Domingo, 20 Octubre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 27 Abril 2019 10:21

PASO en Santa Fe: tres claves para entender el 7° llamado electoral del año

Por El País Diario

Más de dos millones de santafesinos irán a las urnas este domingo para elegir los candidatos que participaran en las elecciones generales del próximo 16 de junio.

Pasó Entre Ríos y llega Santa Fe. De la patagonia al litoral, el calendario nacional avanza y el día de mañana será el turno para que 2.669.708 de electores habilitados (8,1% del padrón nacional) definan los representantes para las elecciones del próximo domingo 16 de junio.

Desde una Boleta Única de papel y con el estreno de una nueva ciudad (San Jerónimo Norte, en el Departamento Las Colonias) los electores habilitados mayores de 18 años confirmarán candidatos a gobernador y vicegobernador; diputados (50) y senadores (19) provinciales; intendentes (45); concejos municipales (57) y comisiones comunales (308).

En una provincia donde desde que se implementaron las internas la concurrencia a las mismas oscila en un 65% (alcanza el 80% en las generales), se prestará especial atención a las ciudades con la mayor cantidad de ciudadanos en condición de votar, como son los casos de Rosario (726.746), Santa Fe (287.637); Rafaela (66.396), Villa Gobernador Gálvez (63.176) y Venado Tuerto (55.690).

Precandidatos a gobernador: Las internas como minoría
En sintonía con lo que viene sucediendo en la amplia mayoría de las P.A.S.O provinciales, la competencia interna partidaria no representa un punto de relevancia. Santa Fe no será la excepción y de las 7 listas presentadas, solo una (el frente “Juntos”) hará honor a esta instancia.

Esta tendencia se repite en los casos de diputados y senadores provinciales donde según lo dispuesto por ley la renovación del Parlamento es total. En el primero de los casos solo 3 de 14 agrupaciones políticas van a internas, es decir, un 21%, en tanto que la Cámara Alta muestra que 33 de 160  listas harán lo propio, un 20% en este caso.

Recordemos que las P.A.S.O tienen en su haber, potencialmente, dos facultades: Permitir el acceso a las generales a quienes superen el umbral electoral del 1,5% de votos recibidos, así como (y fundamentalmente) decidir el candidato en caso de que un partido presente más de un representante.

Los precandidatos por la gobernación de Santa Fe serán entonces:

Juan Antonio Bonfatti (Frente Progresista Cívico y Social)
José Manuel Corral (Cambiemos)
Octavio Crivaro (Frente de Izquierda y de los Trabajadores)
María Jimena Sosa (Nueva Izquierda)
Juan Antonio Martino (Espacio Grande)
Pablo Di Bert (Alternativa Federal)
María Eugenia Bielsa y Omar Perotti (Juntos)
Si bien podríamos pensar que en función a sus implicancias y eficacia el mundo podría ser un mejor lugar sin encuestas de intención de voto, lo cierto es que no lo es y un primer pantallazo sobre los candidatos ubican a Bonfatti, Corral y Perotti (en ese orden) como los mejores posicionados para este llamado.

En este sentido fue el propio gobernador Miguel Lifschitz quien auguró una dura derrota para Cambiemos. Quien no puede presentarse a una nueva reelección inmediata pues así lo dispone la Constitución, manifestó que esta tendencia puede observarse en términos provinciales y nacionales.

Ahora bien, ¿qué nos dice la última experiencia electoral en este sentido? Veamos que pasó en 2015, donde también se eligió gobernador y presidente.

En el llamado que derivó en el arribo de Miguel Lifschitz como gobernador de la provincia, podemos mencionar que fueron las elecciones más parejas de todo el año. En aquella oportunidad, el representante del Frente Progresista Cívico y Social se impuso a Miguel Del Sel, candidato de la Unión PRO Federal, por 1496 votos (30,64% a 30,56%).

No obstante, la tendencia del PRO o Cambiemos en términos nacionales fue diferente. En la segunda vuelta que enfrentó a Daniel Scioli con Mauricio Macri, la provincia se inclinó por el actual presidente quien cosechó una diferencia de 234.295 votos, número considerable si entendemos que la distancia final con el ex gobernador bonaerense fue de 678.774 voluntades.

El paralelismo y la eventual comparación entonces es compleja, entendiendo que si los candidatos, tanto en cantidad como representación partidaria, lógicamente difieren en los casos, lo mismo puede ocurrir en los eventuales resultados.

Lo que sí es lógico considerar es que lo que suceda en Santa Fe se inserta en el pulso electoral que se desprende de los seis procesos electorales previos. En ese sentido, y en adición a la relevancia propia por el peso propio de esta provincia, podemos leer este llamado como un nuevo capítulo en el destino de Cambiemos. 

Así como el marchar de la economía en términos nacionales incide en el desempeño electoral provincial, los resultados obtenidos en esta parada seguramente contribuyan a construir un estado de situación, no irreversible pero sí considerable, sobre las próximas elecciones nacionales.

Atendiendo tanto a que previo a las P.A.S.O presidenciales del próximo 11 de agosto al menos catorce provincias van a haber concurrido a las urnas, así como a que por el momento, en un escenario de incertidumbre total las candidaturas presidenciales no se efectivizaron, el único afectado por estos días parecería poder ser Cambiemos.