Domingo, 19 Enero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

El Gobierno profundizó su descontrol fiscal al registrar un déficit primario de $ 17.949,1 millones en abril pasado, frente al superávit de $ 671,7 millones de un año atrás. Igual de impactante es que el resultado fue causado por una suba del gasto público de 45% en el mismo período.

El Ministerio de Economía difundió la información casi sobre el filo de la medianoche del miércoles, de modo de no arruinar la "buena noticia" que la AFIP había brindado horas antes con la recaudación de junio, que mostró un alza de 39% interanual. Pero más allá de este detalle, las cifras de la planilla de la Secretaría de Hacienda resultaron contundentes: en términos financieros (incluyendo el pago de intereses de la deuda), el déficit fue de $ 24.103 millones, frente a $ 4276 millones de abril de 2014. Así, el déficit global se multiplicó casi por seis.

La suba de 45% en el gasto primario se ubicó por encima del promedio de 41% del primer cuatrimestre, y 20 puntos arriba del alza de los ingresos. A diferencia de otros meses, fue menor el impacto de las rentas de la propiedad (aportes del Banco Central, la Anses y otros organismos), ya que sumaron $ 2827 millones, frente a $ 4949 millones aportados al Tesoro en abril de 2014.

La consultora Ledesma subrayó que en los primeros cuatro meses del año los recursos totales -incluyendo utilidades del Banco Central y el Fondo de Garantía de la Anses- crecieron 21,2%, por lo que se agudizó la brecha en las cuentas públicas.

Y aunque una de las tareas favoritas del ministro de Economía, Axel Kicillof, es cuestionar el rigor de las cifras del sector privado, cabe recordar que el Gobierno proyectó para este año en el presupuesto un superávit primario de 1% del PBI, frente al déficit de 1% registrado en 2014 (sin contabilizar los fondos del BCRA y la Anses). Pero hasta ahora los resultados vienen demostrando lo contrario. Por esta razón, los analistas consultados por LA NACION ratificaron ayer que 2015 terminará con un déficit primario de 5 a 6% del PBI y uno financiero en torno de 8%, lo que implicará un importante desafío para el gobierno que asuma en diciembre. Sobre todo, en un contexto marcado por la escasez de fondos que el BCRA ya no le puede girar al Tesoro, las altas tasas de interés que éste debe pagar en el mercado y ante la mirada escéptica de los operadores por lo que pueda hacer el próximo presidente para corregir los desequilibrios actuales.

En este sentido, el analista Martín Polo, de Analytica, detalló que "el resultado de las cuentas públicas de abril demuestra que el Gobierno no está dispuesto a levantar el pie del acelerador del gasto, ya que en los primeros cuatro meses del año el déficit global de las cuentas públicas rozó los $ 82.000 millones, cuatro veces más que el del mismo período del año pasado y acumulando en los últimos 12 meses un rojo del orden de los $ 290.000 millones, equivalente a 6,3% del PBI".

Al respecto, Milagros Gismondi, economista de Empiria, dijo que "al ser un año electoral no se esperaba prudencia fiscal, pero se está potenciando todo y, como resultado, el rojo es cada vez más alarmante". Gismondi señala que, además de los gastos fijos del Estado, se suman los aumentos de los giros a las provincias y la imposibilidad de revisar los subsidios económicos (especialmente, energía y transporte). Ante esta "pesada herencia, el próximo gobierno sin dudas tendrá que encarar una revisión tarifaria gradual, cualquiera sea el próximo presidente; la profundidad de la actualizacióntarifaria y la reducción de subsidios posiblemente difieran según quién gane, pero en todo caso será gradual, porque, dadas la magnitud de los subsidios económicos y la distorsión tarifaria, no se corregirán en un año", expresó Gismondi.

En tanto, el economista jefe de la consultora Elypsis, Luciano Cohan, sostuvo que la cifra de abril fue "sorprendentemente preocupante, porque si el gasto no empieza a desacelerar, el déficit primario se puede ir a 6% del PBI este año". Frente a este escenario, opinó, "en diciembre, el próximo gobierno se financiará con el Banco Central y en 2016, por algunos pocos meses, el mercado tendrá espalda para financiarle el déficit, hasta que el nuevo presidente le muestre una agenda clara de reducción de este desequilibrio".

Según Polo, "para cubrir todas las necesidades financieras, el Tesoro no sólo seguirá emitiendo títulos de deuda en el mercado local, sino que deberá usar al máximo el financiamiento a través del Central". Y eso hará que "la pax cambiaria que imperó entre octubre y junio esté bajo fuego continuo, lo cual tampoco es una buena noticia para el nivel de actividad", acotó.

El kirchnerismo llegó a lograr un superávit fiscal de 4% del PBI en 2004, en un contexto de tipo de cambio competitivo, crecimiento económico, baja inflación y superávit externo. En cambio, el cuadro actual exhibe una combinación de estancamiento del PBI, la industria y el empleo privado, déficit, atraso cambiario y una inflación de 25% anual.
Uno de los relevamientos, realizado por Query, arrojó que el candidato del Pro le sacaría 15 puntos al postulante de ECO, pero no le alcanzaría para evitar la segunda vuelta. Se especula con un alto número de votos en blanco. El kirchnerista Mariano Recalde, aparece lejos, tercero cómodo, con el 20,1%

Una nueva encuesta realizada en la Ciudad de Buenos Aires por Query arrojó que Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau irán inevitablemente a una segunda vuelta en la carrera por la jefatura de Gobierno porteño y que el candidato del Pro se impondría en esa instancia por más de 10 puntos sobre el de ECO.

En cuanto a la primera vuelta, el postulante del Pro lograría un 44,1% contra eñl 29,1% de ECO, pero según la ley electoral porteña, esos números no alcanzan para alzarse con el triunfo. En tanto, el candidato kirchnerista, Mariano Recalde, aparece lejos, tercero cómodo, con el 20,1%, mientras que Luis Zamora se ubica cuarto midiendo 3,2% y Myriam Bregman, quinta sumando un mísero 2,9%.

Eventual ballotage
En caso de ballotage la encuesta dio que los números serían estos:
Rodríguez Larreta 45,8% 
Martín Lousteau         34,2% 
En Blanco                 15%
IndecisoS                   5%

En ese hipotético escenario, Larreta y Lousteau tendrían que buscar el mencionado 20% de votos que están en juego (blanco + indecisos). Entre ellos existe un 70% que votan por Recalde en primera vuelta, 7% por Zamora y 6% por Bregman.

Encuestas presienciales en CABA
Respecto a las PASO presidenciales, los números son los siguientes:
Mauricio El Nene Bien Macri 41,2%
Daniel Scioli Paz and Love         26,6% 
Sergio Mantequita Massa           7% 

Más de medio centenar de jueces nacionales y camaristas de instrucción y de tribunales orales, además de decenas de otros jueces correccionales y de menores, le transmitieron ayer al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, su inquietud y preocupación porque se están designando jueces subrogantes sin seguir los procedimientos legales establecidos.

El mensaje a Lorenzetti fue mediante un oficio judicial de tono grave y casi inédito en la Justicia, donde raramente los jueces hacen pronunciamientos de alto voltaje político, más aún fuera de los expedientes en los que intervienen.

Los jueces y camaristas hablaban de la nota dirigida a Lorenzetti del juez Luis María Cabral, desplazado recientemente de la Cámara de Casación Penal como subrogante por una decisión del Consejo de la Magistratura. Su salida se logró con el voto de los consejeros kirchneristas, incluido el viceministro de Justicia, Julián Álvarez, más la jueza Gabriela Vázquez.

Cabral se aprestaba a votar en la causa por la constitucionalidad del memorándum con Irán y todo hacía pensar que iba a pronunciarse en contra del Gobierno.

Ayer, los camaristas y jueces que escribieron a Lorenzetti le aclararon que no salían en defensa de una persona, sino que su inquietud era por la vulneración de los mecanismos legales y la defensa de las instituciones.

Justamente la Corte Suprema decidió anteayer rechazar un recurso administrativo para decidir si Cabral debe continuar en la Cámara de Casación, en un fallo donde dejó a salvo que no se pronunció sobre la constitucionalidad de su designación. Este resquicio es la vía por la que aspira Cabral a canalizar su reclamo.

Preocupados, los jueces hicieron llegar al presidente de la Corte un documento con más de 60 firmas, pero se siguen sumando otras hora tras hora. Decidieron hacer público el texto lo antes posible mientras intentan reunir voluntades, para que no parezca que con su silencio están consintiendo la utilización de mecanismos que entienden que están alejados de la ley para nombrar subrogantes.

Entre los que suscriben están desde conspicuos camaristas hasta jueces de primera instancia de la justicia nacional. Se cuentan los jueces de la cámara del Crimen Rodolfo Pociello Argerich, Juan Cicchiaro, Mario Filosof, Julio Luccini, Mariano González Palazzo, Mariano Scotto y Carlos Alberto González, y los jueces Mónica Berdión de Crudo, Ricardo Pinto y Gustavo Pierreti, entre otros magistrados.

A ese escrito se sumó ayer otro que circula entre los jueces federales del tercero y cuarto pisos del edificio de Comodoro Py 2002, de Retiro. Allí se advierte que la nueva ley de subrogancias transformará el Poder Judicial, pues con ella el Consejo de la Magistratura puede cubrir con abogados designados como conjueces con el voto kirchnerista del Senado al 30% de los cargos vacantes actualmente.

Se cuentan entre los lugares vacantes a ocupar juzgados y cámaras que no existen físicamente, pero que ya están creados por ley y los juzgados electorales creados y no cubiertos.

Esta ley de subrogancias fue aprobada en un trámite exprés el mes pasado por el kirchnerismo en el Congreso, junto con la nueva ley del Ministerio Público Fiscal.

Todos estos abogados serán elegidos para integrar las listas de conjueces por seis años, lo que abona la idea de que si los cargos vacantes que ocupan los subrogantes no son cubiertos por candidatos que salgan de los concursos los suplentes quedarán al menos por ese tiempo en el cargo.

En la nota que el medio centenar de jueces le hizo llegar a Lorenzetti señalan que "se remueve a magistrados subrogantes sin aplicar el procedimiento legal establecido". Los magistrados dijeron que esto viola la ley y conspira contra la estabilidad de los jueces.

Explicaron que llama la atención que en la Casación se haya designado a tres abogados "que hoy no ejercen la magistratura, sin que se adviertan las razones que llevaron a los Consejeros a preferirlos entre el resto" de los letrados integrantes de la lista de conjueces aprobada por el Senado o por sobre los propios jueces del fuero. Es que la nueva ley dice que los subrogantes pueden ser conjueces o colegas del mismo tribunal.

Tampoco se tuvo en cuenta ni el orden de prelación de los candidatos, advirtieron los jueces, y dijeron que ni siquiera se sorteó a los abogados conjueces para elegir entre ellos como señal de transparencia, sino que se determinó a dedo quiénes iban a ser los futuros camaristas.

"La preocupación es mayor si se tiene en cuenta que este mecanismo, de proyectarse, pondría en riesgo la situación de gran cantidad de jueces subrogantes, pues provocaría serios perjuicios para el funcionamiento de los tribunales al recurrirse a abogados respecto de los cuales no se requiere comprobación de estándares de idoneidad ni dedicación exclusiva", advirtieron los jueces en su escrito.

Esto, además, provoca inquietud entre los secretarios de los juzgados y funcionarios que concursan, pues se los compara con abogados cuyos méritos no fueron evaluados por nadie y sin embargo llegan a ocupar el cargo de jueces.

Dijeron que se suma a su preocupación que el Consejo de la Magistratura "adopta decisiones que no respetan el espíritu de la magistratura ni aseguran que se haga efectivo el equilibrio de poderes exigido por la Constitución".

Por eso le recordaron a Lorenzetti que estaban haciéndole llegar esta seria inquietud en el entendimiento de que el juez de la Corte la comparte. Tal es así que en el discurso del 10 de junio último, al hablar en el Día del Medio Ambiente, Lorenzetti exhortó a los jueces a mantener su independencia. En ese espíritu es que le inundaron de firmas la presentación.
La categoría de Parlasur por distrito nacional secundará a la de presidente y vice. Tras los escaños legislativos de orden nacional aparecerá el candidato para el Parlasur por distrito regional. Allí, habrá un postulante en cada provincia con su correspondiente suplente.

La falta de precisiones de la ley de reforma política había dejado la confección de las boletas para las elecciones nacionales en una nebulosa que favoreció confusiones, supuestos y estrategias. Ahora, a menos de diez días del inicio de la campaña, la Justicia resolvió cómo deberán estar ordenadas.

La decisión fue adoptada por los jueces de la Cámara Nacional Electoral (CNE) Santiago Corcuera, Alberto Dalla Via y Rodolfo Munné. En la resolución, los magistrados establecieron que la boleta estará encabezada por los candidatos a presidente y vicepresidente. Luego seguirán los aspirantes al Parlamento del Mercosur por distrito único, rubro en el que deberán figurar 19 nombres acompañados de sus suplentes.

La indefinición que existía al respecto motivó posiciones que postulaban que, por tratarse de un cargo supranacional, la de Parlasur debía estar por encima de la categoría presidencial. El planteo incluso alimentó versiones de que Cristina Kirchner podría estar al tope de la papeleta si se presentaba para ese cargo. Al final, la opción quedó descartada por la resolución de la CNE.

El orden que estableció la cámara continúa con la categoría de senadores nacionales, en aquellas provincias que los eligen este año. Y después, los diputados.

La novedad electoral de estos comicios son los 43 cargos que se ponen en juego para el parlamento del bloque regional que la Argentina integra junto a Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela. En la categoría distrito nacional, el resultado se calculará por el sistema D'Hont; en distrito regional, quien se imponga se llevará el puesto.

La boleta se completa luego según el caso de cada provincia. En aquellas que correspondan, estará la fórmula gobernador-vice, senadores provinciales, diputados provinciales, intendente y concejales.
Es por el incremento en su patrimonio que pasó de 1,2 a 1,8 millones de pesos. La fiscalía pidió una batería de medidas de prueba al impulsar la causa. El fiscal federal Eduardo Taiano imputó al ministro de Economía por presunto "enriquecimiento ilícito", ya que su patrimonio creció en 600 mil pesos.

La decisión obedece a una denuncia del abogado Santiago Dupuy de Lome. Al impulsar la investigación, el fiscal pidió una batería de medidas de prueba.

La declaración jurada de Kicillof se hizo pública semanas atrás junto a la del resto de los funcionarios del gabinete nacional. Allí el ministro informó que tiene una casa en la Ciudad y un auto. Pero lo que más incidió en la suba de su capital fue la valorización de las propiedades que posee en Uruguay.

Al impulsar la causa, en el requerimiento que presentó ante el juez Claudio Bonadío, Taiano solicitó una batería de medidas de prueba, el mismo famoso protocolo de investigación que se aplica a las denuncias de este tipo.

Entre otras medidas, reclamó a la ANSES que informe desde cuando Kicillof empezó a percibir sueldo como funcionario nacional o provincial y cuáles son sus antecedentes previsionales.

Además, solicitó que la Oficina Anticorrupción (OA) aporte copia de las declaraciones juradas presentadas por el ministro; y que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) remita también la presentación de Ganancias y Bienes Personales a su nombre.

A la vez, pidió que el Registro Nacional de Propiedad Inmueble informe sobre propiedades que tiene registradas Kicillof, y que la Dirección Nacional de Registro Nacional de Propiedad Automotor haga lo propio por los vehículos o motocicletas registradas a su nombre. Lo propio hizo con los registros de embarcaciones y Aeronaves.
En paralelo, solicitó al Banco Central que emita una circular a las entidades bancarias y financieras para que informen sobre cuentas o plazos fijos a su nombre.

Kicillof tiene dos lotes y una casa con terreno en el balneario El Ensueño, en donde suele vacacionar. Además invirtió medio millón de pesos en la construcción de un edificio a cargo de la firma G&D Developers SA, que estará frente a la Facultad de Económicas de la UBA.