en definitiva es de todos).
- Negocios personales o particulares con algún funcionario o repartición del Estado que garanticen llevar agua para su molino aunque tenga que pagar "retorno"
- Indolencia... Saber que hay cosas que no deberían ser de determinada manera, tener la posibilidad de hacer algo al respecto, pero sin embargo preferir lavarse las manos como si nada...
- Egoísmo y falta de conciencia social; el fatídico "sálvese quien pueda". Yo cuido mi kioskito propio y los demás que se arreglen como puedan.
- Ignorancia... Creer a pie juntillas cualquier mentira que les digan por la imposibilidad o incapacidad de tener la suficiente cultura o educación para poder razonar y discernir ciertas cuestiones. En definitiva cuanto mas bruto es el hombre, es esclavo mas barato.
- La compra-venta de votos, ya sea por dinero, bolsones de mercaderías o un colchón. Es una conducta ilegal y delictiva que lo único que lo logra es beneficiar al mafioso que compra el voto, privando de su derecho y de su dignidad a quien lo vende creyendo que se va a "salvar".
- El "síndrome de Estocolmo" que hace que la gente vuelva a confiar en su propio verdugo y lo termine defendiendo a capa y espada... ¡dormir con el enemigo!
- La irracional pertenencia que esta fuera de toda lógica posible: en mi casa mi abuelo fue de equis color político, también lo fue mi papa y por lo tanto yo también por tradición los voto aunque me pongan de candidato una bosta.
- El efecto espejo... Verse reflejado en quien esta ocupando un puesto y extasiarse por el "poder" que ostenta, la causa o el auto que tiene... ¡Ah, sabes si yo estuviera en ese lugar las cosas que podría hacer y la vida que me daría!
- El hecho de ser tan corrupto como lo que se vota... los de la misma condición se apañan, se blindan, se tapan y se defienden entre ellos.

Mientras la "lógica" de estos múltiples motivos hacen que los sinvergüenzas, ladrones y corruptos sigan "ganando" elecciones que los hacen cada día mas fuertes y los convierten cada día mas en tiranos impunes y soberbios, hay una porción de la sociedad que añora y lucha por algo mejor, mas justo y mas democrático... por un bien común que es perfectamente alcanzable y posible sin la necesidad de comprar votos, ni avalar conductas delictivas o sostener dictadores ni demagogos que lo único que merecen es el ostracismo o la cárcel.

Este Domingo la ciudadanía puede elegir cambiar para mejor o para peor... ¡puede elegir demagogia o república!
Sábado, 24 Octubre 2015 11:00

No soy yo, sos vos

Por
Por Silvia Marcet
Una sala muy amplia, nutrida de oyentes. Muchos rostros jóvenes, estudiantes de comunicación social. Otros de mediana edad, profesionales del ramo. Unos cubriendo el evento. Otros prestando atención. Profesores de prestigio de otros lugares del país invitados a disertar. Gente de toda edad con ganas de ver qué hay de nuevo bajo el sol en esta bendita y maldita profesión: la comunicación social. En su vertiente organizacional.

Una mesa de panelistas. Entre ellos, el máximo responsable de la comunicación institucional del gobierno de la provincia de San Juan. Explica una y otra vez que la insistencia de algunos periodistas en dudar si existe contaminación o no, a partir del derrame de solución cianurada en el río Las Taguas, se debe a meros intereses políticos.

“Quieren sacar rédito electoral, siempre ocurre esto cerca de elecciones. Estamos acostumbrados.  Ahora están tratando de sacar todo el provecho posible, pero ya van a ver que después de las elecciones el 90% de esas voces se van a callar. Pueden quedar algunas, tal vez hay gente que de verdad es ambientalista por otro tipo de motivos, económicos, o sencillamente para cobrar notoriedad. Pero sobre todo me refiero a los periodistas de Jáchal. Su supuesta indignación va a desaparecer tan pronto pasen las elecciones. Van a ver”.

Un párrafo que merece páginas de análisis de discurso. Pero esta vez, sin recurrir a teoría alguna y sin entrar al debate de la actividad minera o al análisis ambiental, siento que es urgente, a punta de puro sentido común, deconstruir  al menos cinco ideas que atañen al corazón mismo de la comunicación:

1- La indignación y el sentido crítico del periodismo local no tienen razón de ser y, al parecer, nunca tuvieron (“siempre ocurre esto cerca de elecciones. Estamos acostumbrados”) motivos para existir. Que un periodista esté intrigado, motivado a investigar, exprese preocupación o sea insistente, solo puede deberse a un liso y llano interés personal o corporativo. De ser corporaciones, serían mínimas. Lo que en el barrio se dice “cuatro gatos locos”.

2- El interés que lleva a un periodista a molestar al poder constituido, tanto empresarial como gubernamental, solo puede ser de tres tipos: político, económico o de prestigio personal. En este orden. No existe la posibilidad de que un reportero, un buscador de la noticia empleado en un medio de comunicación, quien por definición investiga lo que se quiere ocultar, enuncie o escriba cosas solo por ser un buen profesional.

En el caso del periodismo, no existe quién nos salve. 678 nos enseñó a denostar a todos y a todas. Siempre que estén del lado de enfrente. No está mal que nos hayan enseñado a dudar. Pero hay que juzgar inteligentemente, no descalificando al otro a un nivel en que el oponente no existe como adversario, ya sus razones no son debatibles, porque – argumentos ad hominem por medio- el emisor de toda crítica es una no- persona. Su opinión o verdad pasa a ser un ruido, un deshecho a compactar, reciclar en el mejor de los casos, o desaparecer.

Dr. House decía con toda sabiduría: “todos mienten”. Pero en este caso, la máxima vale solo para el bando que no es el mío. “Todos los que no piensan como yo, mienten”.

Volviendo a la primera opción -juzgar inteligentemente- no podremos llegar a garantizar esta costumbre, sin libertad y educación.

3- Solo los periodistas jachalleros son beneficiados por la dulcificante indulgencia de la atención del poder. Solo ellos, por estar -valga la metáfora- con el agua al cuello, pueden ser tomados en cuenta en su aflicción.  En sus demandas de esclarecimiento, de remedio para el ya comprobado perjuicio en términos de credibilidad del mercado regional hacia sanidad de los productos de su tierra. De búsqueda, en última instancia, de seguridad ambiental. Palabras casi herejes a esta altura. Por contraposición, un periodista no oriundo de esta localidad u otras directamente afectadas, está vedado como investigador, como profesional, como ciudadano con opinión. Insisto: vedado si lo que quiere es buscar otra verdad diferente a la propalada por los medios y fuentes hegemónicas.

4- Obturada toda posibilidad de grietas en el discurso oficial, nos encontramos en el peor de los escenarios. Desde mi punto de vista. El escenario de la sospecha permanente. Todo lo que no me gusta a mí, desde mi poder, no califica como dato. Es un  producto defectuoso de un enmarañado, interesado, egoísta y disfuncional sistema de pensamiento. Malicioso.

5- El dispositivo no es nuevo. ¡¡Ay!! ¡Si tan solo fuera joven!! Pero no. Hunde sus raíces en las más rancias y duras estructuras de la historia de la humanidad. Como el oro y el petróleo que quedan en el mundo. Ya no es posible encontrarlos en vetas, en estanques subterráneos o a simple vista. Cada vez nuevos y más sofisticados sistemas deben asistirnos para inteligir los tendones que sostienen los sistemas de la inquisición y la sospecha del otro. Nos servimos de lixiviación, fracking, marketing, sistemas teóricos generales.

La bomba está servida en la mesa del asado del domingo. Metida hasta el último nicho de la cultura pop. Sospecho de mi tío. Sospecho del vecino que dice tal cosa que no me gusta, del que me da conversación cuando voy a comprar pan al almacén. Sospecho, sospecho, sospecho. Y en la era de la contestación infinita que permiten las redes sociales, ya no nos preguntamos “¿Seré yo maestro?”, como Judas. Tampoco nos privamos de tirar piedras, porque sabemos que todos tenemos una parte imperfecta, como Jesús, de quien se escribió que habría sido tentado en el Desierto con oro, plata, poder y emancipación para toda su gente. A cambio de sabe Dios qué prebendas. No entendemos, como los orientales, que en todo hay ying y yang. Sencillamente gritamos: “¡Yo estoy al derecho! ¡Dado vuelta estás vos!” (Sumo - El cieguito volador).

No soy yo, sos vos.

Pero ese dispositivo, ese software, ese sistema de procesamiento de señales no es solo fruto de nuestra propia experiencia. Nos ha sido bajado y en esto caigo en lo mismo que acuso. Sirve a intereses más altos que el nuestro.

Ahora bien, tengo un una vía de escape. Para salvarme de hacer lo mismo que critico debo entender que de cada interacción puedo esperar lo blanco y lo negro. Lo que me gusta y lo que no. No decir que todo lo mío es prístino y lo de enfrente, tenebroso como pozo ciego.
Para hacer ejercer el pensamiento crítico necesitamos libertad, educación y tolerancia. También mucha práctica.

“En el mercado teórico, la moda ha logrado consolidarse tan rápidamente porque el objetivo de las teorías es ser competitivas (…) El marxismo contiene una teoría sobre la conciencia de su oponente: su conciencia es necesariamente falsa, pues su posición social, su pertenencia a determinada clase, lo condiciona a pensar como capitalista. Así pues, la conciencia no hace sino enmascarar los verdaderos intereses. Esto mismo ocurre también con los marxistas, pero su interés en este caso coincide con el de la humanidad. De ahí que su conciencia sea verdadera.

Tal teoría conlleva consecuencias terribles: ya no hay conciencia que sea inocente. La conciencia es moral o inmoral, y quien tiene una conciencia falsa de la realidad se hace culpable, lo que convierte la ilustración en un deber sagrado. Esta recibió el nombre de crítica de las ideologías porque, en el marxismo dialéctico, ideología significa siempre falsa conciencia de la realidad (según su propia concepción, pues, el marxismo, no es una ideología). En esta situación, casi todas las teorías abrieron un departamento dedicado a la práctica de la sospecha generalizada sobre todas las demás. Las teorías eran, por decirlo así, polémicas desde el momento mismo en que nacían. Cada una de ellas descubría en las demás estructuras latentes (ocultas) con las que poder relativizarlas. La competencia entre teorías se convirtió en el juego: ‘yo veo lo que tú no ves, es decir, las estructuras que condicionan tu pensamiento´.

Y así, las teorías con mayor implantación en el mercado fueron aquellas en que los departamentos dedicados a la práctica de la sospecha funcionaban mejor.” (La Cultura. Dietrich Schwanitz, Punto de Lectura, 2006).

Algo de esto, hay.

Marxismo, psicoanálisis, estructuralismo, culturalismo, teorías críticas de la sociedad, del lenguaje, del discurso. Todas ellas y sus síntesis superadoras, absolutamente necesarias y queribles. Nos enseñaron a desentrañar lo que no vemos en forma consciente. Les damos gracias eternamente.

Pero, ¿a quién le gusta ver lo que está bajo el cono de sombras? ¿Es acaso sencillo? Puedo asegurar que no. Mucho más feo aún es observar lo negado dentro del propio sistema de creencias. Confieso que a mí me dan más ganas de apretarme los dedos con una puerta que de aceptar una crítica bien fundamentada. Más fácil y más conveniente es utilizar el saber como elástico ajustable. Y para eso, nada más a mano que las viejas prácticas herméticas del conocimiento.

Ejercí el periodismo en empresas de comunicación y puedo decir que el escribir es, como decía Rodolfo Walsh, un oficio violento. Hoy no pagamos con la vida. Como dádiva para Cancerbero, evitaré transitar los errores de la señora Legrand. Pero sí pagamos con el trabajo. Existe la advertencia mafiosa. Muchos me dirán que no. Que busco notoriedad, que veo fantasmas. Que tengo un espíritu de rebeldía sin causa y mal entendido. “¡Ya de grande y artista!”, decían los parientes que se quedaron con la herencia del abuelo… Me han dicho hasta que algún dinero de Greenpeace debo haber recibido. Que me avisen ¡por favor! donde está, así dejo de rajuñar la billetera desde el 20 del mes.

Pero insisto: yo lo viví. Conozco la censura, el amordazamiento de la libertad de información. Me han presentado a su versión más desnuda, salvaje y mordaz. He visto su rostro al pronunciar: “Dejá de escribir esas cosas, che”. Allí, donde los periodistas colocan el micrófono cada día. El acento, es bien campechano. Lo hemos oído todos, en vivo y directo, por teléfono y con mayor frecuencia, a través de mensajeros. Como el del abogado del diablo en la película. Habla nuestro idioma, bien de tierra adentro. Su sonrisa, cansada, ya se ha tornado sardónica. Doblada por los años, por los golpes.

¿Qué seguramente algo habré hecho para merecer esto? Esta fórmula- anticuerpo para lo que no es funcional, es lo que vengo queriendo decir: nada nuevo bajo el sol. Más sencillo es acusar la miopía en el ojo ajeno, que el parche pirata en el propio.

De la primera jornada dedicada a la comunicación en las organizaciones públicas realizada en nuestra provincia, histórica y necesaria, extraigo muchos puntos positivos. Solo mencionaré tres.

El primero. Hubo profesores y autoridades dispuestos a matizar polaridades  insostenibles. Advirtieron que simplismos y reduccionismos ya no son útiles y menos aún,  admisibles.
El segundo, algo que dijo la primera conferencista: “los públicos son cada vez más críticos y la tecnología hace que sea cada vez más difícil mentirles u ocultarles partes de la realidad. Hay problemas que no son de comunicación, son problemas de la propia organización, reales y concretos. La comunicación no puede decir algo que la organización no da o no es. Debe obviar el tema en todo caso. En estos tiempos, mentir sobre datos de la realidad, se ha tornado una tarea imposible”.

El tercer punto que destaco, lo dicho por la disertante encargada del cierre: “Hay que distinguir entre lo que es un tema comunicacional y lo que es un dilema ético. Desde mi punto de vista, si el comunicador debe elegir entre defender o mostrar el lado amable de una actividad que no considera ética, que considera contraria al bienestar de un conjunto de personas o del medioambiente, en realidad está frente a una decisión ética. No frente a una antinomia progreso-antiprogreso o frente a un problema comunicacional”.

Esto me hizo acordar al momento del primer break de aquella jornada. Pregunté a un grupito de chicas de primer año de la facultad en que doy clases qué les pareció la participación del profesional de la comunicación del gobierno provincial. “Cualquiera. No sabía cómo salir del tema de Barrick”, dijeron algunas. Ah, respondí. Bueno, gracias, nos vemos chicas, saludé. Me fui rápido, antes de dejar escapar un juicio personal. Dirigí mis pasos hacia Todo Moda para sofocar los nervios. Me dije en tren de autoayuda, como un rezo, como un mantra: “los públicos son cada vez más críticos, cada vez es más difícil mentirles”.

Que esto se diga, se escuche y se confirme sí es nuevo para mí. Aquí. Bajo este ardiente sol.
Foto: Gentileza de El Informador (Jorge Reinoso).
FM Municipales.
El juez Pablo Oritja, que trabaja para el Imperio y sigue cuidando su cargo, informó sobre el desalojo. En tanto, Saúl Zeballos, uno de los asambleístas de Jáchal, precisó que el operativo se concretó pasadas las 4 de la madrugada de hoy. "Hubo golpes y una persona quedó con traumatismo de cráneo. Intervino Infantería de San Juan", dijo Zeballos, y añadió: "Estábamos cortando el acceso a la mina, hubo 30 personas que se pusieron al costado y las 23 detenidas son las que permanecieron en el corte".


Asimismo, uno de los manifestantes informó que a los asambleístas "les quitaron las cámaras".

La mitad de los detenidos no tiene "lesiones aparentes", explicó una persona de enfermería que trabaja en el Hospital Tomás Perón, de Rodeo. Sin embargo, aclaró, "se pudo ver a algunas mujeres y varones con hematomas y escoriaciones" ya que los que se resistieron fueron sacados a la rastra.

Algunos fueron atendidos directamente en la Seccional 22 de la Policía de San Juan, situada en Iglesia. "Lo más delicado es el atropello de las fuerzas especiales que vinieron de la Ciudad", explicó otro asambleísta.

Por su parte, el juez explicó a medios pagos por el Gobierno y por Barrick que el procedimiento se realizó durante la madrugada de hoy tras la denuncia radicada por la empresa Barrick Gold. Los detenidos están en la Seccional 22 del distrito Iglesia. Una de las mujeres arrestadas tuvo que recibir asistencia médica por una descompensación.
Viernes, 23 Octubre 2015 04:41

El conflicto en Medio Oriente

Por
Por Alberto Agüero 
El enfrentamiento de intereses cruzados en Medio Oriente entre las distintas potencia en pugna, han provocado una estampida humana de más de 700 mil refugiados, principales víctimas de esta guerra. Ha generado con ello una catástrofe humanitaria de grandes proporciones, que se suma a la producida con los refugiados de otras zonas del planeta como África del norte y la Subsahariana.

La rivalidad internacional 
El crecimiento de la presencia China en el comercio y en la política mundial, ha obligado a EE.UU. a ponerla en el centro de sus preocupaciones estratégicas. Como consecuencia de esto, el eje de la disputa se traslada del Atlántico al Pacífico. Esto afecta el curso de los acontecimientos en Medio Oriente, y la necesidad de EE.UU. de dejar el conflicto en Siria y la región lindera que incluye a Irak, Kurdistán, etc., en manos de las potencias europeas aliadas. Pero, correrse hacia el este, para controlar la potencia emergente China no es tema fácil. China reacciona aliada con los rusos, para complicarle Medio Oriente más allá de la capacidad que tienes las burguesías imperialistas alemana, francesa e inglesa, de cubrir el vacío dejado por los EE.UU. A la incapacidad de las potencia europeas de hacerse cargo de la ausencia norteamericana, debemos sumar las complicaciones provocadas tanto dentro de la propia Siria (le crea conflicto con la dirigencia de la guerrilla anti- Bashar Al-Asad) y con sus históricos aliados: Arabia Saudita, Israel y Turquía.

¿Qué es lo que ocurre?
En el cumplimiento de lograr este objetivo- cambio de eje estratégico-, EE. UU. se ha visto en la necesidad de llegar a un a arreglo con el presidente de Irán, Hasán Rouhaní. Hoy por hoy, el enriquecimiento del uranio y la posibilidad de que Irán obtenga la bomba nuclear, es menos importante que el crecimiento acelerado del Estado Islámico Sunita. Por eso, a Barack Obama, le es más conveniente el arreglo con Irán-chiita-, por éste controla parte de la guerrilla del Norte y de la guerrilla que lucha en Siria contra el Estado Islámico, principalmente Hezbola. Irán, además tiene buenas relaciones con los chiitas que gobiernan en Irak y, de ese conjunto pretende lograr una unidad iraní-chiita-iraki con posibilidad de controlar hasta cierto punto al estado islámico, que en principio fue alentado por los EE.UU., que hoy se le ha ido de las manos. Pero este juego lo indispone con el Estado de Israel.

A su vez, el Estado Islámico, controla parte del petróleo Iraquí en Tikrit- territorio ocupado por el E. I., eso crea un problema entre EE.UU con Turquía, que se beneficia con el petróleo barato que le vende el Estado Islámico del cual, se dice, en parte va a parar a Israel. Por lo tanto Turquía es reacia a plegarse a la estrategia norteamericana de participar de las acciones de contención  del E. I: realizadas por Europa en Medio Oriente. O sea, por distintas razones, porque Turquía se beneficia del petróleo del Estado Islámico, o porque Israel recela de los acuerdos de EE.UU con Irán, ambas naciones no acuerdan en los hechos con la posición estratégica de los EE.UU.

A esto se suma que EE.UU. y Rusia están apoyando al Partido del Trabajo del Kurdistan (PTK), que está cumpliendo un papel formidable en la lucha contra el Estado Islámico. También, el PTK. Pero éste reclama Kurdistán la independencia de parte del actual territorio de Turquía, Irán y Siria, lo que completa un  cuadro complicado de la región.

En la realidad no se observa en lo fundamental un problema de guerra religiosa o de etnias; los sunitas, principales integrantes del Estado Islámico, durante el gobierno de Sadan Hussein en Irak, eran hegemónicos. Una vez desplazados del poder son oprimidos por la mayoría chiita, instalada en gobierno de Irak por EE.UUU., una vez derrocado Hussein. Pero no ocurre esta rivalidad en las zonas controladas por el PTK, donde confluyen chiitas, sunitas, alauitas y aún cristianos, en el mismo frente político. Estamos en presencia de una rivalidad típica de las potencia mundiales por el control del petróleo y zonas de influencias.

En Siria, a diferencia de Tunes, Argelia, Egipto y Libia, la llamada Primavera Árabe no pudo derrocar a Bashar Al-Asad-presidente sirio-, principalmente porque allí el frente contra Al-Asad se dividió. El sector alentado por EE.UU.se dirigió contra Bashar Al-Asad y otro sector, el apoyado por Chinos y Rusos lo sostuvo, hecho que no había ocurrido en los casos anteriores. La principal razón que justifica la actitud de los rusos en esta guerra, es que de concretarse la caída del gobierno sirio de Bashar Al-Asad, perdería la base de ‘Tartus’, única base de Rusia sobre el Mediterráneo.

EE.UU. ha llevado a fondo su exigencia de que la Unión Europea se haga cargo del frente de Medio Oriente, Inglaterra fue la primera en responder y Francia luego, bombardeó posiciones del Estado Islámico argumentado que lo hace por entender que está amenazada su seguridad nacional (atentado a Charlie Ebdo, reclutamiento de musulmanes en su territorio, etc.).

La irrupción rusa
Lo nuevo en la zona es la irrupción directa de Rusia, bombardeando no sólo posiciones del Estado Islámico, sino también a sectores de la guerrilla que lucha contra Bashar Al-Asad. Es decir, el bombardeo de Rusia parece tener el objetivo de consolidar posiciones en Siria, apoyando a Bashar Al-Asad y que quede dividida Siria. No les interesa el avance de uno sobre el otro, sino consolidar los actuales frentes y garantizar un corredor de protección sobre la base de ‘Tartus’.
La descripción que intentamos hacer, muestra una situación que por la complejidad y la contradicción de los intereses en pugna, tiende a empantanarse y a la consolidación de frentes, haciendo las batallas cada vez más duras, cuerpo a cuerpo. No se busca contener o eliminar el Estado Islámico, ni la recuperación por parte de Siria e Irak de sus territorios. El estancamiento parece ser la constante, salvo la gran presencia del PTK impulsado por la independencia de sus territorios, aparentemente apoyado por Rusia.

Responsables de la catástrofe
Como decimos en el copete, el enfrentamiento de intereses cruzados entre las distintas potencia en pugna han provocado una catástrofe humanitaria de 700 mil refugiados, que son la principal víctima de esta guerra.
Este último problema, la catástrofe humanitaria, ha complicado aún más el cuadro político. La huida hacia Europa de los refugiados Sirios, se hace a través de Grecia, de allí a Serbia, Hungría para concluir, aparentemente en Alemania. El problema es que Alemania y Francia, no quieren cargar con el ‘costo humanitario’ del conflicto desatado por ellos y pretenden que los refugiados queden estacionados en Hungría y Chequia principalmente. Es decir, que estos países se hagan cargo de los efectos “colaterales” de la intervención Europea en Oriente. La resistencia política a esta pretensión, se expresa principalmente en la aparición de posiciones fascistas en los países sub-europeos, pero de fondo, expres la oposición a los resultados de la estrategia norteamericana delegar el conflicto y cargarlo sobre europa. Es decir, con la forma fascista que aparece la resistencia húngara a recibir refugiados, oculta de hecho los verdaderamente responsables de haber creado la situación de desastre entre los refugiados- ingleses, franceses, alemanes, responsables, que se rasgan las vestiduras por los derechos humanos por atentados como los de Charlie Ebdo; pero no se hacen cargo de los miles de refugiado que mueren día a día, sobre todo niños y mujeres y ancianos.
Por Alberto Agüero 
Con relación al derrame de cianuro en la mina Veladero de la empresa Barrick y, a la reacción justa del pueblo de San Juan y en especial a las manifestaciones del pueblo jachallero, han aparecido en distintos medios de comunicación opiniones divergentes con las expresiones populares y descalificatorias para los dirigentes que las promueven y orientan. Conspicuos opinólogos defensores de la minería contaminante del cianuro y del proyecto de la 2ª Reconstrucción de San Juan que la acuna desde 2005, anteponen el ‘mote’ de anti-mineros y anti-sanjuaninos a los que defendemos la naturaleza y su resiliencia contra la contaminación y el saqueo de las corporación extranjeras.

Al respecto creemos oportuno hacer algunas consideraciones para ubicarnos y aclarar cuál es nuestra verdadera posición frente al desenvolvimiento de la actividad minera, el desarrollo de San Juan y el cuidado del ambiente.

Consideramos que la minería es una actividad que la humanidad cultiva desde la prehistoria, no en vano ésta se divide en Edad de piedra y Edad de los metales, esta última, a su vez, se subdivide en Edad del Bronce y posteriormente Edad del Hierro. Acompaña al hombre desde hace unos 6.000 años y, junto a otras actividades laborales como la agricultura, la ganadería, etc., ha determinado su progreso.

El cobre es el primer metal descubierto por el hombre que reemplazó a la piedra como elemento de trabajo: para la caza y la defensa. Luego, con el descubrimiento del estaño, desarrollo el bronce, que es el resultado de la aleación de cobre y estaño en una proporción variable.

Sobre descubrimiento del hierro, Engels en su libro ‘El origen de la familia, la propiedad privada y el estado’ (1884), señala que Luis E. Morgan (La Sociedad Primitiva) divide los estadios de la humanidad en tres épocas principales: Salvajismo, Barbarie, Civilización. A su vez las dos primeras las subdivide en los estadios inferior, medio y superior, según los progresos obtenidos en la producción de los medios de existencia.

Agregando a continuación en el mismo libro, “...el hombre en el estadio superior de la Barbarie, escalón anterior a la Civilización, comienza con la fundición del mineral de hierro y pasa al estadio de la civilización con el invento de la escritura alfabética y su empleo para la notación literaria. Este estadio [de la barbarie],…supera a todos los anteriores juntos en cuanto a los progresos de la producción. A este estadio pertenecen los griegos de la época heroica, las tribus italas poco antes de la fundación de Roma, los germanos de Tácito, los normandos del tiempo de los vikingos”.

“Ante todo, sigue Engels, encontramos aquí por primera vez el arado de hierro tirado por animales domésticos, lo que hace posible la roturación de la tierra en gran escala -la agricultura- y produce, en las condiciones de entonces, un aumento prácticamente casi ilimitado de los medios de existencia; y en relación con esto, observamos también la tala de los bosques y su transformación en tierras de labor y en praderas, cosa imposible en gran escala sin el hacha y la pala de hierro. Todo ello motivó un rápido aumento de la población, que se instala densamente en pequeñas áreas. Antes del cultivo de los campos sólo circunstancias excepcionales hubieran podido reunir medio millón de hombres bajo una dirección central; es de creer que esto no aconteció nunca.”

En el proceso de desarrollo de estos estadios, el hombre se elevó por sobre la naturaleza asiéndola para sus necesidades. Se convirtió así, en la consciencia de la naturaleza y adquirió libertad frente a ella. Pero este desarrollo consciente rompió con el equilibrio ecológico que se establece en la naturaleza cuando esta se desenvuelve como pura necesidad. Es decir, la humanidad no tiene un depredador que le ponga límites al crecimiento poblacional- el hombre es su propio depredador con las guerras de exterminio humano- por lo tanto el impacto ambiental es ilimitado.

Además, si tenemos en cuenta que los beneficios que nos provee el trabajo humano sobre la naturaleza son de apropiación privada, con la búsqueda de la máxima ganancia guía, hace que este impacto ambiental crezca en forma exponencial. Para reafirmar este concepto nos parece apropiados reproducir el parágrafo 195 de la Encíclica del Papa Francisco (Jorge Bergoglio) sobre el Medio ambiente: Laudato sí.

“195. El principio de maximización de la ganancia, que tiende a aislarse de toda otra consideración, es una distorsión conceptual de la economía: si aumenta la producción, interesa poco que se produzca a costa de los recursos futuros o de la salud del ambiente; si la tala de un bosque aumenta la producción, nadie mide en ese cálculo la pérdida que implica desertificar un territorio, dañar la biodiversidad o aumentar la contaminación. Es decir, las empresas obtienen ganancias calculando y pagando una parte ínfima de los costos. Sólo podría considerarse ético un comportamiento en el cual «los costes económicos y sociales que se derivan del uso de los recursos ambientales comunes se reconozcan de manera transparente y sean sufragados totalmente por aquellos que se benefician, y no por otros o por las futuras generaciones»[138]”.

Queda claro que el desarrollo de la ganadería, minería, agricultura, silvicultura, etc., que han permitido un inmenso progreso a la humanidad y, por lo tanto, el crecimiento de su calidad de vida, concebido de esta manera, como fin exclusivo de lucro, entran en contradicción con el cuidado y conservación de la naturaleza.

La unidad para el laboreo del oro, plata, cobre, etc. extraído por lixiviación con cianuro, corporaciones y maximización de ganancias son contradictoriamente antagónicas con el cuidado y resiliencia de la naturaleza, y la protección de humanidad de la contaminación que conlleva.

Esta contradicción sólo la puede resolver el hombre con su accionar consciente sobre la naturaleza y apropiación colectiva de los frutos de la misma. Los marxistas pensamos que sólo una sociedad de hombres productores libres puede realizarlo. Pero para conseguirla es necesaria la lucha por la apropiación del poder de decisión por las clases explotadas y una perseverante actividad educativa.

Como conclusión
Primero no somos anti mineros ¿Cómo podemos ser anti-mineros los que verdaderamente defendemos el desarrollo y crecimiento de la humanidad y del pueblo de San Juan en particular, pera beneficio de todos. Admitirlo sería echar en saco roto más de 6.000 años de desarrollo de la humanidad. Lo que pretendemos es que el trabajo humano tome los objetos de la naturaleza para elevar la calidad vida de todos sus habitantes, en equilibrio con el cuidado, sin degradación del ambiente. Los que defendemos la naturaleza, el medio ambiente de la degradación irracional que hacen preferentemente la grandes corporaciones en su mayaría extranjeras, con la actitud cómplice de los gobiernos, no somos anti mineros. Pretendemos una minería que labore minerales que tengan utilidad industrial, que genere trabajo permanente en el marco de la unidad de las actividades primarias: extracción, secundaria: industrialización, terciaria: servicios mineros e industriales.

Segundo no somos anti-sanjuaninos. El tema minero está planteado en el proyecto de la 2ª Reconstrucción del gobierno de J. L. Gioja, sobre la base de la ley 24.196 de inversiones mineras y normas reglamentarias que favorecen ampliamente a las corporaciones mineras extranjeras. Estas solamente hacen en el país extractivismo, sin industrialización. La barra doré –con el oro y otros minerales- es ‘exportada’ a Suiza donde luego es refinada, obteniendo más valor por la extracción de otros minerales valiosos. A su vez estas empresasdurante mucho tiempo estuvieron eximidas de reingresar capitales al país por estas exportaciones que quedaban en el extranjero en la especulación financiera.

Siempre repudiamos este tipo de minería, porque los sanjuaninos ponemos el gran esfuerzo –el trabajo, servicios, energía, etc.- sin compensación con reinversiones. Somos partidario de un tipo de minería donde el estado participe con mayoría accionaria, para de esa manera obtenga ganancias y no solamente pequeñas regalías o retenciones. De esta manera se podrá posibilitar ocupación y salarios permanentemente para nuestros trabajadores y rentabilidad para las empresas de servicios.
Página 882 de 1056