Martes, 19 Noviembre 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

El jueves por la noche, en la plaza 25 de Mayo, el Sindicato Médico, Asprosa San Juan, trabajadores de la Salud y ciudadanos se manifestaron en defensa de la Salud Pública.

Hubo críticas al gobernador Gioja, al ministro de Salud y a los políticos que hoy "están de turno en el poder". Adhirieron varios partidos de la oposición, tal el caso de Antorcha Radical, UCR, Gen, Proyecto Sur, Partido Socialista, Partido Comunista Revolucionario PTP. Miles de sanjuaninos apoyaron el reclamo por la situación que atraviesa la Salud en la provincia. En los últimos años, en San Juan se ha conglomerado un ghetto de mal paridos, tenemos que sacarlos del poder. (Por E. Simón).
El fiscal federal Jorge Di Lello se lo solicitó al juez Ariel Lijo en el marco de la causa por la venta de la ex Ciccone Calcográfica. También deberá declarar el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Además, Hugo Alconada Mon, autor del libro Boudou, Ciccone y la máquina de hacer billetes, editado por Planeta, explica en un video las claves del caso. Miralo.



En su presentación Di Lello pidió además la citación del titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, en ambos casos como presuntos autores del delito de "negociaciones incompatibles" con sus cargos de funcionarios. De acuerdo al fiscal, el vicepresidente "se interesó" en el trámite del levantamiento de la quiebra de la ex imprenta cuando era ministro de Economía. Di Lello no lo acusará de haber sido su dueño en las sombras si no, por el contrario, de haber intervenido en el plan ideado para salvar a la empresa.

Además, el fiscal requirió las indagatorias de los empresarios Guillermo David Reinwick, Nicolás Tadeo Ciccone, Pablo Jorge Amato, José Maria Nuñez Carmona, Alejandro Vandenbroele, Jorge Enrique Capirone, Maximo Eduardo Lanusse, Sergio Gustavo Martinez, a quienes consideró "partícipes en diferente grado de la maniobra".

El exgerente de Telefe Gabriel Bianco confirmó hoy ante la Justicia que hizo de nexo para que la familia Ciccone, dueña de la imprenta hoy estatizada, llegara en 2010 a contactarse con el entonces ministro de Economía, Amado Boudou, y su amigo y socio José María Núñez Carmona, durante un encuentro en los estudios del canal. "No lo recuerdo puntualmente pero posiblemente yo di aviso para que (los Ciccone) ingresaran al estudio" del canal justo cuando "Boudou estaba ahí dando una entrevista en vivo", declaró Bianco, de 50 años, quien se desempeñó de 1998 a 2010 como director comercial de marketing y negocios en la emisora. Y en su testimonio, a cuya copia escrita tuvo acceso DyN, recordó que "cuando Boudou termina la nota se para, viene hacia la parte detrás de cámara y saluda a toda la gente que está ahí, entiendo que hubo un saludo general" y precisó que allí estaban "Nicolás Ciccone, su yerno Guillermo Reinwick y Núñez Carmona".
Hoy a las 20.30, en la plaza 25 de Mayo, el Sindicato Médico y todos los trabajadores de la Salud convocaron a una manifestación pública en defensa de la Salud Pública.

Se pide al público en general un especial apoyo a esta manifestación. Todo los sanjuaninos deberíamos apoyar esta tarde en la plaza. En los últimos años, en San Juan se ha conglomerado un ghetto de mal paridos, tenemos que sacarlos del poder. (Por E. Simón).
Domingo, 02 Febrero 2014 18:22

Murió el actor Philip Seymour Hoffman

Por
El reconocido artista y ganador de un Oscar fue hallado sin vida a los 46 años en su departamento en Nueva York; las primeras versiones apuntan a una sobredosis. La industria de Hollywood está conmovida y los amantes del cine no lo pueden creer. La policía de Nueva York confirmó que hallaron muerto en su departamento al destacado actor Philip Seymour Hoffman. Tenía 46 años.

Hoffman ya estaba sin vida cuando lo encontraron en su departamento ubicado en el barrio Greenwich Village de Manhattan. Según el diario New York Post, las primeras versiones policiales indican que el actor habría muerto de sobredosis. La publicación señala que un asistente personal encontró al actor en la bañera cerca del mediodía con una aguja en su brazo, por lo que llamó al número de emergencias 911. El departamento de policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) y autoridades sanitarias realizan las investigaciones pertinentes para dar información concreta sobre la causa de la muerte. El año pasado, el actor se internó en un centro de desintoxicación para tratar su adicción a las drogas. Tras recibir el alta, contó que después de pasar 23 años sin consumir drogas, sufrió una recaída por el consumo de pastillas recetadas por un médico y luego comenzó a consumir heroína.

El actor ganó el premio Oscar como mejor actor en 2005 por su extraordinaria interpretación del periodista Truman Capote en el film que retrataba la vida de éste, Capote. En 2012, participó en el film The Master, por el que fue nominado como mejor actor secundario por la Academia. También fue candidato en ese rubro por sus actuaciones en La guerra de Charlie Wilson (2007) y La duda (2008). Seymour Hoffman, padre de tres hijos, nació el 23 de julio de 1967 en Rochester (Nueva York) y saltó a la fama en 1997 por su papel de Scotty J., en el film Boogie nights. Entre sus proyectos, Hoffman ya había comenzado a delinear lo que sería el segundo film que dirigiría. Para eso, había convocado a Amy Adams y Jake Gyllenhaal para protagonizar el drama sobrenatural Ezekiel Moss. Su debut como director fue en 2011, con la adaptación de la obra de teatro Jack in Love, que él mismo protagonizó. En su filmografía se destacan títulos de los más diversos rubros como Magnolia, Esencia de mujer, Casi famosos, Mi Novia Poly, Misión Imposible III y El Juego de la Fortuna.

Mirá el avance de Capote:


La noticia de la muerte de este destacado actor se difundió rápidamente en las redes sociales, con mensajes de pesar y sorpresa. La frase "RIP Philip Seymour Hoffman" se convirtió en la más mencionada en twitter a nivel mundial en pocos minutos. En la Argentina, en tanto, "Philip Seymour Hoffman" y "Capote" también están presentes entre las mayores tendencias en esa red social. Además, decenas de personas fueron hasta la puerta del edificio ubicado en Bethune St 5 para llorar juntos la muerte del memorable actor.
En enero se sintió en las familias argentinas una merma en el poder adquisitivo. La mayoría cree que la divisa seguirá subiendo y que el Gobierno no podrá contener los incrementos de precios. Las familias pobres no piensan en el dólar, sólo buscan llegar a fin de mes comiendo poco y mal. Las de clase media hacen lo que pueden para no descender en su nivel de vida. Los ricos compran dólares para no perder valor en la tenencia del peso argentino en el que nadie confía.

Después de mucho patear los problemas, en las últimas semanas el Gobierno tomó fuertes decisiones de política económica, con la intención de enderezar variables que hasta los expertos más afines a la Casa Rosada advertían que no daban para más. Aunque se lo atribuyó a las corporaciones, el Poder Ejecutivo llevó el tipo de cambio de $ 6 a $ 8 por dólar y luego relajó los controles para la adquisición de moneda extranjera con fines de ahorro. Lo hizo con el objetivo de morigerar la brecha entre la cotización oficial y la paralela, en un intento por atraer inversiones mientras negocia con acreedores varios y emprolija el Indec en busca de conseguir crédito externo para aliviar las reservas. Todo, mientras sube las tasas yanuncia acuerdos de precios en un intento por que no se dispare la inflación, que en el comienzo de 2014 oscila en pronósticos de más del 30% anual, que le ponen un interrogante a la negociación salarial.

Pero por más que haga todo esto, cualquier gobierno la tiene muy complicada si no reconquista la confianza de la gente, último destinatario de cualquier recetario de medidas, heterodoxas, ortodoxas o mixtas. Y ahí tiene un grave problema la administración de Cristina La Muchacha Progre Kirchner. De acuerdo con un relevamiento que publicó diario Perfil, realizado por los consultores Federico González y Cecilia Valladares en sociedad con la firma MGMR Investigación de Mercado, el grueso de la población considera que la gestión no tiene un horizonte claro, que las medidas ayudarán poco y nada y consagran como ganador imbatible ante la incertidumbre al dólar. Las preguntas abarcaron un universo de 600 personas en todo el país.

Si con la asunción de Jorge Capitanich como jefe de Gabinete y Axel Kicillof como ministro de Economía se buscó relanzar el kirchnerismo para generar adhesión y encauzar las expectativas, el intento terminó en fracaso. El 77,1% de los encuestados entiende que el Gobierno “va sin rumbo” en materia económica. El cóctel de extorsión policial y saqueos y cortes de luz en diciembre, y el mix de devaluación con idas y vueltas de anuncios el mes pasado, terminaron de licuar la renovación de Coqui. El punto es que una mayoría (40%) sigue viendo a la Presidenta como la última decisora de las medidas económicas, mientras sólo 24,4% entiende que el “cerebro” de todo es Axel La Joven Guardia Kicillof, por más que sume poder, acapare cargos y hable en los medios. Algo similar sucede con Todo Terreno Capitanich, a quien el 10,4% de los encuestados indicó como autor intelectual de lo que anuncia. Menos influencia aún le otorga la gente al secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Decencia Zannini.

Austeridad. Los temblores de fin de 2013 dejaron su marca en la economía familiar. El salto inflacionario que habilitó antes de su partida el hoy enviado a Italia Guillermo Paz and Love Moreno se sintió en los resúmenes de cuenta que llegaron a los hogares en enero, y en los tickets que se pagaron en supermercados. Tanto es así que el 68,7% de los encuestados manifestó que su nivel de gasto en el primer mes del año aumentó más de lo esperado, una sensación que además se condice con gastos en turismo y entretenimiento en el mes de las vacaciones. La salida de dinero fue más dolorosa que placentera. Aunque se echó más veces la mano al bolsillo, no hubo fiesta de consumo. Por el contrario, casi el 80% de los consultados afirmó que desde que arrancó 2014 ha postergado gastos que había que planificar. Toda una novedad en el modelo kirchnerista de los últimos años, cuando en muchos momentos las decisiones de compra se anticiparon para ganarle al próximo aumento de precios. Aun a sabiendas de que más tarde todo puede salir más caro, las familias, quizás con la sensación de estar con la soga al cuello, dicen “por ahora no”.

Ante este escenario, sigue reinando la tarjeta de crédito. Para el 61,3% del universo sondeado, se vive un momento oportuno para comprar con financiación. Con más de 18 millones de plásticos en la calle y un 75% de gente con más de una, su uso se mantiene al tope de las preferencias de pago. Los descuentos son un derecho adquirido para los consumidores, al punto que supermercados y bancos ahora enfrentan el problema de sostener el costo de mantener las promociones con menos márgenes, so riesgo de espantar demanda. Pero en días de austeridad el plástico resiste. No sólo porque todo lo financia en cuotas que le sacan partido a la inflación, sino porque en tiempos de ajustarse el cinturón son la última alternativa para sobrevivir cuando se agota el efectivo o el débito marca cero.

Descrédito. La tensión económica suele ser proporcional a la atención que el público le presta a lo que hace el Gobierno. Todo lo que rodea al dólar tiene rating. Se nota hasta en los contenidos de programas de entretenimientos que incluso hacen opinar a cualquier celebritie del tema. Casi 90% de la gente asegura estar algo o muy al tanto de los anuncios recientes. Pero no le tienen fe ni a Cristina La Muchacha Progre ni a Todo Terreno Capitanich ni al ministro y sus “Kiciboys” que dan pelea en el Palacio de Hacienda. Sólo un 18,2% de los entrevistados valora como buena la flexibilización del cepo cambiario que en la semana pasada permitió a ahorristas minoristas comprar cerca de US$ 95 millones. Es más, casi 70% de los consultados piensa que la devaluación no terminó: manifestaron que el Gobierno no podrá, con las medidas adoptadas, frenar el aumento de la divisa.

Tras acomodar el precio del dólar en un valor “de convergencia” para el modelo, como asegura la conducción económica, el gran reto ahora es evitar que una disparada de precios termine anulando la ventaja de competitividad que el nuevo tipo de cambio les insufló a exportadores. Por eso el Gobierno se reúne a diario con las cadenas de valor de todos los sectores. Sin embargo, un 79,4% de la gente que respondió la encuesta sostiene que la inflación no bajará. Consultores privados, de hecho, ya estiman que en enero el costo de vida trepó alrededor de 5% y que queda un arrastre de unos 4 puntos porcentuales para febrero, un mes que algunos ya indican, quizá, como el de peor relación precio-salarios de la era kirchnerista.

Lo saben desde Cristina La Muchacha Progre hasta La Jovdn Guardia Kicillof, que tras llamar a pesificar la economía hace unos meses, en los últimos quince días tuvieron que reconocer que la mente argentina está dolarizada y seguirá así. El dólar, por razones culturales, económicas y sociales, es imbatible como referencia para los argentinos. Sucesivas crisis, devaluaciones y persistente inflación hacen que la moneda estadounidense sea el primer refugio para la economía familiar, en un país sin cultura en otras alternativas como el mercado de capitales. El 61,8% de la población asegura que si tiene o tuviera ahorros los pasaría a dólares. La AFIP fue testigo esta semana, pues desde la vigencia del ‘cepo light’ validó más de 310 mil operaciones de acceso a la divisa. El oficialismo podría, de todas maneras, considerarse conforme con el 30,6% que asegura que, de tener un excedente, no lo pasaría a dólar.

El 26,5% de la gente también ve a los billetes verdes como refugio para el poder adquisitivo. Es probable que quien no piense en combatir la inflación comprando divisas esté pensando en otra inversión. En especial, el 50,5% de los consultados señala que la mejor alternativa para cubrirse de la suba de precios es adquirir bienes o productos en pesos que en algún tiempo valdrán más. Ese razonamiento, de hecho, explica en los últimos años el boom de venta de autos, tanto usados como cero kilómetro. Y también, sirve para interpretar todo lo que, por ser símil dólar se vendió como pan caliente desde la instauración de las restricciones al dólar, desde autos de alta gama hasta artículos para el hogar. Un flaco 10,4% piensa en plazos fijos para cuidar sus pesos, una porción que se explica por el bajo nivel de las tasas de los depósitos respecto del costo de vida, realidad que el Banco Central apuesta a modificar. Es otra arma del Gobierno para intentar de bajar la propensión argentina a deshacerse de su moneda, como correlato de la falta de credibilidad en las gestiones que la respaldan.