Miércoles, 19 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 09 Junio 2019 20:20

Elecciones en San Juan: lo que dejó la votación del domingo 2 de junio

Por Ernesto Simón

El mapa político de San Juan ha quedado reconfigurado: Uñac consolidó su poder pero sabe que no está solo. Atrás viene Orrego con un caudal importante de votos y aceptación.

Mientras la provincia de San Juan sale poco a poco del esquema feudal que impuso Gioja durante 12 años, los ciudadanos y ciudadanas empiezan a tomar conciencia de que no existe el poder absoluto y también entienden algo que antes parecía una variable imposible: lo que no fue, puede llegar a ser.

Si bien el Partido Justicialista, con Sergio Uñac a la cabeza, obtuvo un triunfo cómodo, con más de 20 puntos de diferencia sobre el segundo, es necesario entender que Marcelo Orrego ha quedado esgrimido como la oposición más sólida de la provincia, con votos en todos los departamentos, lo cual lo exporta de Santa Lucía y lo ubica en la liga de los dirigentes provinciales con posibilidades hacia el futuro.

Uñac y su segundo mandato

Con el 55.84% de los votos logrados por el frente Todos, Sergio Uñac consiguió su propósito, la reelección y la continuidad de un proyecto que viene trabajando desde hace cuatro años. Cuentas ordenadas y una obsesión constante por generar empleo han sido una característica de el primer mandato de este Gobierno. 

Sin embargo, quedan deudas pendientes. Una de ellas es buscar la manera de conseguir una minería menos invasiva y con más beneficios para la provincia. Un sistema de explotación mixta, tal como se practica en Chile, sería muy beneficioso en términos económicos para los sanjuaninos y sanjuaninas. Es necesario mirar y copiar cómo se hace minería en Noruega y no en Níger.

Otro de los temas importantes que ha impulsado el mandatario local es el hecho de revitalizar la Educación y el Deporte, lo cual debe convertirse en política de Estado para que los gobernadores que sucedan a Uñac continúen esa línea que, sin dudas, mostrará sus frutos en un mediano y largo plazo.

En un mundo que va camino a la automatización del trabajo manual, a la eliminación del factor humano y a la producción de ciencia y tecnología como consolidación del poder económico real, los desafíos que tiene Uñac por delante son inmensos. El gobernador debería fijar un consenso con las demás fuerzas políticas provinciales para trazar programas a largo plazo, de lo contrario, San Juan sufrirá los embates de una geopolítica impredecible y cruenta.

Marcelo Orrego, con territorialidad y votos en todos los distritos

Quien piense que Orrego acaba de perder una elección, está subestimado la capacidad de aceptación y consenso que logró el candidato de Con Vos. Es la primera vez que este dirigente se presenta a una elección provincial. Haber obtenido el 33.91% de los votos lo consolida como el opositor más contundente y hoy es la única figura en condiciones de enfrentar al peronismo en San Juan.

Tras dos periodos como intendente de Santa Lucía, su gestión ha sido prolija y eficaz, dos virtudes que no son muy comunes en la política actual. Sin embargo la duda de todos era saber si Orrego conseguiría votos en los demás distritos de San Juan. La respuesta fue ese porcentaje para nada despreciable. 

Bástenos mirar cómo quedó configurada la Cámara de Diputados. Uñac metió 11 diputados proporcionales, Orrego logró 6 escaños. Además, hay que sumar los diputados departamentales, que son 19 más, los cuales, por lo general ingresaron de acuerdo al intendente que ganó en cada distrito.

El desafío de Marcelo Orrego será inmenso: consolidar la oposición, aportar su voluntad para un consenso a largo plazo y crecer en los distritos donde todavía no ha sido aceptado totalmente. 

El 2023 está a la vuelta de la esquina y, como se sabe, las urnas se sacan cada 2 años para que los ciudadanos y ciudadanas no se olviden que la democracia es de todos y el poder cívico está en el voto.

Martín Turcumán y el negocio de perder

A veces perder significa ganar, o viceversa. Martín Turcumán y su joven partido ADN, logró un frente con el socialismo y con otras fuerzas, el cual lleva el nombre de San Juan Primero. Se notó, saltó a la luz, que este frente tuvo recursos extraordinarios para invertir en propaganda política. 

Cartelería estática, pantallas led y una serie de avisos en todos los medios políticamente correctos, hizo que la figura de Turcumán se instalara en el imaginario colectivo de los sanjuaninos y sanjuaninas. No se entiende bien por qué no se le dio más visibilidad al candidato a vicegobernador, Conrado Suárez Jorfré, un hombre con formación política y jurídica, que podría haber traccionado votos en favor de este espacio político. 

Pese a todas las ventajas enumeradas y a la fallida estrategia de uno de los cerebros de ADN, José Peluc, Turcumán se quedó con el 3.95% de los votos. Al parecer, esta figura nueva de la política vernácula estaría tocando techo, ya que lleva dos elecciones en las que no supera siquiera el 4%.

Si se pudiese hacer un cálculo real, donde se evalúe costo por voto obtenido, el votante de San Juan Primero sería sin dudas el más caro. 

Quizá el manejo de recursos sea una de las claves en este espacio electoral, donde acaso la premisa sea casi un eslogan deportivo: Lo importante no es ganar sino competir.

Dignidad Ciudadana, un partido que busca consolidarse

Se trata de un espacio político joven, cuyos candidatos se encuentran en un sólido proceso de instalación. En este caso, lo que hace este partido casi sin recursos económicos es trabajar a pulmón y visitar a los vecinos y vecinas para fijar posición sobre temas centrales de la provincia.

Gustavo Fernández, candidato a gobernador, recogió el 1.67%. Quedaron instaladas varias figuras que en lo sucesivo posiblemente logren el voto de los ciudadanos. Hablamos de Alberto Lito Sánchez, que se llevó el 4.91% de los votos. Asimismo, el partido logró cierto nivel de conocimiento para candidatos de la talla de Federica Mariconda, Ricardo Marún y Fernando Moya.

Dignidad Ciudadana presentó en plena campaña un documento importante, donde elevaron una serie de propuestas a largo plazo para debatir entre todos los frentes políticos. Fue quizá el único partido que mostró sus ideas y dio a conocer propuestas concretas, en medio de una contienda donde el debate estuvo ausente con aviso.

Este sector político renunció a negociar con otras fuerzas y eligió ganar en independencia. Trazó líneas de pensamientos ideológicos, las cuales se pueden compartir o no, y resignó un concejal y un diputado a costa de obtener un perfil propio y una autonomía que acaso en el futuro pueda arrojar un resultado concreto en el esquema de poder local. 

La izquierda desunida, siempre será vencida

La izquierda atraviesa una crisis grande en la región. Brasil viró a la derecha, Argentina también. Sucede algo similar en Chile, Paraguay y Perú. En ese esquema, las ideas marxistas o latinoamericanistas crujen y buscan reinventarse a la espera de un tiempo mejor. Pero mientras las minorías de izquierda sigan desunidas elección tras elección, las chances de ganar serán casi nulas. 

Hay en el país un sólo caso donde la izquierda gana, gracias al trabajo infatigable del Partido Socialista. Se trata de la provincia de Santa Fe, donde el socialismo es gobierno desde hace décadas y ha logrado sostenerse gracias a una serie de alianzas estratégicas que repercutieron en triunfos concretos.

En San Juan, Alberto Agüero, del PTP, apenas alcanzó el 1.03%, un techo se podría decir histórico de un sector de la política que parece agotado en sus propias figuras. 

Por su parte, Mary Garrido, la candidata a gobernadora del MST Nueva Izquierda, obtuvo el 0.90%. Si bien enarboló un discurso opositor claro y contundente, la idea no cuajó en el electorado y la falta de unidad de la izquierda volvió a jugar en contra.

Cruzada Renovadora, la anacronía de un partido endogámico

Si algún día Cruzada Renovadora lleva al frente de su lista un candidato que no sea de apellido Avelín, será entonces el final de un entramado endogámico donde la política es entendida como una cuestión de familiar.

Este espacio llevó como candidata a gobernadora a Nancy Avelín, quien obtuvo el 2.14%. Sin dudas es una marca muy baja para un clan que supo ser gobierno en la provincia, bajo el mando de Alfredo Avelín, y ocupar la intendencia de la Capital, de la mano de Alfredito Avelín Nollens. Es decir, los hechos hablan por sí solos. Si siempre habrá un Avelín al frente de la lista, la situación se pone complicada y las reuniones de comité se convierten, sin quererlo, en una juntada familiar. 

De seguir así, Cruzada Renovadora no pasará de ser un partido testimonial aderezado con ese condimento fatal para la política criolla: la endogamia.

Punto final

Pretender analizar las elecciones pasadas en San Juan manteniendo un equilibro medianamente aceptable es casi una entelequia. La realidad es cambiante y el electorado local es muy particular.

La ciudadanía vernácula estuvo 12 años sometida por un gobierno intolerante, prepotente y obsesivo, como fueron los tres periodos del exgobernador peronista José Luis Gioja.

Salir de ese esquema mental llevará muchos años. Las generaciones venideras deberán entender que se puede pensar distinto, disentir con el poder central. El opositor deberá ser respetado y escuchado. Los espacios de expresión tienen que ser para todos. 

Si logramos entre Todos hacer que esas ideas de libertad imperen, estaremos logrando la Dignidad Ciudadana que San Juan Primero debe obtener para vivir en una democracia plena y sentirnos que, codo a codo, estamos Con Vos edificando una nueva democracia en la provincia. 

Si así no lo hiciéramos, Dios y la Patria nos lo demanden.