Imprimir esta página
Jueves, 19 Octubre 2017 19:18

Detuvieron a Roberto Baratta, el número dos de Julio De Vido

Por El País Diario

Fue por orden del juez Caludio Bonadio, quien además pidió la detención y desafuero del exministro Julio De Vido que resiste refugiado en el Congreso.

Detuvieron al exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, mano derecha del exministro K Julio De Vido. Fue por orden del juez federal Claudio Bonadio, en la causa que investiga la contratación de barcos de gas natural licuado. Además, lo embargó por mil millones de pesos. Lo atrapó la Policía de la Ciudad en su casa de José Hernandez al 2000, en el barrio de Belgrano.

En su fallo, el magistrado pidió la detención para De Vido, a quien procesó con prisión preventiva. El arresto del exministro, que está afectado por múltiples causas relacionadas con su labor durante los Gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, no podrá llevarse a cabo todavía porque cuenta con la inmunidad de arresto que le proporcionan sus fueros como diputado.

Roberto Baratta aglutinaba áreas como las obras públicas y las políticas en energía y vivienda. En el expediente se investiga si hubo delito en la manera en que la empresa estatal Energía Argentina (Enarsa) adquirió durante el kirchnerismo gas licuado para proveer dicho fluido al sistema energético nacional.

Bonadio procesó, sin prisión preventiva, al exsecretario de Energía, Daniel Cameron, y los expresidentes de Enargas, Exequiel Espinosa y Walter Faygas. Además, resolvió trabar un embargo por mil millones de pesos (57,3 millones de dólares) a cada uno.

La denuncia fue presentada en 2014 por la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, el senador Federico Pinedo y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que entonces eran diputados de la oposición. Pidieron saber si hubo "dádivas o sobornos" en las negociaciones para la importación de gas, a partir de una entrevista brindada al diario La Nación por el exministro de Obras y Servicios Públicos Roberto Dromi, en octubre de 2014. Dromi aseguraba ser asesor de De Vido y afirmó que los contratos no tenían los "códigos de transparencia" que la ley le exigía a Enarsa, y que el modo en que la Argentina compraba el gas no se ajustaba a la legislación local.

Nicolás Wiñazki evaluó que el exministro K "se ve venir un destino similar al de Baratta, no sé si por esta causa sino por la de malversación de fondos de Río Turbio". El periodista de TN Centralcontó además que el exfuncionario K está "muy enojado" con la expresidenta Cristina Kirchner.

Fuente: TN