Viernes, 24 Mayo 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 17 Mayo 2019 19:55

El asesino César Milani negó las imputaciones por secuestro y tortura

Por El País Diario

El exjefe del Ejército y cómplice del Gobierno de Cristina es juzgado por el secuestro y torturas que sufrieron Pedro Olivera y su hijo Ramón en marzo de 1977.

El detenido exjefe del Ejército, César Milani, declaró este viernes en el juicio oral y público que se sustancia en su contra en La Rioja y negó haber participado en el secuestro de Pedro y Ramón Olivera, en 1977, y expresó su "solidaridad" con la familia luego de señalar que tiene "profundo respeto por todas las víctimas del gobierno militar".

"Nosotros recibimos las órdenes a través de oficiales de operaciones y los jefe de compañía. Nunca jamás podría haber dejado el servicio en horas de la madrugada para salir a hacer semejante operativo", dijo ante el tribunal Milani.

Milani, junto a otros doce imputados, es juzgado por el secuestro y las torturas que sufrieron en marzo de 1977 Pedro Olivera (ya fallecido) y su hijo Ramón, quien hoy declarará como testigo. 

Al momento de los episodios por los que es imputado en este juicio, Milani se desempeñaba como subteniente en el Batallón 141 de La Rioja, y está acusado de haber participado en un operativo para secuestrar y luego someter a tormentos a los Olivera.

Está imputado por los delitos de privación ilegitima de la libertad agravada, allanamiento ilegal, imposición de tormentos agravados y asociación ilícita.

Pedro Olivera fue uno de los primeros en denunciar a Milani. Lo hizo por primera vez en 1979, ante la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la segunda en 1984, registrada en el Nunca Más riojano.

En la audiencia de hoy en la capital riojana se encontraban presentes también los familiares del soldado Alberto Agapito Ledo, desaparecido en Tucumán en 1976, en un hecho por el que también se encuentra procesado Milani, bajo prisión preventiva. 

Por este delito de lesa humanidad, el teniente general retirado deberá enfrentar un segundo juicio oral y público, cuyo inicio está previsto para el 12 de septiembre próximo en Tucumán. 

A esos dos procesos se sumará este año un tercero, el correspondiente a la causa por presunto enriquecimiento ilícito, que ya fue elevada a juicio oral y público pero que aún no tiene fijada fecha de inicio.