Miércoles, 19 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 11 Julio 2014 20:53

Alberto Rivas: Balearon la casa a un testigo clave para condenar al represor Olivera

Por
Según lo informó el diario Tiempo de San Juan, Alberto Rivas, testigo en la causa por delitos de lesa humanidad, sirvió para la condena de Jorge Olivera y sufrió un atentado en su casa. "¿Te gusta declarar contra militares? Ya tenemos dos en libertad", le gritaron. Acá una nota hecha por Daniel Tejada para Canal 13 de San Juan.



Al término de Argentina-Holanda, un hombre que fue clave en la condena al represor, hoy fugado, Jorge Olivera, sufrió un atentado en su casa de Chimbas, en Centenario y prolongación Maradona.

Alberto Rivas, que era un preso común en la época en que asesinaron en el Penal de Chimbas al detenido desaparecido Alberto Carvajal, declaró en el juicio en el que al represor le dieron cadena perpetua.

“El hecho sucedió a minutos del final del partido, entre las 20.15 y las 20.18. Yo estaba afuera, regando la casa, que es una casa rural acá en Chimbas. Veo venir un coche, me gritan: "¿Te gusta declarar contra militares? Ya tenemos dos en libertad", y a partir de ahí fueuna cantidad de balazos que en un primer momento no supe cuántos fueron”, dijo Rivas en entrevista con Canal 13.

“Fueron balas de gran calibre, que utilizan las fuerzas públicas. Cuatro balas dieron en una pared, dos balas más en otra pared, y dos balas atravesaron la puerta; tengo un balazo en mi cocina y un abollón en la garrafa. No fue peor porque Dios estaba de mi parte”, señaló.

“Yo no soy una persona que tenga problemas con vecinos. Estoy en mi casa, vivo solo. Fue un mensaje. A los 15 minutos del partido, con el estruendo de petardos, de bocinas, quién se va a imaginar escuchar una ráfaga de balazos”, explicó.

“20.19 tengo el primer llamado a la policía, 20.21 llamé de nuevo, y en tres minutos tenía un
patrullero. Estoy con custodia policial y sin dormir. Estoy pasado de vueltas, preocupado por mi familia y mis hijos”, lamentó.

“Cuando llegó el comando, se fueron a los 5 minutos, porque supuestamente habrían detenido el coche que baleó mi casa. De ahí hasta las 22 quedé solo. Lloraba, estaba solo con un amigo, y eso que para mí hasta ese momento eran sólo 4 balazos. Después descubrimos el resto”, explicó.

¿Lo quisieron matar? “Si tiraron por la ventana y por la puerta…no sólo me han querido dar un susto, acá hubo más que un mensaje”, consideró.

“Yo soy un ex presidiario. Nunca lo he negado, estaba preso por causa común, no política. Yo vi cuando lo colgaron y lo descolgaron a Carvajal. A 20 metros de diferencia. Yo lo veía de una ventana. Para todos era un suicidio. Cuando yo conté lo que había visto se asombraron, fue a pocos días del juicio. Ahí el juez me nombra como testigo, me ponen custodia, y yo voy y declaro, y soy uno de los pocos testigos al que la defensa de estos malandras no pudo refutar”, recordó.

“Yo declaré no por causas políticas. Yo no soy peronista ni de izquierda, fui porque durante 30 años tuve ese espectáculo en mis ojos”, concluyó.

Fuente: Tiempo de San Juan.