Viernes, 21 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 08 Julio 2014 08:04

Represión Nacional y Popular del Gobierno de Cristina La Muchacha Progre

Por
Por E. Simón
Gendarmería reprimió la protesta y liberó la Panamericana. Tras los incidentes, donde hubo disparos y piedrazos, las fuerzas del Ministerio de Seguridad desalojaron la autopista mano a provincia de Buenos Aires. En Córdoba ya son 5.000 los trabajadores afectados.

Hubo al menos unos diez heridos tras la represión que implementó el gobierno Nac&Pop de Cristina La Muchacha Progre. La cifra fue denunciada por los delegados sindicales que participaron de la protesta y corte de la autopista a la altura de Pacheco.

La medida fue realizada en el marco de un reclamo de integrantes de grupos de izquierda que se expresaban en adhesión a los operarios de la empresa autopartista Lear, que reclaman la reincorporación de los compañeros despedidos y el cese de las suspensiones. La recesión comienza a mostrar su ferocidad y deja trabajadores en la calle. Situación a la que los argentinos estamos bastante habituados.

Jorge Medina, delegado de la Comisión Interna de la gráfica RR Donnelley, denunció que "más de diez" manifestantes resultaron heridos luego de que la Gendarmería desalojara la autopista Panamericana. "Fue un operativo desmedido, reprimieron con camiones hidrantes y balazos de goma. Tenemos varios compañeros heridos. Más de diez, seguro", enfatizó Medina en declaraciones a radios de Buenos Aires.

Gendarmería, bajo el mando del Gobierno de los Derechos Humanos, lanzó líneas de agua desde carros hidrantes y disparó gases lacrimógenos y balas de goma, mientras que los manifestantes respondieron arrojando piedras.

Suspensiones y despidos en Crórdoba
En Córdoba se agrava la crisis que atraviesa el sector automotor por la caída en las ventas internas y en las exportaciones sigue causando estragos en el empleo. Renault y Fiat, las dos terminales que tienen plantas fabriles en esta capital, suspendieron al personal durante las dos primeras jornadas hábiles de esta semana. La decisión empresaria afecta a más de 5.000 trabajadores en total. Abarca a la mayor parte de los planteles: Fiat cuentacon alrededor de 3.700 operarios, mientras que Renault tiene 1.800.

También General Motors (GM) suspendió la producción en los viernes de mayo y junio para no seguir acumulando inventarios. En la empresa, sin embargo, dijeron que no tienen nuevas suspensiones programadas. Honda, en tanto, paró su producción de motos y autos a principios de junio durante un mes corrido.