Miércoles, 16 Octubre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 28 Febrero 2018 18:39

Cristina faltó a la elección de autoridades del Senado y perdió un cargo clave

Por El País Diario

El jefe de su bloque intentó sin éxito nombrar a la exdiputada Di Tullio como prosecretaria en un cargo irrelevante, pero que servía para darle empleo.

Cristina Kirchner dejó su banca vacía en la elección de autoridades del Senado, pero no pasó inadvertida: el jefe de su bloque intentó sin éxito nombrar a la ex diputada Juliana Di Tullio como prosecretaria de coordinación operativa, un cargo irrelevante, pero que al menos servía para darle empleo a su ex líder en Diputados.

La ex presidenta pudo anotarse una cucarda: logró que 8 senadores del bloque Justicialista conducido por Miguel Pichetto votaran a favor de Di Tullio, amparados en la necesidad de sumar una autoridad mujer en el Senado.

Di Tullio quería ser secretaria de coordinación operativa, pero la unión entre Cambiemos y el Bloque Justicialista se impuso. Igual, recibió el apoyo de 8 senadores cercanos a Pichetto. 

Como anticipó LPO, Omar Perotti fue nombrado vicepresidente, un cargo que corresponde al Justicialismo y desató una feroz interna que recién se destrabó ayer por la noche. Fue necesario que el formoseño José Mayans cediera la vice del bloque al cordobés Carlos Caserio.

El oficialismo no tuvo sorpresas: Federico Pinedo fue reelecto presidente provisional y el radical Juan Carlos Marino vicepresidente primero. El kirchnerismo hizo gala de su condición de tercera minoría y nombró a la chaqueña María Pilatti Vergara.

No conforme, Marcelo Fuentes, el jefe del bloque FpV-PJ, pidió la secretaría de coordinación operativa para Di Tullio y se basó en su condición de tercera fuerza y en la necesidad de sumar mujeres a la conducción.

"Salvo ahora que hay una vicepresidenta segunda (en referencia a Pilatti Vergara), todas las autoridades son varones", protestó el neuquino. Romero recordó que el reglamento no indica que ese cargo deba responder a la tercera fuerza y que hace muchos años lo ocupaban miembros del bloque oficialista. No habló de género.

Pero la impensada rebelión llegó desde adentro del bloque justicialista y liderada por la rionegrina Silvina García Larraburu y la pampeana Norma Durango, que levantaron la voz a favor de Di Tullio y hasta presentaron un proyecto para garantizar que la mitad de los funcionarios del Senado sean mujeres.

Pichetto no soportó la provocación de Anabel Fernández Sagasti. "¡Por favor! ¡Esta Cámara votó la paridad en las listas!", se indignó.

"Ya hay dos propuestas, lo ideal es que se vote", terció María Fiore, salteña y parte del interbloque de Romero. Torres ganó 44 a 18. Se le rebelaron a Pichetto sus pares García Larraburu, Durango, Inés Blas, Sigrid Kunath, Cristina López, Beatriz Mirkin, José Mayans, y Daniel Lovera.

Claro que fue clave el aporte de Cambiemos, que prefirió no meterse en el debate. Di Tullio se perdió el voto de Cristina, que no fue, pero también el de Adolfo Rodríguez Saá, otro que dejó la banca vacía.

Otro ausente fue Menem y así la sesión preparatoria se llevó a cabo sin los tres ex presidentes del recinto. El resto de las autoridades fue reelecta sin polémica: el radical Juan Tunessi seguirá como secretario parlamentario, a cargo de coordinar las sesiones y las comisiones.

El secretario administrativo es Helio Rebot, con la misión de controlar los gastos, un cargo que siempre ocupa alguien de suma confianza con el presidente de la Cámara.

Pichetto tendrá bajo su mando a los prosecretarios, dos ex senadores: Mario Daniele es el administrativo y Eric Calcagno el legislativo. Torres será el proecretario de coordinación operativa. Cristina quería a una mujer. 

Fuente: La Política Online