Jueves, 20 Junio 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 20 Marzo 2019 21:45

Grotesco: Colombo usó una chica con culotte para repartir sus panfletos

Por Ernesto Simón

Sucedió en pleno centro: una chica calzada con culotte se puso a repartir panfletos del candidato a intendente Rodolfo Colombo. Acaso una de sus propuestas sea cosificar a la mujer.

Sin dudas les costará mucho al resto de los candidatos superar este grotesco lamentable. En pleno centro de la ciudad de San Juan, el candidato a intendente de la Capital, Rodolfo Colombo, estuvo haciendo campaña mientras una chica calzada con culotte repartía sus volantes de campaña. La muchacha viste también una remera con la leyenda: "Rodolfo Colombo", lo cual hace presumir que la actividad estaba planeada.

Sin embargo, la protagonista de la foto hizo su descargo y dijo: "Creo que no están viendo que es una maya de baile y me gustaría que saquen mi foto de esta publicación (en referencia a su foto en una fan page de Ni Una Menos San Juan), ya que estuve bailando por una hermosa actividad cultural y luego me gustó la idea de repartir folletos", al tiempo que añadió: "Desde ya fuerza en su lucha a ni una menos pero están equivocadas en este caso".

Como contrapartida, desde el colectivo Ni Una Menos San Juan le respondieron: "No estaba tu identidad y si no es por vos qué te expones en este posteo, no sería necesario sacarla. Ahora lo hacemos". En referencia a Colombo, las militantes de Ni Una Menos opinaron: "Lamentamos el doble discurso de candidatos que fomentan el patriarcado".

Este episodio se inscribe en un caso de cosificación de la mujer y debería intervenir el Inadi, porque se está usando a una persona para una actividad que nada tiene que ver con la exhibición de la figura femenina. ¿Es un concurso de modelos, una carrera de rally o una elección de candidatos?

Al parecer el estado de confusión generalizado hace que todo se mezcle: Colombo, un sujeto sin formación política y de convicciones flácidas, sabe que todo vale a la hora de atraer la atención de los votantes.

Si la política es la exposición de las ideas, ¿qué tiene que ver entonces la cola de una joven? Se le pide respeto a los ciudadanos y ciudadanas pero ¿realmente imparten respeto los políticos que quieren llegar a administrar un municipio del Estado?

Un repaso por el derrotero de Colombo

Para repasar la bochornosa trayectoria de Rodolfo Colombo, bástenos recordar que fue radical de cuna, luego ministro en el Gobierno de la Alianza durante la gestión de Alfredo Avelín, donde se lo recuerda repartiendo mercadería junto a Papá Noel en el Hiper Libertad. A los dos años, en 2003, participó como candidato en la lista de José Luis Gioja, disputando la intendencia. Ese año apenas si obtuvo un tercer lugar cómodo, derrotado por Diego Seguí y el exintendente Enrique Conti.

Más tarde fue candidato a diputado nacional en la lista de Cristina Kirchner, la Jefa de la Banda de Cacos que saqueó al país durante 12 años. Fue también candidato a gobernador por el radicalismo, donde obtuvo un resultado penoso.

Ya en 2015 fue candidato a intendente de la ciudad en el Frente Renovador, apoyando incondicionalmente a Sergio Massa, exjefe de Gabinete del Gobierno más ladrón de la historia argentina.

Finalmente, pasado el 2015 y llegando al 2017, recayó en las filas de Cambiemos, convirtiéndose en un macrista fervoroso. Basualdo le consiguió un buen cargo público en Anses. Es dable recordar que a Colombo casi no se le conoce actividad privada: el Estado ha sido siempre su modo de sustento y su tabla de salvación. Por obra y gracia del generoso Roberto Basualdo, hoy está como máxima autoridad del Anses en San Juan.

Figuras de la laya de Colombo hacen que la gente cada vez crea menos en la democracia y considere a los políticos como una caterva de bandidos despreciables.

Así nos va.